Habló Laura Cibilla, madre del supuesto octavo hijo de Maradona: «En diciembre Diego me preguntó ‘¿cómo está mi nene?’» – Para Ti
 

Habló Laura Cibilla, madre del supuesto octavo hijo de Maradona: "En diciembre Diego me preguntó '¿cómo está mi nene?'"

Laura Cibilla asegura que su hijo Matías, nacido entre 2002 y 2003, es hijo del Diez. Y que fue pareja de Maradona durante 4 años.
News
News

A fines de los noventa Laura Cibilla era mesera en La Diosa, mítico boliche de Buenos Aires del cual Diego Maradona era habitué. Allí conoció al Diez, según ella, padre de su hijo Matías, un joven nacido entre 2002 y 2003.

De comprobarse el vínculo, Matías sería el octavo hijo de Maradona, después de Diego Jr., Dalma, Gianinna, Jana, Dieguito Fernando, y los dos jóvenes que están en juicio de filiación, Magalí Gil y Santiago Lara.

La lucha por lograr que Maradona reconozca la paternidad no es nueva para Laura Cibilla. Hace 17 años que viene batallando para que su hijo sea reconocido como hijo del Diez y, al parecer, hubo un juicio de filiación que dio resultado negativo. Sin embargo Cibilla insiste en su reclamo, asegurando que la prueba de ADN fue fraguada.

En 2004 la revista Paparazzi presentaba a Laura Cibilla y fotografiaba al supuesto hijo de Maradona.

La historia entre Maradona y Cibilla comenzó de una manera sórdida. Una noche el Diez llegó al boliche acelerado e intratable. Quienes lo rodeaban sabían que era el estado previo a consumir droga, entonces intentaban distraerlo. Como nada funcionaba, pensaron en presentarle a una chica. La mesera Laura fue la elegida para que bailara un par de temas con él. Ella no quería y finalmente lo hizo de mala gana. Y sin quererlo, ese fue el comienzo de una relación de 4 años.

Leo Sucar, empresario y dueño de La Diosa, lo admitió en Fantino a la tarde, el programa de Alejandro Fantino. "A mi Claudia Villafañe me terminó odiando, y eso que tenía una buena relación con ella, porque de alguna manera yo fui el que le presentó a Laura y al final Diego se terminó enamorando de ella, y Laura también de Diego. Tuvieron una relación muy intensa y creo que fue uno de los grandes amores en la vida de Maradona", admitió Sucar.

Al parecer Claudia Villafañe odió a Laura desde el primer momento, sentimiento que se incrementó cuando supo del nacimiento de un hijo varón, tema que había obsesionado a Diego por mucho tiempo. Fue por esta aventura amorosa que Claudia habría puesto punto final al matrimonio con el Diez.

La portada de Paparazzi del 1 julio de 2004, donde se hablaba del hijo de Laura Cibilla y Maradona.

Durante los años que duró la relación Laura acompañó a Diego en su lucha contra las adicciones e, inclusive, viajó a Cuba con él. Según su relato, el Diez estuvo con ella hasta los dos años del nene. Luego sobrevino la ruptura y en 2006, Cibilla realizó su primer juicio por filiación, que quedó en la nada.

En declaraciones a Infobae, Laura relató: "Cuando entramos al juzgado me dijo: “Hola, Ma”. Yo le dije: “Hola, mi amor”. Siempre fue así nuestra relación. Acercó su cara a la mía, nos agarramos de la mano y me preguntó: “¿Por qué me estás haciendo esto?”. “Porque desapareciste y yo te necesito”, le contesté. Me dijo: “Tomá, arreglémoslo nosotros”. Y me dio el teléfono. Yo le mostré la foto de mi hijo cuando era chiquito y me dijo: “¡Está hermoso, cómo creció!”, reveló.

Y agregó: "Entonces pidió una ronda de café para todos, los abogados, la jueza... Y yo, automáticamente, le puse medio sobrecito de azúcar y se lo revolví. Ahí pensé: “¿Qué estoy haciendo?”. Es que nunca se terminó, nunca hubo un corte…".

Laura Cibilla es entrevista por Intrusos en plena calle, en 2004.

Cibilla afirma que nunca dejó de buscar a Maradona. "La última conversación con Diego, que la tengo en el celular, fue en diciembre del año pasado. Yo lo busqué cuando estuvo en México, lo busqué en Dubai, lo busqué por todos lados…"

Según la madre de Matías, en diciembre del año pasado, Diego se puso en contacto con ella: "En diciembre del año pasado me llamó, antes de que empezara esta pandemia horrible. Yo me levanto cinco y media para ir a trabajar. Y me encontré con 20 llamadas perdidas", recordó.

Y agregó: "Era una persona que le había dado mi teléfono y decía: “Laura, por favor, atendé que es Diego”. Llamé y le dije: “Gordo”. “Hola, mi amor”, me respondió. Le pregunté: “¿Cómo me llamás así, a la noche?”. “No, es que tengo tantas ganas de verte”, me dijo. Estaba… Le dije: “Salgo a las cuatro del trabajo y te llamo”. Cuando lo llamé, no me atendió. Y a la una de la mañana me empezó a llamar otra vez y hablamos".

Por último, Cibilla afirma que el Diez le preguntó por el hijo que, según ella, tienen en común: "Hablamos horas y horas... Me decía: “Que vos te olvidaste de mí, que vos me abandonaste…”. “¿Yo? Yo te busqué por todos lados y es imposible llegar a vos. No sé en qué andarás ni con quién estarás, pero, ¿cómo desapareciste así?”, le dije. Me respondió: “No, mi amor. ¿Qué necesitás? ¿Cómo está tu salud?”. "Le conté que tengo una pierna jodida, que ya estoy grande... Me dijo: “¿Cómo están Marisa y Rodolfo?”. Se acordaba los nombres de mis padres, de mi hermana, de mi hermano… Entonces me preguntó: '¿Y mi hijo?'".

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig