El calvario de Tippi Hedren, la abuela de Dakota Johnson, ante el acoso de Alfred Hitchcock que arruinó su carrera - Revista Para Ti
 

El calvario de Tippi Hedren, la abuela de Dakota Johnson, ante el acoso de Alfred Hitchcock que arruinó su carrera

La actriz de Los pájaros sufrió el acoso sexual y el hostigamiento de uno de los directores más famosos y talentosos de Hollywood que escondía un perfil siniestro. En su momento trató de enfrentarlo pero la industria no estaba lista para ayudarla. Con el movimiento #MeToo reavivó su caso en las redes. Su nieta siente orgullo de la fortaleza de su abuela y lo manifestó en una entrevista.
News
News

Dakota Johnson está muy orgullosa de su linaje dentro de Hollywood: además de la hija de Melanie Griffith y de Don Johnson, es la nieta de Tippi Hedren, la recordada protagonista de Los pájaros (1963), el clásico de Hitchcock a quien ella, en un momento en que era extraño hacerlo, se atrevió a denunciar mediáticamente por los maltratos que había sufrido durante el rodaje.

La actriz recalcó -en el podcast Awards Chatter de The Hollywood Reporter- todo lo que aprendió de su abuela y se refirió, específicamente, a cómo su denuncia terminó repercutiendo en su carrera. “Ella siempre fue muy honesta y firme al defenderse. Eso es lo que hizo”, aseguró Johnson, y disparó: “Hitchcock arruinó su carrera porque ella no quería acostarse con él; y él la aterrorizó”.

La actriz de 50 sombras de Grey hizo hincapié en que, a diferencia de lo que viene ocurriendo desde hace un par de años tras las primeras denuncias contra Harvey Weinstein y la irrupción del movimiento #MeToo, Hitchcock “nunca fue responsabilizado”.

Fue justamente el sonado caso del productor el que motivó a Hedren a volver a hablar sobre el tema. Lo hizo, en su momento, a través de su cuenta de Twitter, cuando se conocieron las primeras denuncias en contra de Weinstein. ”Estoy viendo toda la cobertura mediática. Ni esto es nuevo ni se limita a la industria del entretenimiento. Yo he lidiado con el acoso sexual durante toda mi carrera como modelo y actriz. Hitchcock no fue el primero. Sin embargo, no estaba dispuesta a aguantarlo más tiempo, así que me alejé de ese mundo sin mirar atrás. Hitchcock dijo que podría arruinar mi carrera si contaba lo que me hizo. De esto hace 50 años, pero es el momento de que las mujeres empiecen a ponerse en pie por ellas mismas como ha pasado con el caso Weinstein. ¡Bien por ellas!”, expresó.

Su nieta, esta semana, parafraseó sus palabras. “Es completamente inaceptable que las personas que detentan poder lo ejerzan sobre alguien que está en una posición más débil, sin importar la industria en la que se dé esa situación”, reflexionó. Y agregó: “Es difícil hablar de ello porque es mi abuela. No querés imaginar a alguien aprovechándose de tu abuela”.

Si bien Hedren no realizó en su momento una denuncia judicial en contra del director, porque estaba segura de que iban a terminar creyéndole a él, decidió contar su verdad años después. Y lo hizo sin eufemismos. La actriz aseguró que en una ocasión, durante el rodaje de la aclamada película, Hitchcock le ordenó que tocara sus partes íntimas.

En una entrevista, en 2017, la actriz rememoró cómo de la felicidad de haber sido convocada por el director pasó a ser víctima de un calvario. “Fue un momento maravilloso, maravilloso. Nunca había hecho una película antes. Él me vio en un comercial y averiguó quién era yo y cómo podía contactarme. Luego, rápidamente me puso bajo contrato por 5 años. Descubrir que iba a estar en una película importante fue increíble. Él y su esposa Alma fueron mis entrenadores de teatro. Fue absolutamente fabuloso. Y luego saca esa carta. Yo no era una muchacha inocente. Me entristeció que hiciera eso. Le dije: ‘No me interesa. No voy a caer en esto’”.

En su libro autobiográfico Tippi: A Memoir, la actriz asegura que el momento en que el vínculo con Hitchcock cambiaría para siempre fue durante la mitad del rodaje. El hecho que causó el declive sucedió cuando ambos estaban en una limusina volviendo de hacer una toma. Fue ahí cuando intempestivamente el director se abalanzó sobre la actriz y comenzó a besarla. Hedren salió como expulsada del auto y se refugió en su habitación. “Fue un momento terrible, terrible, pero no se lo dije a nadie porque en los 60 no existían el ‘acoso sexual’ ni el ‘acecho’ como términos legales. Además, ¿quién de los dos tenía más valor para el estudio, él o yo?”, rememora.

Tippi no pudo escapar de las garras del director: tenía un contrato. Siguió 'Marnie', la ladrona (1964), donde el acoso de Hitchcock se haría más intenso y hasta ordenaría que instalen una puerta secreta que conectaba su oficina con el camarín de su musa. Fue durante ese rodaje cuando volvió a atacarla: puso sus manos sobre ella de forma “violenta” y ella se resistió. “Cuanto más me enfrentaba a él, más agresivo se volvía”, asegura la actriz.

Siguió persiguiéndome hasta que le dije que quería rescindir el contrato. Él contestó: ‘Bueno, no podés. Tenés que cuidar a tu hija, tus padres están envejeciendo’. Y le contesté: ‘Ellos no querrían que hiciera algo que no deseo. Quiero rescindir el contrato’. Y entonces él me prometió que arruinaría mi carrera. Y así lo hizo. Me mantuvo bajo contrato y no me dejaba trabajar”, reveló la actriz.

Su nieta, en tanto, expresó al respecto: “Tanto mi madre como yo aprendimos de Tippi que nunca debemos aguantar esa mierda de nadie. Ella lo diría de manera más elocuente… ¡Aún es una estrella tan glamorosa!”, cerró Dakota.

Te puede interesar:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig