Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño - Revista Para Ti
 

Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño

Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño
También conocido como árbol del ámbar, enamora a primera vista con sus colores otoñales que van del rojo al amarillo y naranja. Acá te contamos todas sus curiosidades y cuidados para que lo conozcas mejor.
Deco
Deco

Seguramente lo viste alguna vez, sobre todo en esta época. El Liquidámbar es un árbol que no pasa desapercibido: durante la primavera sus hojas son de color verde claro, pero ahora, en otoño, cambian a tonos rojizos, amarillos y naranjas, convirtiéndose en uno de los árboles ideales para darle color a los jardines.

Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño. Foto: 123rf.
Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño. Foto: gentileza @en_raizar.

Liquidámbar: el árbol más otoñal

También conocido como árbol del ámbar, su nombre científico es Liquidambar styraciflua L. y pertenece a la familia de las Hamamelidaceae.

Tiene un porte y una elegancia única, y puede alcanzar los 40 metros de altura. Su copa es bastante ancha y redondeada, por lo que debería ubicarse en un espacio amplio.

"Es importante tener en cuenta que cada situación es única, y que las raíces del Liquidámbar, al igual que cualquier otra especie de árbol, pueden tener un impacto diferente según la ubicación y las condiciones del suelo y la estructura en cuestión", explica la paisajista Clara Marré @en_raizar.

Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño. Foto: gentileza @en_raizar.

La corteza de este bellísimo árbol es de color grisáceo y con el tiempo se va agrietando, lo que le da un aspecto muy natural e interesante.

Liquidámbar: el árbol perfecto para darle color a tu jardín en otoño. Foto: 123rf.

Cómo cuidar el árbol Liquidámbar

  • Luz y ubicación: prefiere espacios amplios con mucho sol y protegido del viento.
  • Temperatura: es bastante rústico y resistente las heladas.
  • Riego: es importante regarlo regularmente, especialmente durante los primeros años de vida.
  • Sustrato: agradece suelos húmedos y bien drenados, aunque puede adaptarse a diferentes tipos de suelos.
  • Poda: se recomienda realizar una poda para mantener su forma y eliminar las ramas secas o enfermas.

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig