Nació la bebé de la familia argentina que hizo la cuarentena en un velero frente a Río de Janeiro

Constanza Coll y Juan Manuel Dordal fueron papás por segunda vez. Junto a su hijo Ulises (4) hace año y medio que navegan las costas brasileras y haciendo vida de a bordo. Pandemia y cuarentena mediante, Renata nació (como estaba previsto) en Río de Janeiro.
Constanza y Juan minutos después de la cesárea, con Renata.

Tal como estaba previsto, el lunes 1° de junio nació Renata, la bebé de Constanza Coll y Juan Manuel Dordal. Ellos junto a su hijo Ulises de 4 años, hace un año y medio decidieron dejar todo en Buenos Aires para hacerse a la mar. Viven en un velero recorriendo las costas brasileras. En medio de la travesía, Constanza quedó embarazada y después los sorprendió la pandemia de coronavirus.

Ulises juega con la panza de Constanza.

Constanza Coll es periodista. Juan Manuel Dordal es psicólogo y profesor de vela. Juntos decidieron hacer de la navegación un estilo de vida. En setiembre van a ser dos años desde que dejaron todo en Buenos Aires (departamento, profesiones, familia y amigos) para zarpar y hacerse a la mar con Ulises, su hijoSu proyecto se llama El Barco Amarillo en honor al primer velero con el que iniciaron esta travesía (ahora lo cambiaron por uno más grande).

Esta es Renata.

Hablamos con ellos sobre cómo venían llevando la situación hace poco más de un mes. “En Bahía hay poca infraestructura hospitalaria o mala, y decidimos volver a Río. Estuvimos cursando el embarazo navegando hasta Ihla Grande, donde pasamos todo el verano y vinimos para Río porque encontramos un lugar más preparado en este contexto de coronavirus y con más opciones de maternidades privadas y públicas como para recibir a nuestra hija“.

Constanza y Renata.

Nacer en medio de una pandemia

“Tengo una obstetra en Argentina que me iba diciendo qué controles tenía que hacer semana a semana (análisis de sangre y ecografías). Y a medida que iba parando en diferentes puertos, iba haciendo los estudios. Hicimos base todo el verano en Angra Dos Reis, donde tuve una obstetra privada que fue siguiendo el embarazo. Ahora vinimos a Río cuando el coronavirus nos sorprendió“, nos contó hace poco Constanza.

En brazos de Juan.

La maternidad donde nació Renata es privada, pero cuenta con la ventaja que no atiende casos de covid 19, una gran seguridad en el contexto que se vive hoy. Ellos tuvieron que pagar 2.000 dólares en cuotas por la cesárea. Renata “nació en la semana 39 y medio de gestación y con cesárea programada, sin complicaciones. Pesó 2,8 kilos y midió 46 cm“, nos cuenta emocionada Constanza desde la clínica.

Ulises pudo conocer a su hermana.

“Durante el parto, Ulises se quedó con una familia amiga”, señala Constanza. Ese era una de las cuestiones que tenían que resolver Constanza y Juan cuando le hicimos la entrevista hace poco más de un mes. Y ya pudo ir a la maternidad a conocer a su nueva hermana. Después de dos días de internación, a Constanza y a Renata le darán el alta y podrán retomar la vida a bordo.

Puede interesarte

Ir Arriba