Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño – Revista Para Ti
 

Historias de Cemento: Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño
En esta nueva edición de Historias de Cemento los invito a conocer un palacio neocolonial, ubicado en Suipacha 1422, en pleno barrio de Retiro y a pocos metros de la transitada Avenida del Libertador. Con Ustedes, el Palacio Noel, hoy Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco.
Deco
Deco

“A nuestra generación corresponde la honrosa misión de crear un arte nacional grande por la personalidad de sus iniciativas originales, y al igual de los estilos europeos, dé una interpretación estética definida.” Hugo Pellet Lastra, arquitecto.

Sumido en el silencio, ingresar al Palacio Noel propicia la abstracción a un estado fuera del tiempo. Un jardín de olivos, ombúes, palos borrachos, algunos cítricos y flores de malvones, jazmines y rosales dialogan con la centenaria enredadera en sacra comunión.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

La arquitectura neocolonial aparece en los balcones de madera, característicos de la ciudad virreinal de Lima que se funden en el patio y jardín con la cerámica de Talavera de la Reina de Toledo.

La imagen musulmana del aljibe de mediados del siglo XIX y las mayólicas (influencia árabe del sur de España) se entrelazan en un conjunto de irreprochable belleza entre escaleras y desniveles, fuentes y bancos de descanso y contemplación. 

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

El Palacio Noel de Retiro, a metros de Avenida del Libertador es un exponente de un tiempo en que la revisión del pasado se hacía presente y conciliar con el nacionalismo era una cuenta pendiente.

Hasta entonces, el estilo francés era el predominante en los estilos de los palacios y residencias levantadas hacia finales del siglo XIX y primeros años del siglo XX en Buenos Aires, claramente con la mirada puesta en Europa. 

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

El Palacio Noel se construyó en un tiempo en el que un grupo de intelectuales, artistas y arquitectos repensaron la estética colonial, renaciendo al nacionalismo en todas las artes.

Personalidades de la literatura como Ricardo Rojas, Leopoldo Lugones y Manuel Gálvez se suman a esta etapa de revalorización de la identidad nacional basada fundamentalmente en el pasado hispano pre-inmigratorio y en el origen prehispánico.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

En cuanto a la arquitectura, entra en escena el reconocido arquitecto Martín Noel (1888–1963) historiador de arte hispanoamericano, ensayista y un importante coleccionista de arte.

Noel fue promotor del nuevo estilo llamado movimiento “Neocolonial” que se desarrolló en Argentina entre 1920 y 1940 aproximadamente, reinterpretando la arquitectura colonial, desarrollada tanto en nuestro país cómo en América.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Este estilo se caracteriza por el uso de la teja, el arco de medio punto, las columnas redondas y salomónicas y el uso de la madera como elemento estructural y de ornamentación.

Aparecen los balcones de hierro forjado o de madera, tallados, el concreto armado y los pisos decorativos. Se utiliza la línea curva y la recta tanto en las fachadas como en las estructuras interiores.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Para 1918 Doña Josefina Acosta adquiere unos terrenos en la zona de Retiro que habían formado parte de la quinta de la familia Estrada.

Allí se proyecta la construcción de una casa para su hijo Carlos Noel, quien fuera intendente de la Ciudad de Buenos Aires durante el período presidencial de Marcelo T. de Alvear (entre 1922 y 1927) y un estudio/vivienda para su otro hijo, Martin Noel, arquitecto y encargado de diseñar el proyecto sobre terrenos sembrados de olivos.

La obra finalmente fue inaugurada en 1923 y vivirían allí tan solo diez años.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

La casa, actualmente una de las sedes del Museo Isaac Fernández Blanco, es ejemplo de la arquitectura neocolonial de la década de 1920 y es el modelo más acabado de su propuesta estética.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Se trata de una residencia de influencias francesas e italianizantes, buscando volver a las fuentes hispanoamericanas, un revival inspirado de la arquitectura barroca española y colonial de tradición limeña, cusqueña y jesuítica del siglo XVIII.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Martín Noel fue uno de los principales impulsores del estilo neocolonial en la Argentina, a pesar de haberse graduado en Francia en 1914, formado en la École Special d´Architecture y la École de Beaux Arts de Paris.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

El portal de acceso sobre Suipacha 1422 recuerda al Barroco Arequipeño del siglo XVIII, enmarcado por columnas salomónicas y con sobrias rejas en las ventanas.

Se trata de dos cuerpos organizados en torno a un "patio de honor" y jardines interiores, destinados a cada uno de los hermanos reproduciendo el modelo de los palacios franceses de claro estilo ecléctico.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

El cuerpo principal fue ocupado inicialmente por Carlos Noel y se ubica en el sector más alejado de la entrada y en un nivel más elevado en relación con el patio que lo precede.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Al ingreso, en la planta baja de la casa (lo que los italianos llaman piano nobile) se ubicaron los salones de recepción, una pequeña sala, un comedor de planta octogonal y una gran biblioteca - hemeroteca.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

En el primer piso están los cuartos privados de la familia. La fachada muestra claramente el trazo de la arquitectura neocolonial iberoamericana como el uso de balcones de madera como los que pueden verse en la ciudad de Lima, Perú.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Noel construyó hacia la calle su vivienda taller, conformada en aquel momento por una sala, un dormitorio y un amplio estudio - atelier, una capilla (aunque sin consagrar) y aprovechó el desnivel natural de la barranca en la que está ubicada la edificación para construir el jardín con declive, allí la pendiente baja hasta Av. Del Libertador.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Durante algunos años, el Palacio Noel estuvo alquilado por la embajada de los Estados Unidos. Franklin D. Roosevelt visitó la Argentina en 1936 y se alojó allí.

Ese mismo año, la familia Noel decidió vender la propiedad a la comuna porteña, dicen por un monto simbólico y con la condición de convertir la casa en museo, dejando allí la mayor parte de las colecciones de arte hispanoamericano y español reunidas por Martín durante sus viajes de investigación.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Quedaron en la residencia pinturas cusqueñas, muebles castellanos y virreinales de estilo frailero, imaginería, herrería, cerámica, más todos los elementos arquitectónicos adosados al palacio como parte de su terminación: puertas de iglesia, retablos y balcones limeños.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

A fines de los años 40 se sumó al Museo la valiosa colección de arte del coleccionista Isaac Fernández Blanco.

El museo cuenta con una invaluable colección que alberga obras de arte del período virreinal americano (siglos XVI al XVIII). Pinturas, litografías y fotografías antiguas, planos originales, collages e información de la historia y arquitectura neocolonial.

Se expone cerámica española, platería, pintura de las escuelas cuzqueña, potosina y mexicana como también varias piezas de arte colonial del vasto territorio argentino.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

El museo expone las piezas de la colección dentro de tres ejes que dan cuenta de los diversos ámbitos culturales en donde fueron producidas: el mundo sur Andino, la cultura de la selva (misiones Jesuíticas) y a Buenos Aires como la gran puerta del Atlántico.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

En 1963, el acervo original se vio enriquecido por el legado de la coleccionista Celina González Garaño, compuesto por más de setecientas obras de arte de los siglos XVIII, XIX y XX.  Este fenómeno se repitió con su hermano Alfredo en 1972 y con su cuñada María Teresa Ayerza, en 1989.

Para los años 60 y 70, la política de adquisiciones estuvo enfocada en el rescate de las obras de arte que se produjeron o circularon en el actual territorio argentino durante el período colonial con el objetivo de transformar a este museo en el principal referente del tema en la región.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

La tarea del arquitecto Noel fue vastísima, dejando libros y un cumulo de controversias que desataron sus propuestas. Martin Noel fue presidente de la Comisión Nacional de Bellas Artes, de la Asociación Estímulo de Bellas Artes, miembro de la Academia de la Historia, fue autor de importantes obras destacando el Pabellón Argentino para la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1928 y el edificio de la Embajada Argentina en Lima, Perú. Su obra arquitectónica se extiende por gran parte de Latinoamérica.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Planos, croquis, láminas, informes y fotografías de proceso de obra fueron el resultado de una tarea conjunta para la puesta en valor de esta residencia y sus jardines dando como resultado la recuperación histórica agitando el patrimonio colonial.

Cuando quisieron olvidarlo se reivindicó, cuando la mirada fue puesta en Hispanoamérica se valorizó. Bastaba enriquecer nuestra propia idiosincrasia, enaltecer nuestros valores y hacer verbo la Nación.

Palacio Noel, la joya del estilo neocolonial que esconde uno de los jardines más hermosos del centro porteño.

Fotos: gentileza @museofernandezblanco.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig