Mujercitas vuelve con el girl power que reivindica el “espíritu feminista” de la novela original

La novela de Louisa May Alcott se publicó hace 150 años y desde entonces es best-seller y un clásico de la literatura juvenil, identificado con el universo femenino. ¿Por qué en tiempos de cambios y deconstrucción de modelos tradicionales esperamos tanto su nueva adaptación cinematográfica? Algunas respuestas y los afiches oficiales de la película que se acaban de presentar.
Emma Watson, garantía de la impronta feminista de la nueva versión cinematográfica de “Mujercitas”. Foto: Instagram.

Hace 150 años, el 30 de septiembre de 1868, se publicó por primera vez Mujercitas. Fue un éxito inmediato de ventas (a fines de octubre ya se habían agotado los dos mil ejemplares de la primera edición) y convirtió a su autora, Louisa May Alcott, en una celebridad.

Desde entonces, esta novela inspirada en las propias experiencias de la autora y que muestra la vida cotidiana de una familia compuesta por mujeres, no ha dejado de reeditarse y de tener adaptaciones al teatro y al cine (el 23 de enero de 2020 se estrenará la esperada versión de la directora estadounidense Greta Gerwig, protagonizada por Saoirse Ronan, Emma Watson, Meryl Street, Florence Pugh, Eliza Scanlen y Laura Dern).

Saoirse Ronan, la heroína de Louisa May Alcott vuelve. Foto: Instagram.

“¿Qué es lo que convierte a Mujercitas en el libro más querido de la infancia femenina?”, se pregunta Anne Boyd Rioux en el prólogo de “El legado de Mujercitas. Construcción de un clásico en disputa” (Ampersand). “Tal vez sea la manera en la que describe el hogar”, arriesga. “Los lazos familiares y la fortaleza para sobrellevar la guerra, el matrimonio, los largos viajes a través del océano e incluso la muerte, un tiempo anterior a la fragmentación de la familia. Sin embargo, más que recuerdos tiernos, Mujercitas trae fuertes sentimientos de identificación, especialmente entre las lectoras”, explica Rioux.

Meryl Streep y Laura Dern, dos actrices clásicas y modernas, al servicio de una nueva versión de una novela histórica. Foto: Instagram.

Cómo releer Mujercitas

Durante décadas Mujercitas fue considerado un texto conservador, una simple novela para adolescentes que reforzaba los convencionalismos del siglo XIX. A partir del siglo XX, motivó intensos debates sobre en qué medida se oponía o no a la ideología dominante. Sus temas transversales –el desarrollo de la identidad femenina, la rebelión doméstica– hicieron de la novela un texto base de la crítica feminista.

Por encima de la tierna historia sobre la formación de cuatro muchachas, se puso el foco en las dificultades que tenían las mujeres por el hecho de crecer en una cultura patriarcal.

Mujercitas trata sobre cómo se construye el género. Foto: Instagram.

¿Puede leerse Mujercitas como un texto feminista? En todo caso, la novela trata sobre cómo cuatro chicas se convierten en mujeres, y por ende sobre cómo se construye el género. Alcott sugiere de algún modo que una mujercita no “nace”, sino que “se hace”.

Leé más sobre la película Mujercitas de Greta Gerwig: 5 razones por las que ya amamos la nueva “Mujercitas”

Para que una obra literaria perdure, debe contener temas y personajes que inspiren identificaciones y debates como si lo narrado en sus páginas fuera la vida real. Mujercitas es un libro complejo y por momentos contradictorio, capaz de despertar reacciones apasionadas. A pesar de los ciento cincuenta años que lleva la discusión, nada se ha resuelto aún. Las jóvenes siguen encontrándose en el libro, sigue siendo una lectura que pueden relacionar con sus vidas a medida que pasan a la adultez y evalúan lo que fueron sus años de formación. Y un tesoro a heredar a las generaciones futuras.

Mirá el trailer: El trailer de Mujercitas siglo XXI

El 25 de diciembre próximo se estrenará la esperada versión de la directora estadounidense Greta Gerwig. Foto: Instagram.

Mujercitas se viste a la moda: Efecto “Mujercitas”: El vestido romántico (o prairie dress) se instala en el street style y es tendencia

Ir Arriba