Relajá tu pelo: el estrés puede debilitarlo y provocar la caída – Revista Para Ti
 

Relajá tu pelo: el estrés puede debilitarlo y provocar la caída

Frente a episodios de estrés, el pelo puede debilitarse y caerse más de lo normal. Conocé cómo las emociones afectan la salud capilar, y algunos tips para revertir esta situación.
Belleza
Belleza

Sí, el pelo se cae. Esto es más natural de lo que pensamos. Y si estamos nerviosos, cansados o ansiosos, es posible que el cuadro se agrave. ¿Por qué sucede así? Porque el estrés se da cuando las demandas externas o internas, son mayores a lo que podemos afrontar.

Y si esto se mantiene en el tiempo, se produce tal desgaste en el organismo, que el mismo activa un modo de supervivencia que evita gastar recursos en funciones que no son vitales: como el crecimiento del pelo o de las uñas. Por eso es tan importante saber leer las señales del cuerpo, cuando avisa que el ritmo que llevamos es excesivo.

Este tipo de caída de pelo -que deriva del estrés-, se llama efluvio telógeno (o alopecia emocional), y también puede darse si dormimos mal, llevamos una mala alimentación, padecemos algún desequilibrio hormonal, o en situaciones especiales como la pandemia que estamos atravesando.

"Perder entre 80 y 100 cabellos por día se considera una caída normal, si la caída de pelo es mayor estamos ante una situación que requiere una acción rápida y efectiva", comenta la dermatóloga Cristina Pascutto. "Uno de los tipos más frecuente de caída de pelo es la reaccional, se observa más en mujeres, es temporal y suele aparecer luego de algún evento desencadenante como: cambios de estación, anemia, cambios hormonales, estrés físico, estrés psicológico (postpandemia), dietas hipocalóricas estrictas", agrega la Dra. Pascutto.

Soluciones que pueden sumar y contrarrestar la caída del pelo

  •  Dormir ocho horas diarias potencia la salud y también la belleza del pelo. Un té de hierbas + la desconexión a las pantallas dos horas antes de acostarnos, ayudan a tener un sueño profundo.
  •  Los ejercicios de relajación/meditación aumentan el bienestar físico y mental.
  •  Los masajes capilares tienen un efecto sedante y descontracturante. Pero además mejoran la penetración de los principios activos que contienen los productos capilares. El tip: apoyar la yema de los dedos en el cuero cabelludo, y realizar círculos para movilizarlo y distenderlo (durante 10 segundos en forma ascendente).
  •  Lavar el pelo con un shampoo indicado y utilizar un acondicionador o bálsamo acorde a la necesidad del mismo. Klorane tiene un programa de cuidados anticaída que además vigoriza el cabello debilitado. Consiste en: shampoo al extracto de quinina con vitamina B6, bálsamo para después del shampoo a la quinina, serum para caída reaccional Klorane Force Keratine y serúm para caída crónica Klorane Force Tri-Active.

Debemos tener presente que hay situaciones estresantes que son pasajeras. Y que cuando la tensión se normalice, el pelo volverá a crecer con normalidad. Si logramos naturalizar la caída del pelo, podremos ocuparnos. Y entender -cada vez más- que ninguna mirada debería ser más amorosa con nuestras características físicas que la propia

Frente a episodios de estrés, el pelo puede debilitarse y caerse más de lo normal. Conocé cómo las emociones afectan la salud capilar, y algunos tips para revertir esta situación.

Fuente: Adrián Acuña, tricólogo. Director del Instituto del Cabello y Presidente del Grupo Latinoamericano de Tricología. IG: @adriantricologo Claudina Kutnowski. Psicóloga. IG: @cambiolaboral.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig