Animate a la deco en fucsia y sumale buena vibra a tus ambientes (¡queda espectacular!)

Alegre, intenso y lleno de energía, el fucsia es un color que merece respeto. Bien combinado, queda impecable, incluso glamoroso; pero en exceso puede resultar lo opuesto. ¿Aprendemos a usarlo?

Una exagerada composición en tonos de fucsia y rojo, que sin embargo se lleva bien con el piso y las paredes de cemento alisado como contención. (Pinterest).

El fucsia en la decoración

Mezcla de rojo y violeta, el fucsia se destaca por sumarle al ambiente una cuota de energía, alegría y entusiasmo. Es un gran aliado como elemento diferenciador, para destacar una pared, un mueble, un objeto o algún otro detalle del ambiente.

Pero ojo: al ser un color fuerte y atrevido, es importante no abusar de él y saber usarlo adecuadamente.

En una ambiente sobrio dominado por los grises, el color fucsia enciende y suma alegría. (Pinterest).

¿Con qué estilos se lleva bien el fucsia?

Hay que reconocerle otra cualidad: el fucsia se lleva bien con todos los estilos. En un espacio clásico, aporta la necesaria frescura; en uno romántico, acompaña con vigor. En cuartos adolescentes, parece replicar la energía de sus ocupantes. Es femenino pero no empalagoso y se lleva tan bien con los ambientes grises y neutros, que queda impecable como condimento para un diseño interior más sobrio o masculino.

Detalles glamorosos en fucsia: en este caso, de la mano de las fundas de los almohadones y las flores. (Pinterest).

Dónde usar el fucsia

  • Para destacar un muro en un living, comedor o cocina.
  • En la pared cabecera de la cama, casi a modo de respaldo.
  • Como tapizado de un sofá o sillón, sobre todo si se trata de un diseño clásico o de estilo.
  • En una banqueta a los pies de la cama.
  • O en almohadones, como condimento de un sofá en un tono neutro.
  • En accesorios: lámparas, ropa de cama, cuadros.
  • Y por supuesto, en flores.

Las mejores duplas para el fucsia

  • Si buscás un efecto romántico, probá mezclarlo con rosas pasteles y blancos.
  • Si querés un efecto elegante y glamoroso, combinalo con negros o grises.
  • ¿Te animás a un contraste más fuerte y alegre? Combinalo con amarillo, no te vas a arrepentir.
  • ¿El sumun de la elegancia? Como tapizado, con toques dorados como complemento.

Un sofá de estilo que se renueva con su tapizado en color fucsia. (Pinterest).
Para un dormitorio moderno, fucsia en los cuadros y la manta pie de cama. (Pinterest).
Si te animás, combinalo con amarillo, queda divertidísimo. (Pinterest).

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba