Las tres “M” del orden: minimizar, maximizar y mantener – Para Ti
 

Las tres “M” del orden: minimizar, maximizar y mantener

Es un hábito, una técnica y un estilo de vida. Dos decoradoras y especialistas en el Método de Marie Kondo comparten sus claves y la letras mágica del orden.
Deco
Deco

Para que una casa sea un hogar que nos represente y en el que podamos vivir en armonía, las cosas que nos rodean deben ser aquellas que se usan con regularidad y que son verdaderamente queridas y valoradas.

Es la convicción que une a Kari Fiora y Lucre Varela, dos amigas “de toda la vida” que también comparten la pasión por la decoración y los espacios ordenados.

Lucre Varela y Kari Fiora de Estudio Idomum.

Juntas crearon Estudio Idomum, adoptando el concepto del orden como complemento ideal y necesario de la decoración de interiores. “Apuntamos a inspirar a las personas a alcanzar su hogar ideal”, coinciden.

Las tres “M”: las palabras clave del orden

La clave del orden es minimizar, maximizar y mantener.

Minimizar las cosas que no nos gustan o las que no sabemos ni por qué las tenemos para dar lugar sobre todo a las cosas que nos hacen felices.

Para eso, hace falta poder identificar y elegir esas cosas que nos provocan felicidad a partir de imaginar un estilo de vida y hogar ideal. Es una experiencia movilizante y enriquecedora.

En todos los ambientes, sólo lo que usamos y nos provoca felicidad tener.

Maximizar los espacios de guardado. Después de elegir, viene la etapa de resolver el guardado de las cosas.

En esta instancia, alcanzar el guardado “definitivo” y más eficiente es posible a través de técnicas y tips de orden.

1.Que todo se vea. Porque lo que no se ve no se usa.

2.Que todo esté accesible: para facilitar su uso y fundamentalmente su guardado posterior.

3.Que todo esté cuidado: las cosas que elegimos para hacernos felices merecen ser guardadas con delicadeza y atención.

Mantener. Cuando el orden se hace con compromiso y a conciencia se modifican hábitos y la relación con las pertenencias cambia.

Con pequeños ajustes diarios, como guardar las cosas inmediatamente después de usarlas y evitar acumular objetos innecesarios, el orden se mantiene en el tiempo con mayor facilidad.

El hogar debe ser un espacio de armonía y felicidad.

“El orden es algo que está al alcance de todos y que tiene un impacto muy positivo en la calidad de vida de las personas -coinciden a Kari Fiora y Lucre Varela- Cuando hablamos de orden, no hablamos de un orden para las visitas o para la foto sino del orden como una herramienta para alcanzar el estilo de vida que soñamos porque todos merecemos vivir en un hogar que nos provoque alegría”.

Ilustraciones: Valeria Cis.

Más información: parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig