Belleza

La receta de Esther Acebo (Estocolmo) para cuidar sus rulos y que podés hacer en casa

El pelo enrulado es la seña particular de Mónica Gaztambide (alias Estocolmo) en “La Casa de Papel”. Sus rizos son divinos, pero la actriz confiesa que se reconcilió de grande con ellos y además nos cuenta sus trucos para domarlos.
Los rulos de Esther Acebo son la seña particular de Estocolmo en “La Casa de Papel”. Foto: Instagram.

Ella los mueve de acá para allá y sus rulos se ven fantásticos en la tercera temporada de “La Casa de Papel”. Esther Acebo, la actriz que interpreta a Mónica Gaztambide (Estocolmo en el robo al Banco de Madrid), tiene un pelo enrulado envidiable.

Aunque parezca increíble, ella detestaba su pelo. “De pequeña hacía de todo para aplastar mi pelo. Estuve durmiendo con gorro durante un tiempo, con el fin de lograr que mi cola cayese hacia abajo, como las de mis amigas del colegio”.

Se convirtió en uno de los personajes favoritos de la serie. Foto: Instagram.

Pero ya de grande se reconcilió con sus rulos. “Entendí que ser diferente no es tan malo, es más, probablemente es mejor”.

Esther Acebo es Estocolmo en “La Casa de Papel”. Foto: Instagram.

¿Cómo doma sus rulos? Cuenta que desenreda su pelo sólo cuando está mojado. Aprovecha a hacerlo cuando lo lava. Y además suele aplicarle mascarillas caseras para hidratarlo.

“Creo que con lo que más he investigado, a base de ensayo y error, es con las mascarillas de pelo. Me gusta mucho hacérmelas yo misma con huevo, palta, aceite de oliva y aceite de coco… Nunca me ha planteado hacer una línea de cosmética natural, la verdad, pero creo que si lo hiciera sería sobre esta base de utilizar ingredientes sencillos, de los que tenemos a nuestro alcance en cualquier casa”, cuenta.

De grande se reconcilió con sus rulos. Foto: Instagram.

Y también adora preparar exfoliantes caseros para sus amigas: “Los hago con sal gruesa y aceite de almendras dulces, y luego les añado algunas esencias naturales. Hay una que tengo con lavanda que funciona muy, muy bien para las piernas cuando las tengo cansadas. Ah, bueno, y para los labios también tengo otra receta casera infalible: mezclar en un frasco aceite de almendras y un poquito de azúcar. Si mojas un cotonete y te lo aplicas con mimo hay pocas cosas mejores para exfoliar esas pielcitas muertas que quedan cuando los tienes secos y ya de paso hidratártelos”. Habrá que probar.

Notas relacionadas

Bitnami