Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)
 

Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)

Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)
Una experta en pelo revela la verdad detrás de los alisados. Además, nos da sus tips infalibles para moldear los rulos en casa de la manera más simple y con los mejores resultados.

¿Qué es lo más conveniente hacer cuando tenemos rulos pero nos cuesta mantenerlos en forma? Muchas veces vamos a la peluquería y nos aconsejan tratamientos para "controlar" el pelo, mientras prometen hidratarlo por dentro.

Pensamos que es la mejor opción, ya que no tendremos que recurrir a los elementos de calor para modelarlos. Pero, por otro lado, eso implica perder la forma natural del pelo. Y, cuando el tratamiento se comienza a lavar, vemos cómo ese control va desapareciendo lavado tras lavado.

Entonces, nuestro pelo vuelve al estado original (o tal vez, a uno peor). Y creemos que la solución vuelve a estar, una vez más, en esos tratamientos.

Para tener otra mirada y saber un poco más del tema, consultamos a una experta en pelo Georgina Buscaglia (especialista en color y cuidado del cabello) quien nos brindó su opinión y asesoramiento.

Alisados, keratina, botox: ¿son lo que prometen?

¿Sentís que nadie te comprende y cada vez que entrás en una pelu te miran con deseos de alisarte el cabello?

Claramente, durante los últimos 20 años, muchas mujeres tanto de cabello semi lacio como rizado, optaron por estos tratamientos por el deseo de no lidiar ni un día más con su pelo.

Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)

Pero el tiempo pasó. Todas conocimos lo perjudiciales que son estos tratamientos para nuestro pelo como para nuestra salud, y hoy nos encontramos en este conflicto de lidiar entre la conciencia y la necesidad de estar arregladas fácilmente.

Quiero contarte que -lamentablemente- ninguno de los tratamientos promocionados hoy como keratinas, botox, alisados, células madre, etc., dicen ser lo que prometen: hidratación/nutrición. Es totalmente lo opuesto.

La verdad detrás de los alisados


Estos tratamientos son químicos que tienen la capacidad de transformar la estructura de la fibra capilar, volviéndola lacia. Pero para transformar hay que romper o debilitar, y eso nunca es bueno.

Pero como vos ya no querés alisarlo -y no tendrías por qué-  pero tenés miedo de pedir cualquier tratamiento (al final todos ofrecen alisados encubiertos con estos nombres fantasía o promesas de hidratación) debés estar segura que no te están ofreciendo un alisado encubierto.

Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)

La mejor manera de detectarlo es consultar si lo que te ofrecen se solidifica con plancha al final. Si es así, ¡es alisado! No nutre ni hidrata. Te aconsejaría cambiar de peluquería.

Para mantener tus rulos disciplinados, con fuerza, y sin frizz, debés saber esto: ¡tu cabello necesita hidratación! ¡Mucha! Así que, al menos, cada 10 días tendrías que aplicarte alguna ampolla o realizar un tratamiento de hidratación.

Cómo manejar tus rulos (y no tener que caer en los alisados)


Otro tip fundamental es mantener tu corte cada 2 meses para que tu patrón de rulos sea parejo y no pierda forma.

Y lo más importante: saberlo modelar con producto, tus manos y -si lo deseás- con difusor.

3 tips para que luzcas tus rulos espléndidos


1- Al salir de la ducha, con el pelo casi empapado, vas a colocarte crema de peinar para rulos: de medios a puntas.

Bajá tu cabeza mirándote el ombligo y rastrillá tu cabello con los dedos abiertos, desenredando bien desde la raíz. Asegúrate que la crema cubra muy bien tus medios y puntas.


2- Una vez desenredado con tus manos vas a hacer el scrunch de puntas hasta la raíz, varias veces, con movimientos suaves y seguros, no queremos despertar frizz.

¿Cómo sabemos si está suficientemente mojado y cubierto de crema? Con cada scrunch debemos sentir cómo el residuo de producto se filtra entre nuestros dedos.

Para quitar el excedente vas a hacer scrunch con una remera de algodón: nunca una toalla porque puede despeinar y generar frizz.

3- Siguiendo agachada y mirándote el ombligo, podés terminar tu secado con difusor (la mayoría de las cremas profesionales para rulos tienen protección térmica).

Cada vez somos más los salones donde respetamos tu formato natural de cabello, lo modelamos y lo tratamos con productos adecuados para que salgas espléndida y llena de tips y trucos para seguir tratándolo en casa.

Fotos: Pinterest

Fuente: Georgina Buscaglia, especialista en color y cuidado del cabello

Suscribite al newsletter de Para Ti 

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti cada semana en tu mail con las últimas tendencias y todo lo que te interesa, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig