El duro comunicado de Sting para Jair Bolsonaro por los incendios en el Amazonas

Junto a su esposa, el artista hizo pública una petición para darle prioridad y entidad a la catástrofe producida por los incendios en el bosque tropical del Amazonas. Durísimo con el gobierno de Brasil.
Sting y su esopsa Trudie Styler

Los incendios en el Amazonas conmueven al mundo y Sting y su esposa Trudie Styler redactaron una contundente petición para que el gobierno de Brasil pase a la acción para combatir los incendios.

El comunicado del matrimonio de artistas llega junto con la aceptación por parte de Brasil de recibir ayuda de los países del G7 poniendo paños fríos a la disputa entre el presidente Jair Bolsonaro y Emmanuel Macron. Pero el gobierno brasileño puso la condición que recibiría la ayuda con la condición de que ellos manejarían los recursos.

Frente a estas incomprensibles actitudes de soberbia del gobierno de Brasil, Sting habla de “negligencia criminal a escala global“. El artista plantea que la rapidez con la que se están extendiendo los incendios podría hacer que pronto se llegue al punto de inflexión, del que ya será imposible volver.

El comunicado de Sting y Trudie Styler sobre los incendios en el Amazonas.

El compromiso del matrimonio con el medio ambiente tiene larga data y han trabajado con los aborígenes tanto del Amazonas como de América del Sur. Conocedores del tema, en el comunicado también le reprochan a Jair Bolsonaro ser enemigo “de los pueblos indígenas y ahora está incumpliendo los tratados de tierras ya firmados, abriendo nuevos territorios y desmantelando las organizaciones científicas y de derechos humanos en Brasil, para permitir esto”.

Te puede interesar: Cómo ayudar y pasar a la acción en el incendio de Amazonas

La petición de sting sobre el Amazonas completa

Hacemos una llamada al gobierno Brasileño…

La leyenda dice que el emperador Nerón “Tocaba el violín mientras Roma ardía”. Aunque obviamente es dudoso el hecho de que un hombre tan estúpido podría haber sido músico, ninguno de nosotros, incluido yo, puede ser complaciente con las dimensiones trágicas del desastre que tiene lugar en el Amazonas mientras escribo.

La Amazonia está en llamas a una velocidad sin precedentes, un 80% más que el año pasado y con un 39% más de deforestación, y el mundo de repente se está dando cuenta.

Los líderes populistas que citan las agendas nacionalistas, o que afirman que el cambio climático es un engaño, son culpables de mucho más que quedarse sin hacer nada. Esto es negligencia criminal a escala global.

Este no es lugar para las anticuadas ideas del nacionalismo en un mundo donde todos respiramos el mismo aire y donde todos sufriremos las consecuencias de esta negligencia deliberada.

Llamar a Amazonia los “pulmones de la Tierra” puede no ser anatómicamente exacto, pero sí es un eslabón vital e insustituible en la cadena de bienestar en nuestro planeta en la banda cada vez más estrecha de vectores climáticos donde la vida humana puede sobrevivir. Simplemente no podemos permitirnos que se queme.

Nos estamos acercando rápidamente al punto de inflexión donde los incendios continuarán aumentando y no podrán apagarse.

Hacemos un llamado al gobierno brasileño para que cambie la política que ha abierto la Amazonía para la explotación. La retórica nacionalista ha encendido efectivamente las llamas que amenazan con engullir el laboratorio vivo más importante del planeta. Innumerables especies están en peligro de extinción inmediata.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha expresado abiertamente que no es amigo de los pueblos indígenas y ahora está incumpliendo los tratados de tierras ya firmados, abriendo nuevos territorios y desmantelando las organizaciones científicas y de derechos humanos en Brasil, para permitir esto. Ha criticado a los países del G7 por su hipocresía, diciendo que talamos nuestros propios bosques hace mucho tiempo, pero esa no es razón para no aprender de esos errores.

Todos debemos ayudar a crear un modelo económico sostenible que haga innecesaria la destrucción de los bosques en Brasil.

En RF hemos trabajado durante tres décadas con los pueblos indígenas de la Amazonía, no solo en Brasil sino en todos los países de América del Sur para proteger sus tierras y sus derechos. Es su mundo el que está en peligro inmediato, y su forma de vida que necesita ser protegida. Ahora más que nunca debemos brindarles nuestro apoyo para garantizar su supervivencia.

Seguramente es un interés propio que el Sr. Bolsonaro entienda y acepte esto. Lo instamos a repensar sus políticas y cambiar sus acciones y su retórica incendiaria antes de que sea demasiado tarde. Este no es momento para tocar el violín; El mundo está ardiendo.

Sting & Trudie Styler

Ir Arriba