Así es la mansión de la cual Anabela Ascar fue desalojada: la casona de Belgrano que era de Héctor Ricardo García ya está en manos de María Elena, la hija del empresario – Revista Para Ti
 

Así es la mansión de la cual Anabela Ascar fue desalojada: la casona de Belgrano que era de Héctor Ricardo García ya está en manos de María Elena, la hija del empresario

La casona de Belgrano volvió a manos de María Elena, la hija de Héctor Ricardo García, tras el desalojo de Anabela Ascar. 
News
News

Según se informó en Intrusos, la casa de Héctor Ricardo García que habitaba Anabela Ascar -quien se resistía a ser desalojada-, fue finalmente vaciada. Una empresa de mudanzas llevó todos los muebles de Anabela hacia un depósito y la casa, que está por fin en manos de María Elena, la hija del empresario fallecido, permanecerá cerrrada por el momento, tal como se expresó en el programa de America.

La vida de Anabela en la casona de Belgrano

Anabela Ascar siempre quiso que esa casa fuera de ella. Allí se sintió reina y señora como en ningún otro lugar por primera vez en el año 2004. Era un sentimiento que ni siquiera había sentido delante de las cámaras cuando conducía el mediático programa de Crónica tevé que la llevó a la fama. Ahora esa mansión de Belgrano es su prisión porque allí está atrincherada. Pretende que los García le den 10 millones de pesos (antes pedía 24) a cambio de la casa. De esta manera, estaría dispuesta a dejar esa casona que hoy está en ruinas y abandonada.

Una casona que está abandonada por falta de mantenimiento.

Cuando Héctor Ricardo García murió, en 2019, "a ella le correspondieron dos departamentos y una chacra en la provincia de Buenos Aires", comentaron en "A la tarde", el programa que conduce Karina Mazzoco por América tevé. Sin embargo, ella quiso más.

La casa que tiene la reja de ingreso al garage cerrada con candado y el jardín del frente descuidado, tiene 1500 metros. Dicen que el estado de deterioro de la propiedad es importante. Está en ruinas por falta de mantenimiento: el pasto está crecido y se puede ver detalles de pintura descascarada.

La casa vista desde Google Earth. Se puede apreciar el tamaño del parque.

Estarían pidiendo por ella un millón de dólares por el mal estado en el cual se encuentra, cuando por ubicación y metros cuadrados tendría que valer el doble.

Anabela vive allí y no se sale para nada. Está acompañada de un perro, un gato y su madre. Ya no tiene personal doméstico porque no cuenta con solvencia económica.

La propiedad, dicen, vale un millón de dólares.

Además de ser una casona de dos plantas, tiene un parque de grandes dimensiones. El diseño fue pensado para que todas las habitaciones se conecten con el jardín.

Anabela persiste en su decisión de quedarse atrincherada en la mansión que era el empresario de medios. Pedía 24 millones de pesos, ahora pide 10. Una pulseada que ya peleó batallas judiciales y que promete terminar con desalojo.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig