Vicky Seguí, la doula de Paula Chaves: “Parir después de una cesárea previa es recomendable para la mujer y el bebé”

Ella fue quien acompañó en el embarazo, en el proceso de preparación al parto y maternidad a Paula Chaves. Hoy nos comparte una reflexión sobre el PVDC (parto después de una cesárea).

Vicky Seguí es la doula que acompañó a Paula Chaves en el embarazo de Filipa. Foto: gentileza Vicky Seguí.


Hace muchos años (más de treinta) que me dedico a acompañar el embarazo y el proceso de preparación al parto y la maternidad, labor iniciada aquí en Argentina (en el año 1945 aprox.) por la pionera en este tema, Brígida Morgenroth, desde lo físico, lo psíquico y lo emocional, para lograr una experiencia de parto positiva y satisfactoria.

He observando a través de tantos años el efecto de la medicalización del nacimiento, las formas de nacer en los últimos tiempos, y como las cosas han ido cambiando en función la enorme cantidad de intervenciones rutinarias y en muchos casos innecesarias que se le practican a las mujeres.

También soy testigo de los grandes cambios, de la búsqueda de información y de los procesos de preparación integral, que estas mujeres están realizando al momento de poner su cuerpo y sus emociones durante la experiencia más transformadora y reveladora: el embarazo, el parto y la maternidad.

Como educadora y motivadora a vivir experiencias satisfactorias, he leído, me he formado e informado mucho, he revisado la evidencia científica y me he basado en ella para poder acompañar estos procesos y promover e incentivar a la mujer y familias gestantes a vivir experiencias de nacimientos posibles de lograr.

“Todos los partos suceden y solo es cuestión de tener paciencia y esperar los tiempos de cada bebé y mamá, en la medida que no existan circunstancias especiales que ameriten otra mirada diferente”.

Vicky Seguí

Sin la evidencia científica, sin las recomendaciones de la OMS y sin las publicaciones del American College of Obstericians y Ginecologists, entre otras cosas, no podría sugerir a la mujer vivir una experiencia de parto luego de la cesárea previa.

Las que hemos atravesado estas experiencias en forma personal dentro de instituciones y de la mano de profesionales de la salud respetuosos de la fisiología y sus tiempos, preparados para acompañar estas experiencias, en la medida que las condiciones sean siempre favorables, sabemos que parir después de una cesárea previa es algo posible de lograr y recomendable para la mujer y el bebé por nacer. (Mi primer hijo nació por vía alta, operación cesárea, por estar en presentación pelviana, en 1996 y en la semana cuarenta justo de gestación. Cuatro años después en el año 2000 nació mi segunda hija por PVDC en forma rápida y segura).

Vicky acompañó a Paula Chaves en todo el proceso de embarazo y parto de Filipa. Foto: IG

Significado de PVDC (parto vaginal después de una cesárea previa)

Las siglas PVDC en español significan Parto Vaginal Después de Cesárea (en inglés se denomina VBAC Vaginal Birth After Cesárea, y en francés se AVAC Acouchement par Voi Vaginale Aprés Césarienne). Estas siglas se refieren a intentar un parto vía vaginal con una cesárea previa y en el segmento inferior del útero.

Edwin Cragin, en 1916, formuló un preconcepto que cuando una mujer daba a luz por cesárea los siguientes partos debían ser del mismo modo. Este concepto era justificado cuando las cesáreas eran escasas. Y cuando la incisión en el útero era en forma vertical.

Luego después de 1950 cuando la incisión segmentaria baja sustituyó progresivamente a la clásica, las reglas establecidas y válidas hasta entonces comenzaron a cuestionarse, puesto que una de las ventajas se le atribuía a la nueva técnica que era la buena cicatrización de la herida uterina.

Al generalizarse la nueva técnica de la incisión de Pfannenstiel, los riesgos a complicaciones disminuyen a enormemente y así se da comienzo a recomendar el parto después de cesárea previa (PVDC, VBAC, AVAC).


Después de 1980 cuando el número de cesáreas en Estados Unidos empezó a aumentar vertiginosamente y la mujer quería evitar una segunda cesárea, el parto via vaginal comenzó a ser tema de discusión y allí aparece la sigla VBAC (Vaginal Birth After Cesárea).

Fue en este contexto cuando en 1980 el National Institute of Health participa en un congreso sobre cesáreas y allí se concluye que el parto vía vaginal después de una cesárea es una opción lícita que debería permitir invertir la curva ascendente de los índices de cesáreas.

Hago cita de esta reflexiones: Grantly Dick-Read en su libro Childbirth Without Fear, 1933 dice: “Existe un consenso generalizado en que uno de los principales factores que implican al parto, y que por lo tanto incrementan la mortalidad materna e infantil, es la incapacidad de los obstetras para observar y permitir el curso natural del parto sin interferirlo. Puede ser por un exceso de celo o por la ansiedad fruto de la ignorancia. El caso es que es incuestionable que las interferencias siguen siendo unos de los mayores peligros para la madre y el bebé en el parto

Ventajas del PVDC


El principal hipnotizador es el propio entorno con mitos y creencia erróneas, inculcando miedos y pensamientos limitantes que llevan a fomentar el miedo y sentirse sin el poder y la capacidad para dar riendas a nuestra propia capacidad biológica y fisiológica.

Todos los partos suceden y solo es cuestión de tener paciencia y esperar los tiempos de cada bebé y cada mamá, en la medida que no existan circunstancias especiales que ameriten otra mirada diferente.

“El parto es un acto sexual y la máxima expresión de nuestra potencia psicofísica”.

Vicky Seguí


Se sabe que tiene muchos beneficios y menos riesgos tanto para la mujer como para el bebé como todo parto vaginal.

  • El bebé elige su fecha de abandonar el espacio uterino, es decir cuanto está listo y maduro para adaptarse vivir en el mundo externo.
  • El inicio espontáneo del trabajo de parto está comandado por las Neuro hormonas que la misma mujer sabe producir y que le permitirán una evolución gradual del proceso y que el bebé podrá también acompañar en forma saludable.
  • Las contracciones le preparan los pulmones, eliminado líquidos, facilitando la adaptación y respiración fuera del útero, el contacto piel con piel inmediato y evitando separaciones innecesarias de su mamá generadas por los ingresos a sector de neonatología.
  • El torrente de hormonas que se ponen en juego durante el proceso del parto y generadas de forma natural y endógena ayudan al inicio de la lactancia y al vínculo mamá bebé.
  • Según la Psicología Perinatal, bien descripto por el Dr. David Chamberlain, el niño tiene recuerdos de sus nacimiento y deja huella en su salud mental y emocional. Para la mujer también los beneficios son muchos tanto desde el punto de vista físico como emocional.
  • El parto es un acto sexual y la máxima expresión de nuestra potencia psicofísica. Le permite a la mujer encontrarse con su capacidad biológica interna, su propia fuerza y su transformación personal.
  • La recuperación es más rápida, evita complicaciones y no condiciona el futuro reproductivo de la mujer.
  • Aquella mujer que logra su PVDC le permiten en futuros embarazos llegar al parto vaginal nuevamente. En caso de reiteradas cesáreas el escenario se torna más complejo y con otros riesgos.
  • La satisfacción emocional y el empoderamiento que genera a la mujer es muy alto. Auto estima, seguridad, orgullo, sensación de completitud y poder son algunas de las sensaciones que despiertan estos partos. La relación viccular con su bebé también se ve favorecida.

La preparación para un PVDC

Vicky tiene gran experiencia preparando a las mujeres para un PVDC. Foto: gentileza Vicky Seguí.


Desde mi punto de vista, para poder llegar a vivir la experiencia de un PVDC es necesario tener el deseo de vivir esta experiencia y prepararse!


Informarse y comprender los procesos fisiológicos son clave aunque a veces no alcanza. Un proceso personal , un recorrido interno y hábitos saludables, son el pasaporte para llegar obtener buenos resultados. Cada mujer es un universo en sí misma y alberga historias que se ponen en juego el día del parto. Trabajarlas es fundamental.

“Esas palabras, si son positivas y generan confianza, le permiten a la mujer construir en su mente una idea de parto saludable y positivo”.

Vicky Seguí


La elección de un buen equipo médico que acompañe y tenga experiencia es estos nacimientos, que sea paciente y no vea a la embarazada como una bomba de tiempo. Donde acompañe con amor sin despertar miedos ni angustias. Que sepa escuchar, comprender y contener.


Recordemos que una de las mayores intervenciones es la palabra! Y esas palabras, si son positivas y generan confianza, le permiten a la mujer construir en su mente una idea de parto saludable y positivo.


Hablando con la verdad y alentando siempre en forma positiva. Generando confianza y teniendo recursos obstétricos para saber resolver cuando la situación amerita intervención.


Un embarazo normal y saludable el parto también es normal y saludable.


La alimentación sana y equilibraba y el ejercicio físico especial para esta etapa, permiten vivir un embarazo sin complicaciones y eso es lo que facilita el parto. Una mujer bien alimentada, ágil, sin edemas, es una mujer de bajo riesgo y es lo que garantiza en alto porcentaje lograr un parto luego de una cesárea previa.

Puede interesarte
filipa y paula cháves


Fomentar a la embarazadas a hábitos de salud brinda mayores beneficios y menos riesgos a sufrir complicaciones al final o patologías por falta de cuidado.


Acompañar un parto después de una cesárea amerita de convicción, paciencia, experiencia, recursos y habilidades obstétricas.


Amerita saber acompañar sin intervenciones innecesarias o bien con la intervención de la palabra justa y amorosa que genera confianza.


Siempre motivo a la búsquedas de equipo completos, tanto obstetra como partera. La partera tiene un rol muy importante, son las que hacen un trabajo más sutil con la mujer y están presentes antes que se acerque el obstetra el día del parto, las que con amor asisten y sostienen a la mujer.


Un parto después de una cesárea no se puede intervenir, no se puede apurar, no se puede inducir. ¡Sólo hay que esperar!


Esperar los tiempos fisiológicos que deben ser tratados en forma individual, sabiendo que cada mujer es diferente y tiene sus propios ritmos. Se debe tener la capacidad de acompañar y sostener el dolor de la mujer con paciencia, tolerancia y con recursos no farmacológicos. ¡Esto lleva dedicación y tiempo!


Comprender que el parto no es un acto voluntario, donde se ponen en juego las emociones personales de cada mujer es parte del saber acompañar. Si un profesional de la salud, en forma constante habla de riesgos, la mujer deja filtrar sus miedos y esto inhibe todo proceso fisiológico.

La analgesia en el PVDC

Teniendo en cuenta que el riesgo en un PVDC es la ventana de apertura en la cicatriz previa en el útero ( cifras de menos del 1 % según la evidencia ) y la única manera de manifestarse es el dolor, en estos partos la anestesia peridural se retrasa casi al final y en muchos casos no se aplica por decisión de la propia madre.

“Dar sentido al dolor por medio de la relajación y el movimiento para llevar adelante el trabajo de parto”.

Vicky Seguí


Esto amerita un gran preparación física y emocional de la mujer con recursos para acompañar y dar sentido al dolor, por medio de la relajación y el movimiento llevar adelante el trabajo de parto. Un recorrido donde derribar pensamientos limitantes que permita a la mujer estar serena tranquila y sin activar el síndrome Temor-Tensión-Dolor.


Un proceso de preparación consciente para estos partos siempre me ha permitido brindar confianza y herramientas para vivir una experiencia saludable y casi sin intervenciones.
¡El PVDC es recomendable en mujeres sanas y con embarazos sanos!


Fuentes: Michel Odent “La Cesárea” 2006/Ibone Olza ¿Nacer por cesárea? 2012.
Vicky Seguí es profesora en Educación Física UNLP, Doula CD(DONA) (duola certificada oficialmente en DONA INTERNACIONAL) y HypnoBirthing Educator (HBEC) Educadora oficial de HypnoBirhting.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba