Qué fue de la vida de Virginia Da Cunha: tiene 40 años, acaba de denunciar que vivió «un infierno» con Bandana, siguió con la musica, viajó a Mendoza por unos días y se enamoró – Revista Para Ti
 

Qué fue de la vida de Virginia Da Cunha: tiene 40 años, acaba de denunciar que vivió "un infierno" con Bandana, siguió con la musica, viajó a Mendoza por unos días y se enamoró

Hoy se volvió a hablar de ella porque denunció que tuvo que hacer terapia junto a las Bandana, la banda pop que integró con otras 4 adolescentes, para poder manejar el éxito y que vivía con pánico y amenazada con que la iban a echar del grupo. Sus revelaciones causaron sorpresa y nos llevaron a preguntarnos qué fue de su vida. Acá, te lo contamos todo. 
News
News

Se hizo famosa con Bandana, pero ese impresionante éxito repentino le hizo mal. Virginia Da Cunha lo dice ahora, 20 años después, y causó gran revuelo. Que haya roto el silencio ahora no es casual, es producto de vivir un año en medio de la montaña, en Mendoza, alejada del ruido de la ciudad, y adoptando una vida ecológica.

Virignia se instaló en Mendoza. Foto: IG

Con Bandana no paró de vender discos, conciertos y merchandising. Ella, rubísima, espléndida, era una de las favoritas de la banda. Sin embargo, no la estaba pasando bien. Vivía un infierno. La banda, en pleno éxito, se disolvió y de ella no se supo nada más... Hasta ahora.

Ahora, desde el inicio de la pandemia, vive en Mendoza. En una entrevista a Marie Claire contó que aún, para ella es gratificando que "vaya a donde vaya, me sigan tratando con tanto cariño y siga generando amor y emoción en la gente".

¿Cómo llegó a Mendoza? "Yo había conocido a un chico, Alejandro Malgor, que es un emprendedor sustentable en Mendoza. Él me había escrito por Instagram porque tiene una empresa que se llama Xinca, de zapatillas ecológicas, y como me sentía muy alineada a su filosofía me mandó un par y así fue como yo empecé a conectar con él", contó Virginia.

Con la guitarra y su amor. Foto: IG

Al año de que yo apoyo su movimiento y su empresa, lo conoció personalmente en Buenos Aires:"Nos caímos muy bien y empezamos una amistad. Después comenzamos a salir, todo a la distancia y a los dos meses de estar conociéndonos con viajes de por medio, viéndonos muy poco, yo fui hasta Mendoza para verlo".

Alejandro es papá de Catalina, fruto de una pareja anterior. En uno de sus posteos, Virgina le dedicó unas palabras a su amor: "Gracias por abrazar mi corazón desde el primer día con la ternura e inocencia de un Bambi. Gracias por acompañarme incondicionalmente y remarla aún en mi ausencia. Que estos 39 te den paz y felicidad en abundancia, que el mundo aprenda de tu mirada... que puedas dormir con el aire prendido y ganarme al básquet más seguido 😬", escribió.

Virginia se enamoró de Mendoza. Foto: IG

En aquel momento paró en un hotel boutique ecológico en las afueras de Mendoza, después llegó la cuarentena y entonces, el dueño del hotel le dijo que se podía quedar allí: "Él lo iba a dejar cerrado, y me dejó las llaves para que me haga cargo del lugar", contó.

Pasó el tiempo, allí se instaló con su novio y después se fue sumando más gente, una comunidad que compartía actividades relacionadas a la meditación, al reiki y a la vida sustentable. Luego, Virginia comenzó a tener trabajo como DJ y se armó una banda.

Junto a Cata, la hija de Alejandro. Foto: IG.

"Ya cualquier energía natural a uno lo hace sentir mejor, pero Mendoza conmigo está en sintonía total. Siento que mi propósito como ser humano tiene mucho que ver con lo que me está pasando con este lugar y después de mucho tiempo de estar bollando siento que encontré mi lugar en el mundo. A pesar de que soy nómade y seguiré viajando, acá me siento en armonía", reflexionó en aquella entrevista.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig