La emoción de Marcela Tinayre al recordar a su padre, Daniel Tinayre – Revista Para Ti
 

La emoción de Marcela Tinayre al recordar a su padre, Daniel Tinayre

La conductora aseguró que al día de hoy lo extraña mucho y lo invoca en situaciones en las que no sabe qué hacer.
News
News

Este jueves, Marcela Tinayre visitó el piso de "LAM" y recordó con mucho cariño a su padre, Daniel Tinayre, quien falleció en 1994 por una hemorragia gastrointestinal derivada de una complicación de su cuadro de Hepatitis B.

"Mi viejo era un ser talentosísimo. Buenísimo. Me decía cosas que me quedaron muy grabadas, tenía sus frases célebres. Me decía 'la gente que trabaje con vos siempre tiene que estar feliz, contenta, en cualquier cosa que hagas en la vida'. Me decía tamién 'en este país la mujer es realmente independiente cuando tiene independencia económica'; me lo decía de chica, 'arreglate sola, laburá'. Y otra frase era 'un éxito nunca se abandona'".

Asimismo, la conductora relató una anécdota sobre lo inquieto que era Daniel y su pasión por la arquitectura, carrera de la que le faltaron solo dos materias para recibirse en Francia. "Era casi arquitecto, y tenía la manía de modificar mi casa. A todos los amigos les hizo planos. Un día yo me fui a París (trabajaba en Dior), cuando volví me di cuenta que me faltaba una puerta. No le hablé un mes por eso. Pero era un tipazo".

Marcela Tinayre y su padre
Daniel Tinayre y Marcela.

"Era muy mimada de él, no se enojaba conmigo. Me enseñó cosas maravillosas de la vida, culturalmente, de todo. Me iba a visitar y me enseñaba cosas de Francia, de nuestra familia, fuimos al pueblo donde vivía, me mostraba todo con mucho entusiasmo", continuó Tinayre sobre el gran vínculo que la unía a su padre. Sin embargo, también reconoció que discutían mucho por el fuerte carácter de ambos: "Cuando íbamos al cine con ese clima espantoso que tiene Francia salíamos y en la puerta debajo de la lluvia discutíamos el final de la película".

Y, sobre su partida, recordó: "Cuando tuvo su Hepatitis B y estaba en la cama me decía 'escuchame una cosa, Marcela, yo no me puedo morir, tengo muchos proyectos'. No esperaba morirse. Estaba espléndido, físicamente se cuidaba muchísimo".

"Era un ser que hasta el día de hoy muchas veces lo invoco porque lo extraño. No hay momentos especiales, pero ciertas situaciones que digo 'ayudame, esto cómo lo resolvería'", concluyó Marcela Tinayre.

Más información en parati.com.ar

 

Más Para Ti

 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig