3 de cada 10 mujeres en edad reproductiva no logran el embarazo a causa del síndrome de ovario poliquístico – Revista Para Ti
 

3 de cada 10 mujeres en edad reproductiva no logran el embarazo a causa del síndrome de ovario poliquístico

La Dra. Marisa Geller, médica especialista en reproducción, directora médica de In Vitro Buenos Aires, explica los alcances de esta afección que puede ser causante de infertilidad.
Lifestyle
Lifestyle

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es la alteración endócrina más frecuente en las mujeres en edad reproductiva con una prevalencia del 6 al 10 por ciento. Este porcentaje está íntimamente relacionado con la manera de hacer el diagnóstico y con la población que se está evaluando. Hay que tener en cuenta que en presencia de una mujer con aumento del vello y/o acné y alteraciones en su ciclo menstrual, el 80% de las veces se va a deber a un SOP.

Una médica muestra el aparato reproductor femenino. Foto Google.

Esta entidad se asocia con un 35-50% de obesidad, pero también está presente en mujeres con peso normal.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico se basa en la presencia de criterios establecidos en diferentes consensos que se fueron realizando a lo largo de los años. Así, se estableció que una de las maneras de hacerlo se basa en la presencia de dos de estos tres criterios:

-Debe haber una ecografía con ovarios de aspecto poliquístico.

-La paciente presenta oligoanovulación y/o anovulación crónica.

-La existencia de hiperandrogenismo clínico y/o bioquímico.

Dado que esta manera de hacer diagnóstico incluye pacientes sin hiperandrogenismo, hay algunos que consideran que para hacer diagnóstico de SOP se requiere tener hiperandrogenismo clínico y/o bioquímico y disfunción ovárica (oligoanovulación y/o anovulación crónica o una ecografía con ovarios de aspecto poliquístico). En todos los casos, el diagnóstico debe realizarse excluyendo otras etiologías de hiperandrogenismo.

El síndrome de ovario poliquístico puede ocasionar dificultades para lograr el embarazo. Foto Pixabay.

Si la mujer ya tuvo relaciones sexuales, se recomienda realizar una ecografía transvaginal justo después de menstruar para ver los folículos en los ovarios. La presencia de más de 12 microfolículos en uno o ambos ovarios o un volumen de más de 10 cm3 es criterio diagnóstico de ovario de aspecto poliquístico.

También es importante hacer un análisis de sangre para medir las concentraciones de andrógenos (hormonas masculinas) en sangre. Lo ideal es hacerlo en los primeros días de menstruación.

Cuando no se logra el embarazo

Al tener un problema de ovulación, muchas veces las mujeres que van al dermatólogo a consultar por los pelos y los granos también concurren al ginecólogo porque no se embarazan.

Si lo único que se tiene es un síndrome de ovario poliquístico que no permite ovular, se debe hacer una estimulación de la ovulación. Se suele empezar con comprimidos que se toman por 5 días, logran una tasa de ovulación del 80% y de embarazo del 30% aproximadamente. Si con esto no se alcanza la ovulación o no se embaraza, se pueden prescribir inyecciones subcutáneas. La fertilización in vitro se indica en algunos casos como ser edad avanzada, un problema en las trompas o un factor masculino asociado.

Es importante abordar a los pacientes de manera integral ya que la presencia de granos o un aumento de pelos en determinados sectores del cuerpo se pueden asociar con problemas de fertilidad.

El síndrome de ovario poliquístico es una patología en donde la paciente puede presentarse de diferentes maneras y con distintos motivos de consulta a lo largo de su vida. Es fundamental tenerlo presente para un abordaje individualizado y así dar una solución a cada paciente.

También te puede interesar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig