Fit

Aprendé a preparar el poderoso té matcha

Tan rico como canchero y saludable, este té verde súper puro es considerado una medicina ortomolecular por todos sus beneficios. Seguí el paso a paso de nuestro tutorial y convertite en una experta.

Es el boom en el mundo de la cafetería healthy. El matcha es supernutritivo, rico (aunque no suele ser un amor a primer sorbo porque es bastante amargo) y tiene un color intenso que llama la atención. El origen de este té verde se remonta a la época de la dinastía Song en el siglo X en China y hasta el día de hoy es una de las infusiones más bebidas en Oriente. Sobre todo durante las prácticas de meditación budista ya que relaja el cuerpo y calma la mente. “El té apaga la sed, reduce las ganas de dormir, alegra y aviva al corazón”, habría dicho el emperador chino Shen Nung cuando descubrió el té matcha 3.000 años antes de Cristo.

Tan legendaria como bondadosa, hoy esta infusión verde vibrante volvió a estar en boca de todos por sus múltiples beneficios, desde ayudar a reducir la grasa corporal hasta combatir el colesterol (ver recuadro). La preparación tiene sus truquitos. Es simple, pero hay algunos pasos característicos de la ceremonia oriental que hay que respetar. A continuación, la barista, tostadora y Q Grader Agustina Román (@baristazen) nos enseña a realizar nuestro propio té matcha. ¡Que lo disfrutes!

El té matcha de origen japonés de 100 g ronda los $ 1000 según la marca. Foto: Diego Soldini.

Mise en place: prepará todos los utensilios que vas a usar. Un bowl pequeño o cuenco de cerámica llamado chawan, un batidor de bambú llamado chasen, una cucharadita de bambú llamada chashaku, una pava con agua caliente (70-80º) y el té matcha en polvo.

Calentar el cuenco: en una primera instancia, echale un poquito de agua al recipiente, removela de un lado a otro y eliminala. Tiene que quedar vacío.

Podés conseguir este té en las dietéticas más completas del país. Foto: Diego Soldini.

La hora del té: con el chashaku –cucharita de bambú con la medida exacta– agregá 1 g de té en polvo.

Líquido: de forma muy delicada, echale un chorrito (aprox. 30 ml) de agua caliente. Es preferible que pongas poca cantidad a que te excedas.

Es importante no dejar de batir hasta que se formen burbujas. Foto: Diego Soldini.

Bate que bate: revolvé enérgicamente en forma de M y W con ayuda del chasen hasta que salgan las primeras burbujitas. Luego andá incorporando el resto del líquido, sin dejar de batir.

Podés tomarlo solo o con alguna leche. ¡Animate al matcha latte! Foto: Diego Soldini.

BENEFICIOS

Por la médica holística Florencia Raele (@beautyfreak.room).

X Aumenta el metabolismo. X Ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre (ideal para pacientes con diabetes o resistencia a la insulina). X Previene la hipertensión arterial, las caries, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares asociadas. X Aumenta los niveles de colesterol “bueno” (HDL) y disminuye los de colesterol “malo” (LDL). X Es un poderoso antioxidante, ¡por lo tanto previene el envejecimiento prematuro! X Ayuda a regenerar las células cerebrales, disminuyendo el deterioro causado por el Alzheimer y el Parkinson. X Disminuye los síntomas de depresión/ansiedad, mejora la función cognitiva y concentración (foco). X Fortalece el sistema inmunólogico: por lo tanto previene cualquier tipo de enfermedad. X Tiene una poderosa acción analgésica y antiinflamatoria: útil para las enfermedades inflamatorias musculares/osteoarticulares/intestinales. X Potencia la actividad detoxificante del hígado. X Es energizante sin producir los efectos adversos típicos del café (altibajos de energía, dependencia, alteraciones del sistema nervioso).

Notas relacionadas

Bitnami