Cuando elegís qué marca de cosmética usar también estás cuidando el medioambiente – Para Ti
 

Cuando elegís qué marca de cosmética usar también estás cuidando el medioambiente

Uno de los pilares de la cosmética natural es el origen de su materia prima: no sólo qué es, sino cómo se produce. Existen marcas que se comercializan y que fabrican en nuestro país, que cumplen con parámetros de calidad internacional y que tienen certificados todos sus procesos. Te contamos en qué consisten.
Belleza
Belleza

La industria cosmética que trabaja respetando el medioambiente denomina sus ingredientes como “materiales crudos” que se obtienen  mediante políticas de uso sostenible, comercio y trabajo justo y sobre todo, una profunda filosofía aplicada globalmente para proteger la biodiversidad.

Las marcas que logran certificar que obtienen su materia de esta manera, obtienen su membrecía en la Unión para el BioComercio Ético (UEBT), una organización sin fines de lucro que representa un estándar reconocido mundialmente para la adquisición sostenible y el uso de materias primas, como la conservación, el uso sostenible de la biodiversidad y la compensación justa de todos los socios en la cadena de suministro. 

El compromiso de una marca con estos estándares se verifica si la compañía logra: 

  • Que sus materias primas sean de origen ético y de acuerdo con los más altos estándares
  • Que los suelos en los que crecen estas plantas sean saludables. 
  • Si lo que resulta del trabajo con la tierra y sus cosechas forman la base de la cosmética natural que elaboran y los productos para el cuidado de la piel. 
  • Si crean condiciones justas para sus socios de cultivo (empresas agrícolas, cooperativas y recolectaras de plantas tradicionales) presentes en todo el mundo bajo los criterios sociales, económicos y ecológicos de La  Unión para el BioComercio Ético (UEBT). 
  • Y si trabajan con socios locales donde los empleados reciben formación periódica y una remuneración justa. 

¿Dónde podemos encontrar cultivos que se desarrollen de esta manera? En la provincia de La Rioja, por ejemplo, el del árbol de jojoba, en el Desierto del Salar de Pipanaco. No había ninguna experiencia previa de árbol en este desierto, hoy cuenta con más de 3.200 hectáreas de cultivos. La jojoba ha demostrado después de cuarenta años que realmente puede prosperar, crear trabajo, crear vida para la gente y vida para la biodiversidad. 

Para Jorge Arizu, Jojoba Farm Owner, considera que hay que  cuidar de la gente, de la biodiversidad de la zona de cultivo en el desierto y de la preciosa calidad que tiene la semilla de jojoba. “Realmente estamos enamorados de este árbol”, dice y agrega “Cuando descubrimos la agricultura biodinámica entendimos que podíamos explicar al desierto que éramos amigos y que realmente podíamos crear vida juntos”.  

Parte del proceso de obtención del preciado aceite de jojoba. Foto: gentileza Weleda

Otro de los casos es la producción de ratanhia en Los Andes. Cada año, una familia peruana se muda al alto desierto de los Andes para recolectar la rara raíz roja de la esta planta. Las dos semanas que la familia debe viajar a esta área remota están motivadas por algo más que la cosecha misma, sino también por un profundo sentido de convicción. Poder rastrear sus materias primas hasta las personas y el suelo de donde provienen. La armonía con la naturaleza y los seres humanos es el núcleo de su filosofía.  

La familia que recolecta ratanhia monitorea cuidadosamente las cantidades que crecen y si hay algún cambio en la condición del suelo. Tienen cuidado de documentar cualquier cambio del año anterior. Recolectar y conservar las plantas también significa reconocer que los alrededores son un hábitat natural y una fuente de alimento para los animales, y que ciertas plantas apoyan el crecimiento de otras plantas.

¿Cómo podemos contribuir al cultivo sostenible de materias primas?

• Apoyar intercambios de semillas e iniciativas de semillas. Se puede consultar con la sociedad hortícola del área en la que vivimos.

• Sembrar semillas de la agricultura biodinámica en el jardín o en una maceta en el balcón.

• Comprar frutas y verduras procedentes de granjas orgánicas y biodinámicas.

• Asegurarnos de que la comida no provenga de productos genéticamente modificados.

#Principios2021 #Sumergidos2021

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig