Lifestyle

Por qué el orden es importante para empoderar tu vida

“¿Todo en orden?”, es la frase “muletilla” que siempre usamos cuando saludamos a alguien (y no es casualidad). Marietta Vitale, autora del libro “Una vida ordenada”, explica el valor de la organización para lograr disfrutar cada momento de la vida.
Es importante dedicarnos regularmente al orden. Foto: 123RF.

“¿Cómo estás? ¿Todo en orden?”. ¿Por qué hacemos referencia al “orden” cuando saludamos? Pareciera que estar en orden fuese un estado, como si decir “todo en orden” significara “estoy muy bien”.

“Según mi experiencia, efectivamente el orden se refiere a un estado de ánimo, muy ligado a la decisión que tomemos sobre elegir una vida en orden. Una vida donde las rutinas tengan que ver con los objetivos personales, con nuestros tiempos, con nuestro cuidado personal y, todo esto, en armonía con lo que nos rodea: el hogar y la familia,” adelanta Marietta Vitale, creadora de Terapia del orden y autora del libro “Una vida ordenada”.

La buena noticia es que tener una vida ordenada es posible. Por supuesto, existen factores externos que pueden interrumpirnos, desviarnos o sacarnos temporalmente de la ruta del orden. Pero, si ya tenemos nuestra ruta armada, podemos retomarla sin muchas dificultades. Esto es justamente lo que propone Vitale, quien brinda algunas herramientas necesarias para lograrlo.

Casa en orden, vida en orden

Lo primero es mejorar tu vida a partir del orden de los espacios. “Una casa ordenada es una mente ordenada,” dice la autora.

Una de las formas de ordenar nuestra mente es ordenando nuestro exterior, es decir, los espacios donde habitamos. Por eso, la idea es poner orden en todos los espacios de una casa: ya sea el placard, la cocina, el cuarto de los chicos, o los espacios laborales como escritorios y bibliotecas.

Incluso, podemos ordenar los espacios que se convierten en extensiones de nuestro hogar cuando no estamos en ella, como la valija, la mochila y la cartera.

“Con el paso del tiempo, fui comprobando que, cada vez que ordenaba con algún cliente un espacio de su hogar, él también iba ordenando algún aspecto de su vida. Así nació Terapia del orden, como una manera de unir esos testimonios y experiencias. Una de mis clientas, a quien entrevisté para el libro, lo puso en estas palabras: “Al ir ordenando afuera, también íbamos ordenando nuestros propios armarios interiores”,” afirma Vitale.

Nuestro armario interior

Ordenar nuestros espacios es el primer paso que debe darse cuando se decide mudar hacia una vida ordenada. Y si vamos más allá, lo mismo sucede con nuestra primera casa, nuestro cuerpo.

Si las tareas que llamamos comúnmente “domésticas” nos llevan toda la mañana, difícilmente logremos hacernos el tiempo para pensar en alguna rutina física que podamos realizar diariamente para ocuparnos de la salud de nuestro cuerpo.

El orden ayuda a sentirnos bien interiormente. Foto: 123RF.

Porque para llegar a una vida en orden hacen faltan otros elementos además del orden en el hogar. Ese es el punto de partida, pero no el punto final. Lo siguiente es el orden personal. Y para eso hay que ocuparse de nuestras dos casas: una es nuestro hogar, la otra somos nosotros mismos. Cuando uno logra articular sus dos casas, está en paz.

Efecto dominó

Y, por otro lado, si estamos organizados y tenemos nuestros objetivos claros, podemos comenzar a ocuparnos de quienes nos rodean. Pero cuando no estamos bien, pareciera que todo lo demás colapsa.

Tal vez tu hogar ya está ordenado, pero sin embargo otros aspectos de tu vida siguen desorganizados. Para estar en equilibrio, este es el momento de centrarte en tus tiempos y tu cuerpo. En este nuevo desafío, la gran protagonista va a ser la organización.

CUERPO + CASA + ORGANIZACIÓN = ORDEN EN TU VIDA

Jean-Pierre Sergent, pintor francés, dijo: “El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización”. Sergent plantea la organización como una de las bases del éxito. Para eso, se puede poner en práctica atajos para poder organizar tanto la vida personal como familiar. De todos estos atajos, el 90% gira en torno a la organización.

“Desde el año 2013 me dedico a motivar y alentar a las personas para que logren ordenar sus casas y, por ende, sus vidas. Estar “en orden” es una metáfora para encontrarnos a nosotros mismos. En el proceso de reencuentro con nuestro ser, alcanzamos el bienestar, que se vincula a cualidades como la verdadera felicidad, la paz, la belleza, la sabiduría y la inspiración.

También se trata de las cosas buenas de la vida, como la salud mental y física, el crecimiento personal, los valores y principios, la integración social y el trabajo,” dice Marietta Vitale.

A través del orden personal podemos moldear el espacio de vida que realmente queremos, creando un ambiente que nos nutra y nos fortalezca. Esa es la maravilla de la organización: una herramienta para empoderarnos.

Notas relacionadas

Bitnami