Fit

Gimnasio en casa: 8 tips para que los ejercicios en cuarentena funcionen

Entrenar es beneficioso para la salud y eso nadie lo discute. Sin embargo, por estos días sobran las propuestas. Consejos y advertencias de Para Ti Fit para moverte y cuidarte en este momento tan especial.

Ni pasársela echada en el sillón ni hacer cuatro clases online por día…

Si bien la cuarentena obligatoria nos regala la oportunidad de tener mucho más tiempo para empezar nuevas actividad, aprender tutoriales y anotarse en clases en línea, es importante que mantengamos el sentido común.

El mundo -aunque a veces pareciera- no va a terminar. Y una vez que termine el aislamiento social preventivo y obligatorio, todos tendremos que volver a nuestras actividad sanos y salvos.

Y vos… ¿Cómo venís llevando estos días de encierro? Leé esta lista con recomendaciones y advertencias para poder salir de la cuarentena más fitness que nunca (y sin salir lastimada en el intento).

El boom fitness en cuarentena. Foto: Pexels.

Organizate

Así como tenés horarios para trabajar, también es importante que decidas cuál va a ser tu momento de entrenamiento. Probablemente, si lo dejás para “cuando tengas un huequito”… vas a terminar el día sin haber hecho ni una sentadilla. Puede ser a primera hora del día, antes de almorzar o cuando ya hayas terminado todas las tareas laborales. El mejor horario para hacer ejercicios es cuando vos puedas.

Instalá tu sector “gym”

Elegí un sector de tu casa (no importa que sea chiquito y/o que no tengas ningún elemento) para que se convierta en tu gimnasio durante la cuarentena. Dejá ahí la colchoneta o los materiales que estés usando (pueden ser botellas, bandas, un banquito, etc…) así no perdés tiempo y podés ponerte a hacer la rutina sin vueltas.

Clases online

¿Ya vieron la cantidad de profesores que están ofreciendo sus clases en vivos de Instagram? De musculación, fucional, zumba, yoga, stretching y hasta de cómo sambar… Desde que comenzó la época de cuarentena, los entrenadores encontraron la veta laboral en sus redes. Muchos lo hacen totalmente gratuito (a modo de inversión), otros “a la gorra” (y pasan sus CBU para que cada uno le deposite lo quiere/puede) y también hay quienes directamente organizan clases online cerradas y cobran un arancel. 

¡Más no siempre es más!

Está buenísimo que estés motivado con el ejercicio, pero no pretendas hacer toda la actividad física que no hiciste durante los últimos años en estas dos semanas. Sé consciente de tu nivel y tratá de ir elevando la intensidad de a poco. Lo mejor que podés hacer es ir variando el tipo de clases: no hagas 3 en un día si podés tomar las mismas de manera alternada.

Con muchos, pocos o ningún elemento, vos también podés entrenar en casa. Foto: Pexels.

Aprendé a cuidarte

Esta es una buena oportunidad para tomar registro de tu cuerpo y aprender a cuidarte sin esperar que un profesor te esté encima. ¿Estás haciendo bien la técnica? ¿Te duele alguna parte extraña del cuerpo cuando hacés los movimientos? ¿Tenés dudas si lo estás haciendo bien? ¿Lo estás disfrutando o es una tortura? Respetá, ama y cuida tu cuerpo… Es el único que vas a tener.

Valorá el trabajo de los profesionales

Los profesores del gym o entrenadores físicos son -en su gran mayoría- trabajadores independientes. Tené en cuenta que, si no dan la clase, no cobran. Y si no cobran… ¿Cómo hacen para vivir? Todos estamos atravesando un momento económico difícil e incierto, pero si podés, colaborá con tu profesor y adapten las rutinas a la cuarentena. Muchos están trabajando a través de video llamadas o mandan los ejercicios por videos.

Que no se te escape: la nutrición

No todo es gym y quemar calorías. Si bien es cierto que estamos desplazándonos menos, hay muchas personas que con suerte iban dos veces por semana al gimnasio… Y ahora hacen dos o hasta tres clase por día. Así que estate bien atenta a cómo te estás alimentando y asegurate de que no te falten nutrientes. Es momento de estar fuerte y con las defensas bien altas.

¡No dejes de entrenar! 

Hacer ejercicio físico no solo va ayudarte a estar en forma, también es un componente fundamental para mantenerte de buen humor, con la mente saludable y logres dormir bien de noche. Los beneficios de la actividad física van mucho más allá de un cuerpo fit: son claves para vivir mejor.

Notas relacionadas