Dormitorios en versión centennials: los estilos (y muebles) que más piden los teens

Los adolescentes hacen de sus cuartos un refugio privado casi infranqueable. Pero les importa mucho su decoración. Lograr que reflejen sus gustos y personalidad es primodrial a la hora de ambientarlos. Mirá estas ideas.

Blanco y negro en la propuesta de @dashfastok.
La biblioteca multipropósito es la protagonista.

Biblioteca multipropósito

En esta versión teen moderna con proyecto de Dash (@dashfastok) estudio y distracción conviven en un mismo y gran mueble. La biblioteca Ceo está construida en un mix de melamina Egger blanca y acero con terminación epoxi color gris aluminio. Lleva la tevé empotrada y ofrece lugares de guardado abiertos y cerrados con amplias cajoneras y puertas. El sector descanso repite el mismo estilo. La cama es de una plaza y media con cama inferior auxiliar, cubículos de guardado perimetrales en su parte inferior y módulos laterales con detalles en metal.

Cama y escritorio de línea simples para un dormitorio con toques de rosa.
A falta de espacio, se diseñó una biblioteca colgante que contiene a la tevé.

En poco espacio

Dormir, estudiar y mirar tele; la triología más pedida, aquí resuelta en un dormitorio femenino con delicados toques de rosa. La cama de una plaza lleva un pie de cama y almohadones en un mismo rosa pálido (@hawaideco) y una alfombra tejida en talar a los pies (@godethouse). La mesa de luz es madera (@thekrestel.studio) y suma una lámpara hecha por la dueña de casa, al igual que los cuadros que decoran la pared. A su lado, un escritorio de madera laqueado blanco con patas en gris (@sodimacar) y una silla Eames (@desillascom). Frente a la cama, una estantería de madera (@thekrestel.studio) ubica la tevé y varios objetos decorativos. La lámpara de techo tejida con hilos de algodón es del Puerto de Frutos.

El dormitorio de un adolescente coleccionista y gran lector.
El escritorio angosto y en “L”, muy funcional.

Un cuarto para un coleccionista

Un dormitorio para un adolescentes de 16 años, gran lector y apasionado de sus colecciones. Con diseño de María Gisela Literas (@estdioliteras) y Elizabeth Kuntz, ofrece un escritorio en “L” pensado para darle lugar a sus libros, legos y colecciones varias. Para transmitir cierto orden visual, se unificaron los muebles con la utilización de un solo material y sutiles detalles de color: melamina Nature Cajú (Faplac) y estante negro de chapa realizado por un carpintero. Alfombra rayada (@mihranalfombras). Sobre la cama, almohadones (@Ucq_usalocomoquieras ), aplique “U” (@astorluces) y cuadro banderín (@estudiopolonia). Pizarra (@minimahuella) y lámpara de escritorio Pixar (@estacionortiz).

Muebles vintage para este cuarto teen

Para una artista

El arte está muy presente en el cuarto de Josefina (12) ambientado por María Gisela Literas (@estudioliteras) y Elizabeth Kuntz. Un espacio alegre y con luz (cortinas de
@Ucq_usalocomoquieras), plantas (@urbanpotsshop) y muebles en materiales nobles, como el sillón de mimbre (@decodesignshop) y la lámpara de @caribouhome. Jose aprecia los muebles vintage y usó la biblioteca y el escritorio heredados. La adolescente también pinta (luce sus cuadros), cose, borda y toca la guitarra, de modo que cada cual tiene su lugar dentro del cuarto. Un locker (@dashfastok) ayuda a mantener el orden.

Un dormitorio ambientado según los preceptos de la decoración consciente.

Todo en orden

El dormitorio de Bauti (14) fue renovado con las reglas de la decoración consciente, para lograr así cierto orden visual y mucha armonía. Floppy Dursi (@villaraimonda) modificó el sommier original con un respaldo de hierro (@qfurnitureok) y lo vistió con un cubre edredón teñido con tintes naturales (@nikanoradeco) y un popurrí de almohadones (@savia.di, @jufishdeco, @zeta.concept.store y @almarelax). El lienzo-mapa de la cabecera está pintado a mano con café (@lupimazz). Acompañan una mesita de hierro como mesa de luz, con cesto trenzado de cuero y velador (@vaguadahome). El lugar suma personalidad con su escritorio con alzada de madera y hierro (@chrisbunker), silla giratoria de cuero y madera (@the_stockmuebles) y selectos objetos (@mercadodontoto, @ambarhomespry, @cecilianigro y @estudioayke) en sus estantes. El perchero (@_elfondo) suma un plus de orden.

Un dormitorio teen con lo justo y necesario.
La silla cobre (Easy) el detalle glamoroso de un cuarto adolescente muy simple

Propuesta simple

Descanso, estudio y distracción conviven en este dormitorio para una teen, cálido y simple. Frente a la cama, el mueble con hueco central para la tevé ofrece un apreciado espacio de guardado y una forma discreta de sumar el aparato. Al igual que la cama fue realizado a medida por un carpintero. Completan el cuarto un estante con cuadros y láminas sobre la pared del respaldo y un escritorio con tapa de melamina y caballetes de madera (@noblelegno). Sobre él, un cuadro (@modcon) en composición con el espejo,el jarrón y los cestos tejidos en azul oscuro (@easyargentina). Silla color cobre (@easyargentina).

Blanco y negro para esta habitación compartida.
Escritorio doble y grillas para como auxiliares ayudamemoria.

En tonos neutros

Un cuarto doble en tonos neutros y con mucho estilo. Decorado por Estudio Claraboia (@claraboiaandco) acomoda dos camas de una plaza en hierro negro pintado, con fundas de edredón en tussor off white con rayas a contratono, pies de cama en gasa gris plomo y almohadones 80 x 50 en blanco y 70 x 30 en cuero. Al centro, mesa de luz antigua con lámpara de mesa articulada. La zona de estudio está conformada por dos escritorios en peitiribí con cajones, sillas tapizadas y estantes con ménsulas en hierro negro, además de grillas organizadoras y lámparas de mesa al tono. Junto a la entrada, un perchero doble en petiribí (Net).

Producciones: Gigí Viappini, Floppy Dursi y Mery de la Cruz.

Fotos: Fabián Uset y Alejandro Carra.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba