Lifestyle

Es la astróloga uruguaya Nº1, y viene a contarnos algo para el 2020

Se llama Lourdes Ferro y en Uruguay es toda una celebrity. Acaba de lanzar en nuestro país “Guía Astrológica 2020”, y charlamos con ella sobre balances, proyectos y desafíos para lo que viene.

Es astróloga, tarotista, actriz y artista plástica. En Uruguay es tan conocida como un futbolista de un equipo grande (conduce el programa “Bien con Lourdes” en Canal 4 Monte Carlo). Sin embargo, Lourdes Ferro nunca había cruzado el charco, literalmente, a contar su propuesta de astrología. Hasta ahora. “Tengo claro que mi propuesta sobre cómo veo la astrología es diferente, la veo útil y la quiero compartir con ustedes”, cuenta a Para Ti la autora de la “Guía Astrológica 2020” (Planeta) que acaba de salir.

La astróloga Lourdes Ferro llega por primera vez a compartir su trabajo a nuestro país. Foto: gentileza Planeta.

“Es la primera vez que vengo con mi trabajo. Todo llega en su momento, y este era el mío para pegar el salto, con mi propuesta, con mi idea, con mi guía astrológica. Porque esa es mi visión de la astrología: el mío no es un libro de horóscopo ni de predicciones sino que se lee como una guía y sos vos la que buscás algo. La astrología tiene que estar más cercana a la gente y los astrólogos tenemos la obligación de mostrar que por acá se puede y que es un poco más fácil. Decir ´el año próximo viene así, vos qué vas a hacer vos con esto´ Y no decir: ´el año que viene te va a pasar esto´”.

La astrología como herramienta

Lourdes Ferro plantea la astrología como herramienta para crear nuestra realidad. Y así lo cuenta: “Es una herramienta, y con ella hay que trabajar y funcionar. La astrología es una propuesta de los astros y del cielo que vos tomás o dejás, pero no va a hacer tu día. Somos hacedores de nuestro destino”.

Y advierte: “No hay una receta para el éxito, pero sí pequeñas acciones diarias que nos pueden hacer sentir personas exitosas y con esto me refiero a seres completos, felices, sanos, realizados, obteniendo todo lo que nos proponemos y descubriendo cada día que se puede hacer un poco más para alcanzar una realización plena”

¿Para qué estamos a estar altura del año?¿Balances o proyectos?

A partir de octubre, y durante noviembre, y también diciembre, hay que hacer evaluaciones sobre los logros que te propusiste. Hay que pensar donde estamos paradas y empezar a programar el 2020. Imaginarnos que tenemos un rey mago o una lámpara mágica y pensar: ¿que le pediríamos?¿qué me propongo? Animarnos a desear algo y proponernos que eso que estamos buscando lo vamos a conseguir y que vamos a trabajar en función de eso.  No tenemos la costumbre de proponernos, pero podemos empezar por dos, o tres propuestas que intentaremos lograr y trabajar en función de eso. Las evaluaciones pueden continuar hasta febrero, pero en marzo/abril llega la energía planetaria del comienzo del año. Hay una propuesta energética que empieza y hay que seguirla.

“El 2020 será un año que astrológicamente viviremos de un modo muy especial porque será anfitrión de la Gran Conjunción en Capricornio”, anticipa Lourdes Ferro. Foto: Pixabay.

¿Cuáles son las 3 claves del 2020 en términos astrológicos?

La transformación, la meta, la rebelión… El 2020 será un año que astrológicamente viviremos de un modo muy especial porque será anfitrión de la Gran Conjunción en Capricornio. Habrá una gran reunión de planetas sobre un sólo signo, con fuertes incidencias sobre nosotros. Sus efectos repercutirán en el concepto de poder, con todo lo que esto conlleva. Esto quiere decir que cada uno de nosotros va a empezar a ver las autoridades desde otro lugar. Los gobiernos están siendo cada vez más cuestionados, no importa cual sea, y esa “revolución” está buena. Porque lo que se está diciendo es “no quiero más esto, no quiero que me hables desde lo lejano; hablame con la verdad. Será un año más participativo.

El cielo propone… ¡Y cada una hace el día!

Después de muchos años de investigar y comunicar su conocimiento, Lourdes Ferro se propone compartir “una visión unificada” de disciplinas que parecen tan distantes y sin embargo confluyen en un mismo objetivo: estar bien. “Me interesa la astrología no como disciplina predictiva ni determinista, sino como una herramienta de autoconocimiento: el cielo propone, y vos hacés el da a día”, asegura la astróloga que se entusiasma aún más cuando nos cuenta sobre la inminente llegada de algo muy esperado…

“Hay un impresionante toma de conciencia sobre que el 2020 nos va a preparar para el ingreso a la era de Acuario en el 2021. Esa famosa era que estamos esperando desde hace tanto tiempo, identificada con grandes libertades, con la posibilidad de borrar fronteras y de hacer una gran diferencia a través de la diversidad”, expresa Ferro.

La “Guía astrológica 2020” de Lourdes Ferro. Foto: gentileza Planeta.

Lourdes anticipa que los colores de Capricornio –que también hay que tener en cuenta a la hora de vestirnos- son las tonalidades grises, plateados y marrones. “Son los colores de la seriedad y rectitud de Capricornio, y la consigna es tratar de lograr esa sobriedad. A cada signo le conviene la energía de un color. Es algo que está dando mensajes y vibramos según ese color. Es un acto mágico, pequeño, que nos ayuda a tener fuerza de voluntad”. 

Hablando de actos mágicos, ¿qué importancia tiene los rituales que a veces resultan incómodos de hacer en la vida diaria?

La magia o el ritual tiene que ver con acostumbrar a nuestro inconsciente a focalizar el valor del trabajo con los elementos: el aire son las ideas; el agua, las emociones; el fuego, la voluntad; y la tierra, la materia. Le dan un mensaje a nuestro inconsciente y genera un autocompromiso con nosotros mismos. Estamos observando la voluntad. Cuando yo propongo un ritual o simpatía, propongo un compromiso con vos mismo. Cuando ponemos los símbolos sobre la mesa y los observamos hacemos funcionar nuestro inconsciente. El acto mágico de encender una vela, concentrarme y planificar, nos compromete. Luego, llegará el momento de no necesitar hacerlo para que lo que estamos pidiendo se cumpla. En algún momento no hará más falta el ritual porque el compromiso de trabajar para lograrlo está garantizado.

Notas relacionadas

Bitnami