El escándalo de Johnny Depp y Amber Heard: cuando Hollywood cuenta la historia de una relación tóxica

Como tantas otras relaciones, la pareja de actores tuvo su bella historia de amor que terminó en un matrimonio violento, con agresiones, abusos (físico y emocional) y acusaciones cruzadas. Más allá del escándalo a la medida, una reflexión sobre amor (desamor) y pareja de la coach Natalia Barrera.

Una relación amorosa se da entre dos personas. Por eso al unirnos y formalizar la relación amorosa decimos “somos pareja”, y todo lo que sucede dentro de la pareja es pareja para ambos. Cuando la química del amor nos toca vemos a la otra persona “perfecta”, Somos amorosos estamos en plan de conquista y cedemos ante el otro “pues en el amor se pierde siempre”, por eso funciona “porque por amor pensamos más en el otro que en nosotros mismos”. Esa es la razón por la cual funciona una relación amorosa.

Las crónicas de un matrimonio violento: Johnny Depp versus Amber Heard.

El tema es que en el enamoramiento la química llega a su fin y entonces “aparece la mentira”, la desilusión “no hay príncipes, no hay princesas, ya no todo es tan perfecto y entramos en la etapa de “decidir amar”.

Cuando se va la etapa del enamoramiento tenemos que decidir amar al otro con sus luces y sus sombras. Y cuando no aceptamos las sombras del otro la llama del amor se transforma en un incendio un “caos” que los lastima a todos.

El amor es pérdida

Estamos en una época donde nadie quiere perder: “queremos tener pareja, pero sin perder la libertad”, “queremos vivir juntos, pero sin compromisos”, “queremos los mismos derechos, pero ninguna obligación”. Básicamente nadie quiere perder y como el amor es pérdida, Nadie encuentra amor. El amor no es poseer al otro, el amor es compartir “con el otro” y para compartir “yo me quedo sin una mitad para darle la mitad al otro” ( lamentablemente este acto se da en las separaciones y no en las uniones como debería ser),

La palabra “casados” significa eso dos personas en una misma casa, en un mismo lugar “compartiendo”, el símbolo del anillo en el dedo “anular”, habla de eso “de anular una parte nuestra por amor al otro”, el tema es que con el tiempo nos olvidamos que toda relación para que funcione se tiene que ALIMENTAR , si no jamás se logra construir un vínculo fuerte que soporte el paso del tiempo, la rutina y los gustos propios.

Muchas relaciones que comenzaron como una bella historia de amor se termina transformando en un cuento de horror que a veces nombramos como una relación tóxica, violenta, abusadora, donde ambas partes comienzan con maltratos de todo tipo ¿por qué pasa esto? ¿dónde quedó el amor?, ¿por qué cambia tanto la relación?

Para entender el origen de toda relación tóxica, tenemos que entender que el amor cuando no se alimenta  tiende a convertirse  en  una relación de “AMO” y al otro en “ESCLAVO”, entonces si vos me amás “hacés lo que yo te digo” y te sometés a mi “como un esclavo”,  donde el esclavo termina “sediento” por el otro ( pero esta vez no es porque lo quiera, si lo por miedo).

Cuando el amor no está y la relación sigue “es porque el amor se convirtió en miedo”, entonces vemos parejas que no se separan por miedos: “no tengo dinero, cómo voy a sobrevivir sin mi marido” (mejor me quedo), “ no me separo por mis hijos, tengo miedo que sufran o que me odien si me separo”, y así infinidad de situaciones: “ninguno quiere irse de la relación por miedo, pero a su vez tampoco quiere alimentar el amor. Entonces empiezan los cortocircuitos, las peleas y la llama del amor se convierte en una llamarada de enojo, ira y violencia.

Amber Heard y Johnny Depp en los buenos tiempos. Hoy cruzan duras acusaciones. Foto: Archivo Atlántida.

Decisión y “buena alimentación” del amor

El problema radica en que nadie nos enseñó que es el amor verdadero y como lograr que una pareja funcione. Otro tipo de relación tóxica es la que produce la rutina y la falta de deseo va desgastando toda relación hasta que se transforma en “apatía” “indiferencia”, directamente conviven en la misma casa pero hacen vidas separadas. Se aguantan mutuamente aunque en el fondo se sienten desdichados.

¿Cómo se llegó esto? Llego porque nadie nos dijo que tenemos que Decidir amar al otro “elegirlo” y alimentar la relación. Nadie nos dijo que el amor con el tiempo se transforma en ternura, que el deseo nace del humor, de la comunicación, de la interacción con el otro. El amor se fue cuando dejamos de escuchar al otro “cuando nos dejó de importar que le interesaba”, el amor se fue cuando “nos volvimos egoísta, pensando en recibir en vez de dar ”, el amor se fue cuando ya no queríamos perder nada de nada… cuando nos comparamos con  otras parejas o tenemos la ilusión de amar como en las novelas y películas que vemos.

El amor se va cuando comparamos amor con atracción sexual. El sexo es simplemente uno de los medios de conexión  que podemos tener con el otro, solo uno. Hay infinitos medios de conexión que están ahí para que explores y que muy pocos conocen.

Gritamos, peleamos, discutimos, nos enojamos porque no nos sentimos amados. Porque sentimos que ya no somos importantes para el otro. Todo buscamos el amor, y el único recuerdo de amor verdadero que tenemos fue cuando éramos bebés “llorabamos”, “nos enojábamos” y mamá y papá estaban ahí para llenar ese vacío y darnos su atención.

Amber Heard
Amber Heard libra una batalla contra su ex, el actor Johnny Depp. Foto: Archivo Atlántida.

Entonces cuando sentimos que tenemos “HAMBRE” de amor nuestra mente inconsciente activa la función “bebé” “lloramos”, “discutimos”, “golpeamos cosas”, para que el otro nos oiga y se acerque. Pero como ya no somos bebés “nadie viene” y entramos en el abandono. Nadie quiere sentirse solo y abandonado entonces “si no tengo a alguien que me alimente”, “me alimentare con cosas que tapen ese vacío”, y ahí empiezan los vicios, drogas, alcohol, comida en exceso. 

Puede interesarte

Cómo cortar una relación tóxica

Para cortar una relación que ya no queremos más tenemos que atravesar el miedo. Soltar a pesar del miedo, soltar con miedo (porque el miedo está ahí porque es el recuerdo del amor que ya no está ahí). Pero si pudieras decidir “amar” a tu pareja, ¿seguirías con esa persona?… si la respuesta es si, llegó el momento de alimentar la relación y si los dos están de acuerdo se puede formar un vínculo nuevo de amor.

Si  vos querés y el otro no, por amor “solta” déjalo libre, el amor es Libertad. Si no estás actuando como un AMO y querés mantener al otro como un ESCLAVO. Si ya no queda nada por hacer, lo mejor es la Libertad para ambos. Vaciarse de creencias y limitaciones y decidir ser felices por caminos separados.

Toda persona que quiera amar tiene que saber que VA A PERDER, si está dispuesta a perder  por el placer enorme de sentir el mayor de los sentimientos por otro ser, sabiendo que el acto de amar es “dando sin esperar recibir”

Lo único tóxico de lo que tenemos que vaciarnos es las creencias que tenemos sobre el “amor”, el niño siempre PIDE, quiere recibir … el adulto DA, brinda al otro. Si queremos relaciones maduras debemos alimentar el amor escuchando al otro, dedicándole tiempo, teniendo gestos amorosos…. y esto se hace a la par!

La autora

Natalia Barrera es fundadora y directora de la Escuela Nefer. Comenzó su carrera como descodificadora de síntomas, estudió e investigó disciplinas como neurociencias, epigenetica, hipnosis, neurobiología, física cuántica, programación neurolingüística y psicogenealogia, entre otras, con el objetivo de comprender cómo funciona nuestra mente, porque nos enfermamos y porque no logramos nuestros objetivos. En el año 2014 creó el método Alquimia Femenina, dirigido a mujeres que quieren un cambio profundo en sus vidas, liberarse del pasado, para así desactivar cualquier síntoma, limitación o conflicto y renacer como una persona completamente nueva. En 2016, junto con Fernanda Amorosi, desarrolló el método DESPROGRAMA los kilos que te sobran, un sistema que elimina las dietas para enseñar  a cambiar hábitos entrenando su mente.

Leé sobre otra forma de amar y formar pareja: Cómo lograr (construir) una pareja saludable: más autoestima, menos dependencia

Ir Arriba