7 datos básicos del kéfir: conocé todos sus beneficios – Para Ti
 

7 datos básicos del kéfir: conocé todos sus beneficios

Conocé todo acerca de la bebida fermentada que vos misma podés preparar y que puede beneficiar tu salud y potenciar tu calidad de vida.

El kéfir es una bebida cuyo consumo regular mejora el desempeño digestivo, óseo y circulatorio. Se elabora a partir de pequeños granos o nódulos que se utilizan para fermentar bebidas como la leche, agua o té. Te contamos todo lo que tenés que saber de este alimento altamente beneficioso para el organismo.

1- Sus nódulos tienen el aspecto de un conglomerado de pequeñas coliflores cuya consistencia es blanda. En ellos confluyen hasta 21 tipos de bacterias y 23 cepas de levadura.

2- La materia base de este alimento se replica con facilidad durante la fermentación, gracias a la coexistencia de probióticos (fibras vegetales que actúan como fertilizantes que estimulan el crecimiento de bacterias sanas en el intestino humano) y prebióticos (suelen contener cepas específicas de bacterias que son añadidas a la población de microbios sanos ya existentes en el intestino).

3- Existen tres tipos de kéfir: de leche, agua y té. Mientras que el primero se efectúa debido a la fermentación de nódulos con lactosa, los de agua y té lo hacen a partir de azúcares. Los kéfires de leche, pueden ser de procedencia animal y también vegetal.

4- Los resultados se logran luego de la fermentación del líquido con los gránulos. Posteriormente el kéfir potencia los valores nutritivos de cada base, que son maximizados gracias al rendimiento de los probióticos y prebióticos fermentados.

5 - Al contener el probiótico lactobacillus kefiri, puede frenar la proliferación de bacterias como salmonellaHelicobacter pylori y e coli, que suelen atacar el sistema digestivo.

6- Apoya a la digestión y combate los cólicos, gases, diarrea, estreñimiento; dolores e hinchazones abdominales. Entre su desempeño, figura la regulación y eliminación de grasas.

7- Presenta una concentración de biotina; vitamina que ayuda al fortalecimiento del cabello y contribuye a evitar alergias, ya que regula la inflamación de sus fuentes.

Además, contiene:

Magnesio: Aporta al funcionamiento de los músculos y nervios, así como da soporte al sistema inmunitario, mantiene la constancia de los latidos de corazón y ayuda a nivelar la glucosa en la sangre.

Fósforo: Está detrás de procesos de producción de proteínas para el crecimiento, conservación y reparación de células y tejidos. Además, ayuda al cuerpo a producir la molécula que el cuerpo utiliza para almacenar energía (ATP).

Calcio: Ayuda a la formación y protección de dientes y huesos. Su desempeño ayuda a que los músculos se muevan, que los nervios transmitan mensajes del cerebro y que la sangre circule a través de vasos sanguíneos de todo el cuerpo.

Triptófano: Apoya a la producción de melatonina -que regula el ciclo de sueño- y la serotonina -reguladora de apetito, sueño, estado anímico y dolor-.

Vitaminas B: Las ocho vitaminas son incluidas en el kéfir. Estas benefician a la obtención de energía y la producción de glóbulos rojos,

Vitamina K: Ayuda a la creación de proteínas que coagulan sangre y aporta a la construcción de huesos y tejidos.

Cómo consumirlo

-Consumir el kéfir de manera habitual para garantizar el rendimiento de los sistemas digestivo, óseo y circulatorio.

-Siempre es conveniente consultar a un médico o nutricionista antes de consumirlo, ya que se debe recordar que contiene levaduras y bacterias, que aún siendo sanas, pueden generar reacciones imprevistas en algunos casos.

-Por lo general, el consumo de kéfir puede iniciar con 300 mililitros diarios y llegar a cerca de los 500 mililitros, siempre dosificados en distintos periodos al día.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig