Moda

Eva De Dominici y los poderosos motivos por los que posó embarazada para su marca

La actriz junto a su hermana Candela predican el body positive y le dice chau a las etiquetas desde un emprendimiento ¡divino!
Eva de Dominici, Aarin Cummings, Imogen Ker y María Candela, hermana de Eva. Fotos Marite de Jesus para Diabla Swimwear.

A punto de ser mamá Eva De Dominici abraza su feminidad y se transforma en una hermosa y poderosa mensajera del movimiento body positive.

Es que su nuevo proyecto, la marca de trajes de baño Diabla Swimwear, es además una declaración de principios de diversidad, inclusión y rotura de etiquetas oprimentes.

“Diabla es una marca que está inspirada desde la libertad. Mi hermana María Candela (con quien lleva adelante el emprendimiento) y yo somos súper libres”, dice Eva.

Eva De Dominici embarazada en la campaña de Diabla Swim. Fotos Marite de Jesus para Diabla Swim.

“Tanto María Candela como yo, que somos las dueñas, somos personas muy libres pero muy diferentes en cuanto a nuestros gustos, a nuestra forma de vestir y todo. Pero tenemos en común la libertad”, añade la actriz que espera su primer hijo junto a Eduardo Cruz, hermano de Penélope.

Los valores de la campaña de Diable Swimwear

Sobre las etiquetas y la manera de ver a los demás, Eva es muy clara: “Nos inspira esa libertad que se refleja en los diferentes estilos de mujeres. No importa tu color de pelo, tu color de piel, tus ojos, tu forma de cuerpo. No importa absolutamente nada, solo tu actitud”

Eva de Dominici, Aarin Cummings, Imogen Ker y María Candela, hermana de Eva. Fotos Marite de Jesus para Diabla Swim.

En síntesis, el objetivo de la campaña que realizaron en California para lanzar su primera colección es la comunión de esas mujeres que siendo muy distintas se encuentran unidas por una misma actitud libre y sin prejuicios.

“A las modelos las elegimos por Instagram. No nos interesaba que nos pasen sus medidas o hacer un casting. Simplemente mirábamos las fotos en el Instagram y en otras redes sociales y buscábamos mujeres que nos inspiraran”, comenta la actriz.

“Ver personalidades diferentes y la actitud ante al cámara, eso fue lo único que nos interesó. Todas tenían algo distinto y en mi caso como actriz, también busqué ver que me expresaban en las fotos. Un 90-60-90 nunca me dijo nada. No por desmerecer a nadie, pero no es lo que yo quería mostrar en mi marca. Quería ver diferentes mujeres modelando mis conjuntos”, aclara Eva.

Modelos de la diversidad

Las protagonistas de la campaña junto a las hermanas De Dominici, Aarin Cummings e Imogen Ker son modelos profesionales pero también desarrollan actividades muy potentes en el universo femenino. “Aarin tiene una página web en donde habla de la autoestima y da consejos de selflove (amor propio). Me pareció súper lindo y ella me irradiaba buena onda, una vibra espectacular”, comenta Eva.

En el caso de Imoge, además de su actividad como modelo curvy trabaja como doula -una nurse que acompaña a las mujeres hasta el final del embarazo para ayudarlas y darles confianza. “Además de ser doula hace muchos trabajos comunitarios y desde un primer momento me pareció una mujer súper interesante”, dice Eva sobre Imoge.

Mary Maruk, Michelle Fuente Steffen y Anahí Box, las modelos argentinas de Diabla Swim.

En Argentina también eligieron a sus modelos para mostrar los productos en el e-commerce que se lanzará en breve. “Michelle Fuente Steffen, Mary Maruk y Anahí Box son las chicas que hicieron las fotos en Buenos Aires y también las elegimos por su actitud“, dice Eva

¿Cuál fue la intención, el mensaje de esta campaña?

-No quiero hacer ningún circo. No me siento ejemplo de nada ni quiero poner a las chicas como ejemplo de nada. Simplemente son modelos hermosas que encajaban súper bien con la marca y lo que queríamos mostrar. Sí, te podría decir que la marca lo que quiere es que cualquier persona que elija vestirse con Diabla se sienta una bomba, se mire al espejo y se guste. Queremos que salga a matar con nuestros trajes de baño. Ese es tanto mi deseo como el de María Candela.

-¿Desde un primer momento pensaste en estar en la campaña de fotos?

-Sabíamos que queríamos que todas las chicas fueran diferentes, que haya diversidad. Al principio como estoy embarazada fue dudoso mi lugar. Me decía ‘voy a tener que contratar modelos para que salgan en mi primera campaña y yo esconderme porque es raro ver una embarazada haciendo una campaña de trajes de baño”.

Eva de Dominici, Fotos Marite de Jesus para Diabla Swim.

-¿Y que cambió?

-Me di cuenta que estaba viviendo un momento hermoso, enamorada de mi cuerpo y atravesando uno de los procesos que más increíbles que puede vivir una mujer. Ahí fue cuando me pregunté ‘por qué no puedo ser parte’.

-¿Fue entonces que accionaste la diversidad pensado en vos misma?

-Es como que me saque cualquier prejuicio y dije adelante, quiero que todas seamos diferentes . Me dije ‘yo también voy a formar parte de esta campaña porque estar embarazada no me impide jugar con mi sensualidad’. Siento que a las mujeres embarazadas tienden a ponerlas como en un pedestal, como si fueran angelicales. Quise romper con eso también.

-¿Las mujeres somos más libres ahora?

-Sería difícil saber si hoy las mujeres se sienten más libres. Sí te puedo hablar desde la experiencia personal. Yo sentí una especie de libertad.

-¿Libertad con respecto a qué?

-Pasé todo mi adolescencia y pre adolescencia sufriendo por mis patitas de tero o porque no me gustaba un rollito o una estría. Creo que todo eso está en la mente y a medida que conozco mujeres, y hombre también, todos tiene algo que quieren cambiar. Lo que rescato de hoy es que hay menos prejuicio. No todo es igual. A mí me resulta aburrido ver a personas iguales en una publicidad.

-¿Y qué es lo que te divierte?

-Preguntarme ‘¿Por qué una embarazada solo podría hacer algo de maternidad?’ o ‘¿Por qué una modelo curvy tiene que posar para una marca de talles especiales?’ Para mí no es así. Entiendo que cuando apuntas a un público específico está perfecto. Pero a mí me gustaría ver más mezcla, que no este todo tan etiquetado. Me gustaría ver cosas más jugadas.

Un proyecto familiar

Además de tener a su hermana como socia y cumplir el sueño que tenían desde hace mucho de hacer algo juntas, la familia está muy presente en todo lo referido a Diabla Swimwear. “Acá no hay inversores, somo nosotras tirándonos a la pileta. Salimos a buscar a la gente que sabe del tema y nos refugiamos en su experiencia para lograr bikinis espectaculares y de mucha calidad.”

Eva De Dominici en el backstage de la campaña de fotos de Diabla Swim en California.

Eva cuenta que su prima les hizo el logo, “mi novio me está ayudando con la música” y la web está a cargo de amigos que “son como familia”.

Te puede interesar: Por qué amamos el body positive de H&M 

También fue ella misma la que hizo de productora durante las sesiones de fotos. “Me traje a los fotógrafos de Argentina y a la noche les cocinaba a todos e íbamos al supermercado a comprar las coas que hacían falta. Este es un proyecto muy propio”, concluye Eva.

Agradecimientos: Marketing digital @pmaprovisual – Logo @cuatrolineasdg – Fotos @maritedejesus y @rominarivero_fotografia – @diablaswim

Notas relacionadas

Bitnami