Esteban Bullrich se quebró en su despedida en el Senado e hizo llorar a todos: «Dios tiene otros planes para mí» – Revista Para Ti
 

Esteban Bullrich se quebró en su despedida en el Senado e hizo llorar a todos: "Dios tiene otros planes para mí"

Esteban Bullrich está batallando contra la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Este jueves conmovió a todo el Senado renunciando a la banca porque quiere disfrutar del presente con su mujer y sus hijos. Su discurso fue conmovedor e hizo llorar a todos.
News
News


"Renuncio a mi banca con profunda tristeza", las palabras calaron hondo en el recinto del Senado y fueron seguidas por el llanto descontrolado de Esteban Bullrich. En su última sesión en el Senado, se despidió de sus funciones para poder luchar contra la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y estar más tiempo con su familia.

María Eugenia siempre a su lado, asistiéndolo.

Acompañado de su mujer, María Eugenia Sequeiros, Bullrich dio su discurso a través del audio de su computadora ya que la enfermedad que padece, que es progresiva, le impide expresarse con fluidez.

"Agradezco esto pero lo he meditado mucho, es una decisión que tomé con mi familia y es la mejor", dijo Bullrich que en varios momentos del discurso se quebró. Su mujer lo asistió en todo momento, le secó las lágrimas y lo contuvo cuanto pudo. Desde el palco superior, sus hijos y familiares también lloraron con las palabras de su papá.

Sus hijos y familiares, conmovidos.
Una de sus hijas estuvo todo el discurso llorando.
La familia, presente.

"Gracias de nuevo y tomen mi compromiso de trabajar desde otro lado pero con la misma voluntad. No hay hombres imprescindibles, hay actitudes imprescindibles", expresó.


"Desde que entré a la política siempre intenté de ser fiel a mí mismo, no mentirme, hacer lo que sentía aunque no fuera inconveniente. Hoy, desde este recinto que me honra ser parte, vengo a hacer algo que va en contra de cada fibra de mi cuerpo, nada de lo que soy me indica que este es el camino que quiero seguir, pero creo firmemente en la idea de que el interés público siempre debe estar por encima de los intereses personales", señaló.

"Con todo el dolor del mundo de no tener alternativa anuncio la renuncia a mi cargo. Se parte de este Senado fue un honor para mi vida porque encontré personas comprometidas con la Patria y yo voy a seguir buscando un mejor país para mis hijos. Renuncio a mi banca con mucha tristeza", dijo y estalló en llanto. En varias oportunidades recibió el consuelo y contención de Martín Lousteau.

Quebrados.

La enfermedad conocida por sus siglas como ELA (esclerosis lateral amiotrófica) es neurológica degenerativa que le genera muchas dificultades tanto para moverse como para hablar.

"Eugenia es una santa", dijo Bullrich de su mujer.

"En el tiempo que viene abandono los honores pero no la lucha que es mi sostén", fue otra de las frases que emocionaron. "Seguiré trabajando porque es el compromiso que asumí por mis hijos hace 20 años y es un compromiso para toda la vida", agregó.

Juntos.

"El tiempo que viene lo dividiré entre mi familia que merece tenerme presente después de tantos años, de repartirme con ustedes y la lucha contra la ELA, esta enfermedad que es poco frecuente, poco estudiada y poco atendida", sumó.

"Agradecer a Dios esta cruz", expresó y rompió en llanto. "La vida es hoy y el futuro es mi esperanza". Y le dedicó unas sentidas palabras a su mujer e hijos: "María Eugenia es una santa... Mi conexión en el cielo y mi cable a tierra... Mis hijos son la felicidad más grande de mi vida". Y antes de cerrar aseguró: "Dios tiene otros planes para mí".

Más información en parati.com.ar

 

Más Para Ti

 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig