Greta Thunberg, la adolescente que encabeza la huelga por el clima

A los 16 años, esta chica está revolucionado la escena climática mundial. Ahora encabeza una protesta global de estudiantes, la huelga por el clima bajo la frase “No hay planeta B”.

Comenzó en Australia y en varias regiones del Pacífico por una cuestión de huso horario. La huelga por el clima promovida por Greta Thunberg se expandió por Europa y que la ola se replica a unas 5000 ciudades. En la Argentina, las principales protestas están convocadas para el próximo viernes 27 de septiembre en todo el país, desde Salta hasta Tierra del Fuego. Se trata de la huelga escolar por el clima.

Con 16 años, Greta se convirtió en una activista destacada. Su lucha: pelear contra el cambio climático.

Su promotora, Greta Thunberg, busca crear la mayor manifestación desde que comenzaron los “Fridays for future” (“Viernes por el futuro”), en donde invita a los estudiantes a cerrar los cuadernos y salir a la calle a protestar para generar un cambio de consciencia por el clima del planeta.

Greta Thunberg liderando la marcha en Nueva York.

Esta huelga se hace justo antes del a Cumbre sobre el Clima que se celebrará en la sede de la ONU, de Nueva York, y a la cual asistirá la joven activista sueca de 16 años.

Según las últimas cifras publicadas por la ONU, para tener alguna posibilidad de frenar el calentamiento del planeta en un grado y medio centígrado (+1,5°C) por encima a la temperatura del siglo XIX, el mundo tendría que tener cero emisiones de carbono en 2050.

La huelga por el clima en Nueva York.

“Aprendí que nunca somos demasiado pequeños para hacer la diferencia”, declara la sueca Greta Thunberg. Poner a los gobernantes incómodos parece ser su misión. ¡Y la cumple a rajatabla! Es que, bajo la premisa de que no hay tiempo que perder si hablamos de nuestro planeta y futuro, esta adolescente de 16 años hizo que todos pusiéramos un ojo en la situación del medio ambiente.

La marcha en Kabul, Afganistan.


Todo comenzó el año pasado. Greta se pasó todo un día sentada en la vereda del Parlamento sueco mostrando un cartel donde se leía “Huelga escolar por el clima”. Greta –por entonces de 15 años- demandaba que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París.

“A mí no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta”. El estado del medio ambiente fue una preocupación que se grabó en su mente desde que, a los 8 años, le contaron sobre algo llamado ‘calentamiento global’.

“Si unos pocos chicos pudimos conseguir titulares alrededor del mundo por no ir al colegio, imagínense qué podríamos hacer todos juntos si realmente quisiéramos”. Greta lideró la primera marcha contra el cambio climático en Estocolmo. Ella misma tomó la decisión de comenzar a faltar a clase como una manera de protestar contra la situación ambiental. Su madre, Malena Ernman (una renombrada cantante de ópera) y su padre Svante Thunberg (actor) vieron que no era un capricho teen. Alineados con su pensamiento, pronto sus compañeros se sumaron a su huelga y cada viernes la repitieron bajo el hashtag #fridaysforthefuture.

Greta Thunberg recibió el premio más prestigioso que entrega la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional por su movimiento “Fridays For Future” (Viernes para el futuro) que la convirtió en ícono internacional. Y está entre las candidatas favoritas al premio Nobel de la Paz 2019.

Ir Arriba