Estuvimos con Christophe Krywonis en la presentación de su gran vuelta al formato reality: «Es el desafío de salir de una zona de confort» – Revista Para Ti
 

Estuvimos con Christophe Krywonis en la presentación de su gran vuelta al formato reality: "Es el desafío de salir de una zona de confort"

El chef francés debutará este domingo en la conducción de "Parrilleros Space" por la pantalla de SPACE en donde, con una fuerte impronta argentina, buscará elegir al mejor asador del país. En diálogo con Para Ti, reveló el desafío que representó este proyecto en su carrera después de haber sido parte de formatos como "MasterChef" y "Bake Off". 
News
News

Ser un asador no se circunscribe al simple acto de tirar un par de cortes de carne o unas achuras al fuego y dejar que el calor haga su magia. Es un verdadero arte y también una tarea mucho más integral. Así lo define Christophe Krywonis, quién tendrá la tarea de ponerse al frente de “Parrilleros Space”, el nuevo reality que llega a la televisión argentina desde este domingo a las 21:30 por SPACE -con repeticiones en TNT Series y TBS- y en donde el público lo encontrará con un rol que lo hará jugar en toda la cancha. El programa tiene como centro recorrer distintos puntos del país con el objetivo de encontrar al mejor parrillero: dos participantes se batirán a duelo en cada una de las 12 emisiones y, el ganador de cada envío, tendrá que medirse con el mismísimo chef francés. Un jurado elegirá a ciegas la mejor preparación.

“Es el programa que estaba buscando hacer por poder cocinar a la par de la gente. No había ninguna duda para no hacerlo”, afirma el conductor en diálogo exclusivo con Para Ti en el marco del evento de presentación que se hizo en la Estancia La República de Luján. Se trata de un verdadero desafío por tratarse de un proyecto nuevo, por su vuelta a un reality y también porque le toca ser parte de un ciclo que tiene como protagonista a una de las grandes vedettes de la cocina nacional. “Me voy a poner a desafiar a argentinos en la cocina a las brasas. El programa no solo es asado, hay muchas cosas. El Christophe exigente existe, es real… pero el normal también. No soy un tipo que se levanta y está con cara de orto. Vivo y disfruto de la vida. Soy un tipo agradecido por estar haciendo este programa”, afirma.

-Cocinas, conducís, por momentos estás juzgando y por otros sos juzgado, ¿qué desafío encontraste?

-En la pregunta está la respuesta. Es la primera vez que se hace en Argentina (ya hay versiones en México y Chile) y soy francés: el reto fue doble y me sentí muy a gusto trabajando con gente común. Van a ver que no gano siempre y eso está bueno. Me gusta cocinar con personas que me pueden enseñar cosas. No soy profesor, pero me gusta enseñar lo que sé. El momento de comunión con los participantes fue muy bueno y me lo supieron reconocer. Yo me sorprendí con lo que me encontré a nivel humano. El programa es el desafío de salir de una zona de confort en donde todos se imaginan que uno está cómodo en un canal tan prestigioso como es Telefe. Lo que yo quería es hacer cosas que me lleven a espacios o momentos de desafíos y logros profesionales en donde demuestre que Christophe no es de un canal, sino de un programa en donde le gusta estar.

-¿Cómo te ves en esta nueva etapa?

-Es lo que quería. En el primer programa le dije al productor: ‘Che, boludo, puedo perder’. La verdad que lo he disfrutado y lo sigo disfrutando muchísimo. Por más que no salga siempre bien, doy todo. En un capítulo me quemé (el brazo) de lo lindo. Seguimos grabando. Yo quería que salga mi plato y que sea bueno. De hecho, gané en esa emisión. Estoy agradecido a “Parrilleros” porque estoy donde quiero estar y hablamos de una producción que va a dar para mucho más.

Serán parte del reality 24 cocineros profesionales y amateurs. Foto: Prensa Warner Media.

-Un condimento interesante es el aspecto federal…

-Conocí lugares nuevos como General Pico. ¡Mercedes me encantó! Yo recorro el país desde hace treinta años con mi trabajo y nunca me deja de sorprender. Lo que siempre me sorprende es la generosidad y la comunión detrás de la cocina. La gente se divierte y eso creo que se ve.

-¿A qué te traslada el hecho de estar detrás de una parrilla, algo tan arraigado con la cultura argentina?

-En primer lugar, yo tengo mucho respeto por las brasas, por la parrilla y no busco ser mejor que un argentino. Soy una persona que aprendió a hacer asado en Argentina, que aprendió a dominar las brasas en Argentina y que intenta hacer las cosas que hace en la cocina tradicional. Ahí termina la historia. Después, si la gente se siente ofendida… Una sola persona en mis redes, a la que puse en su lugar rápidamente, me dijo por un error de comunicación -al hablar del carbón y no de la leña- que era una vergüenza que un francés (esté haciendo ese programa). Le dije: ‘Por lo de la leña tenés razón, por lo otro chupamela’. Yo no hago asado. Hago parrilla y la parrilla es internacional.

-“Masterchef Celebrity”, “Bake Off”, “El gran Premio de la Cocina” y ahora “Parrilleros”, ¿imaginabas este boom de competencias de cocina?

-Hace ocho años que lo vivo.  Al principio me sorprendía, pero ya no. Es algo que le gusta a la gente. La cocina convoca.

-¿Te consideras un argentino más?

-Lo que creo como inmigrante es que uno nace en un lugar y elige donde va a estar su casa. Mi casa es la Argentina.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig