Arnaldo André habló del fin de las cachetadas en las novelas: «Gracias a la sociedad hoy se valoriza a la mujer» – Revista Para Ti
 

Arnaldo André habló del fin de las cachetadas en las novelas: "Gracias a la sociedad hoy se valoriza a la mujer"

El actor, que impartió una de las bofetadas más icónicas del mundo de las telenovelas, habló en Los Mammones con Jey Mammón del cambio de paradigma en la sociedad. 
News
News

La historia de Arnaldo André no es la del típico niño que tenía el sueño de triunfar en la actuación. Nacido en San Bernardino, Paraguay, pasó una infancia dura en donde a los 11 años se tuvo que convertir en el hombre de la casa luego de la muerte de su papá. Conocido por las bofetadas, con la que le dio a Luisa Kuliok como la más icónica, hay que reconocer que la vida a él le dio la suya en esos años.

Eran otros tiempos en donde en los actores podían tomarse licencias que hoy no solo están mal vistas, sino que también no se permiten. ¿Violencia de género? ¿Femicidios? Eran términos que no estaban en el vocabulario popular hace apenas diez años. Aunque el drama ya existía.  

Corría el año 1984 cuando Amo y Señor marcó un hito en la pantalla del viejo Canal 9 que relataba la historia de Victoria Escalante y la de Alonso Miranda. La corrupción, el contrabando, el juego clandestino y el narcotráfico eran algunas de las aristas de la trama. Sin embargo, todos recuerdan las escenas de sexo y las de violencia física entre los protagonistas.

“Gracias a la sociedad hoy se valoriza y se le da importancia a la mujer. ¿Por qué el hombre tiene que cachetearla y zamarrearla así? Gracias a Dios eso se terminó y tengo la cachetada prohibida”, definió en una entrevista con Jey Mammón en Los Mammones por América TV.

El actor recordó que “en aquella época era todo normal” y que los televidentes de las novelas “se lo tomaban como una comedia”, sin mirar con profundidad que detrás de esa escena había una mujer que era violentada. “En la calle me decían ‘dale una cachetada a mi mujer’ en joda”, recordó al hacer referencia a la mirada del público.

En otro orden, recordó que la bofetada más fuerte que a él le dieron en la ficción fue durante una grabación en Venezuela… casi una trompada que le afectó la mandíbula. En tanto, también mostró su costado más amoroso al contar que es de esos compañeros que siempre está al servicio del otro. Por ejemplo, reveló que una vez le planchó la ropa a María Valenzuela. “Soy de cuidarlos. Lo hago y lo he hecho siempre”, completó.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig