Qué es la inteligencia emocional y por qué es tan importante aprender a desarrollarla – Revista Para Ti
 

Qué es la inteligencia emocional y por qué es tan importante aprender a desarrollarla

Se puede decir que una persona es inteligente emocionalmente cuando logra identificar sus emociones, integrarlas con su pensamiento y alinearlas con su accionar. Para ello es clave saber identificarlas y expresarlas adecuadamente.
Lifestyle
Lifestyle

Bronca, alegría, vergüenza… hay muchas preguntas que seguramente se suele hacer en relación a sus emociones, especialmente en aquellos momentos en que estas le duelen. Pero de todas esas inquietudes, hay algo de lo que no hay duda y es que sentís vos.

El valor de las emociones

Ahora bien, ¿que son las emociones? A nivel corporal, es posible afirmar que las emociones son aquello que le hace cosquillas en la panza, dándole un nudo en el estomago, haciéndole sentir la cara caliente, o roja… estas y tantas más son algunas de las manifestaciones físicas que tienen las emociones. Es decir, las emociones se sienten en el cuerpo.

Además de cuerpo, las emociones involucran un aspecto afectivo importantísimo que es el que le permite dar cuenta de cómo está, como se siente: placer / displacer, agrado / desagrado, le hacen saber qué es importante para usted y qué no lo es, con quién está cómodo y con quién no lo está.

Nos expresamos a través de las emociones

Las emociones también sirven para comunicarse, así el llanto avisa a un ser querido que necesita contención, compañía, la risa demuestra felicidad y ganas de compartir. Lo que suele suceder y ser motivo de conflicto es la distorsión en la interpretación de estas señales o bien la dificultad en la expresión de sus propias emociones.

Se puede decir que una persona es inteligente emocionalmente cuando logra identificar sus emociones, integrarlas con su pensamiento y alinearlas con su accionar. Para ello sabe identificarlas y expresarlas adecuadamente.

La inteligencia emocional no apunta al control de las emociones sino al conocimiento, al ser consciente y poder regular su expresión. Si bien no hay que controlar las emociones, tampoco hay que dejarse invadir, avasallar por ellas. Lograr postergar su realización o aplacar su expresión puede ser un desafío que muchas personas suelen intentar y al cual muchos suelen sucumbir. Pero allí radica la cuestión, comprender el sentido de lo que le pasa, ya sea para intentar resolver, modificar o bien aceptar.

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig