News

El error que puede hacer que Meghan y a Harry pierdan su marca Sussex Royal (y millones)

Se les adelantaron y patentaron su marca. Cuando parecía que lo tenían todo planeado y que al abandonar a la Familia Real tenían todo bajo control, los duques de Sussex cometieron un error de principiantes que podrían dejarlos sin fondos

Cuando parecía que los duques de Sussex lo tenían todo bien planeado y una estrategia de negocios y de marketing bien aceitada. Se acaba de conocer que ni siquiera ellos, con toda una maquinaria de contactos detrás, son infalibles. Los duques podrían perder millones y millones de dólares en regalías.

Eran todas risas hasta que los duques de Sussex se enteraron de la noticia

Y es que ellos, quienes acaban de renunciar a todos sus beneficios de “Familia Real” (entre ellos recibir dinero público como paga por representar a la Corona) y piensan en vivir emancipados basados en su imagen …

parecían que lo tenían todo. Que podrían vivir copiosamente el tiempo que quisieran a costa de ellos mismos. Los duques ya había presentado los papeles para lograr el copyright de su sello: “Sussex Royal” (ahora se supo que mantendrán en título así que por ese lado nada peligra).

Eso los habilitaría a sacar beneficios económicos por cada cosa que lleve su nombre. Desde libros a perfumes… pero se les escapó un detalle:

Meghan Markle Harry Windsor Sussex Brexit Releza Británica
Dicen que el error de Megan y Harry fue de “principiantes”

¿Avivados?

Al mismo tiempo que hicieron el anuncio de su retiro, los duques de Sussex incluyeron en su comunicado la intención de instalarse en Norte América. Dejar Gran Bretaña (y volver casualmente de visita).

Sin Buckingham Palace cuidándoles las espaldas, ¿quién aconseja a los duques hoy?

Meghan y Harry esperaban dejarlo todo y preservar lo suyo. Así, corrieron a asegurarse la patente de su título (“Sussex Royal” así como están en Instagram) para sí mismos, fundaciones y productos que quieran apoyar. En junio de 2019 se aseguraron de que, en Gran Bretaña, su nombre no sea usado en vano (y que cada producto en seis categorías incluidos libros y textos les genere beneficios).

Es que, en gran parte los duques lo hicieron también para preservarse de los medios (para poder enjuiciar a tabloides quienes, por ejemplo publicaron sus cartas privadas a su padre, algo que hoy justamente se lleva adelante en el juzgado) y tomar acciones legales en caso que algo no les guste. Decidieron no ser personajes públicos. Ya no más.

El gran (¡gran!) error

Al tanto de que el uso de su nombre puede valer millones (se estima unos 400 millones de euros), Meghan y Harry aseguraron su nombre en Gran Bretaña. Pero ¡no tuvieron en cuenta la mudanza!

Lo señalan como un error de principiantes (no grave, que podría afectar su futuro de gran manera) y en especial ahora que se conocieron lo términos en que los duques dejarán efectivamente la Familia Real.

Porque, si Meghan y Harry contaban con la esperanzas de mantener su status (económico) de royals pero sin las obligaciones (dar discursos, charlas, entregar premios o ir de gira) en representación de la reina… no sucederá. La presión de sus parientes reales (¿por que ellos sí deben regirse bajo tantas reglas y Meghan y Harry no?) y la mirada del pueblo obligaron a la reina a decirle que no a su nieto preferido: nada de dinero extra para la joven pareja.

Deberán vivir de lo que generen.

Y, lo que prometía ser un negocio millonario podría tener sus trabas. Es que si bien lo duques se aseguraron la patente de su título (“Sussex Royal”) en Gran Bretaña, diferentes individuos se avivaron y pidieron para ellos la exclusividad como marca: en los Estados Unidos, en la Unión Europea y mismo, ¡en Canadá! (su nuevo hogar).

Se trata de un empresario en Italia –Ui Phoenix Kerbl– quien por ganarles de mano (lo presentó el 9 de enero, cuando Meghan y Harry estaban ocupados dando la novedad) podría usar “Sussex Royal” en joyas, accesorios, productos de beauty y ¡hasta en bebidas! Tres días más tarde, la avivada se replicó en Canadá: Royalmount Spirits cantó primero.En tan quien tiene el monopolio los Estados Unidos es un tal Joel Fogelson.

Incluso hay pedidos en curso para usar “Meghan Markle” en accesorios de moda, uno de los potenciales rubros de la exactriz de “Suits”.

Ya todo está en trámite en las oficinas de propiedad intelectual. ¡A los duques los durmieron!

Harry no lo puede creer. Su primer paso al mundo “real” y comienzan las complicaciones

¡Recalculando!

Cual sucedió con Kim Kardashian y su patente de “kimono” – que la diva dio marcha atrás tras las críticas-, Meghan y Harry podrían (y van a) dar batalla, pero los resultados van a tardar.

Y, es posible que para acelerar todo deban llegar a un jugoso acuerdo privado. Más si quieren evitar mayores escándalos y sesiones en los juzgados).

Mientras esto se resuelve (y los duques salen de su asombro), podremos ver gorras, t shirts, tazas y todos tipo de souvenirs con “sello real” sin que los duques reciban ni un solo peso.

Meghan Harry Canada
Los duques esperaban vivir una nueva etapa sin contratiempos

Notas relacionadas