William y Kate aplaudieron a los médicos junto a sus hijos

El príncipe William grabó un video para agradecerle a los médicos su trabajo en la pandemia del coronavirus. Fue una sólida presentación que incluyó Zoom y la presencia de Kate y sus hijos unidos para aplaudir el trabajo de los profesionales de la salud que luchan contra la COVID-19

William y Kate, los duques de Cambridge, le rindieron un homenaje a los trabajadores de la salud por la labor que están llevando a cabo combatiendo al coronavirus.

Los duques se sumaron públicamente al aplauso que cada noche a las 20 (al igual que en nuestro país se realiza a las 21) se hace a lo largo de Gran Bretaña en agradecimiento a los llamados trabajadores de primera línea. Un reconocimiento por su ardua su lucha contra la enfermedad de la COVID-19.

El príncipe William también se comunica por Zoom

El príncipe William y una actuación previa digna de una miniserie. En plena videoconferencia por Zoom. Foto: IG

Pero estos aplausos públicos no fueron totalmente espontáneos. Y es que los duques prepararon para este homenaje un video previo.

Con el príncipe William como un buen actor. Así interpretaron una videoconferencia ficticia -¡por Zoom!-, donde se lo ve charlando con un “colaborador” sobre cómo va la cuarentena en casa y cómo llevan los estudios de sus hijos (parece que las clases de francés los tienen a maltraer).

Todo para apurarlo y tener al duque de Cambridge listo para su cita de las 20: la hora de los aplausos donde el pueblo británico agradece a los trabajadores de su sistema de salud.

Aplausos reales para los médicos

Así, se vio al príncipe salir a la puerta de su casa en Norfolk.

Y William no salió solo a aplaudir. Se vio al duque abrir la puerta de Anmer Hall y dejar pasar a su mujer, Kate Midletton y a sus tres hijos: los príncipes George (6), Charlotte, (4) y el pequeño Louis (a upa de su mamá) con sus 2 años recién cumplidos.

Juntos los Cambridge comenzaron a aplaudir sin cesar.

Así se vio a los Cambridge agradecer a su pueblo por los esfuerzos durante la pandemia y a los trabajadores de la salud. Fotos: IG

En cada aparición desde el comienzo de la pandemia, tanto William como Kate se encargaron de resaltar el trabajo de médicos, enfermeros y todo el personal de la salud que se encarga de cuidar por quienes se contagian el coronavirus y tratan de prevenir la propagación de la COVID-19.

Se trata de un gesto del príncipe, que desde el aislamiento de su abuela la reina por su avanzada edad y la enfermedad de su padre (hoy recuperado de COVID-19) es a cara visible de la soberanía en Gran Bretaña.

Puede interesarte

Distintas imágenes mostraron los aplausos y a los homenajeados, el equipo de salud que combate al coronavirus. Foto: IG

En el video se mostraron imágenes de diferentes ciudades de Gran Bretaña donde el aplauso sincero para los médicos se repite cada noche. Le llaman Clap for Carers (Aplauso por los cuidadores).

Todos los equipos pararon durante todo un minuto para dejar su agradecimiento en forma de aplauso. Foto: IG

Equipos de diferentes fuerzas de seguridad, vecinos de barrio que salen a las calles carteles en mano y hasta en los lugares más remotos del Reino Unido fueron parte de este saludo-homenaje real para quienes ponen en riesgo sus vidas y las de sus familias para evitar que la enfermedad continúe matando personas.

Por todo Gran Bretaña se multiplican las señales de agradecimiento. Puertas y ventanas lucen carteles. Foto: IG

La Familia Real inglesa unida contra el coronavirus

Visiblamente recuperado, el príncipe Carlos también fue parte del video. Foto: IG

El agradecimiento a los médicos tiene su dejo especial. Gran Bretaña sobrellevó la enfermedad de su primer ministro, Boris Johnson y también del mismo príncipe Carlos.

Ambos remarcaron cuánto le debían a aquellas personas que se ocuparon de ellos mientras peligraban sus vidas. El mismo príncipe de Gales quiso ser parte de este video orquestado por los duques de Cambridge para mostrar su agradecimiento a su pueblo.

Se lo vio saludable, aplaudiendo a la par de su esposa, Camilla. Ya sin distanciamiento social desde su casa escocesa Birkhall, en Aberdeenshire.

Ir Arriba