Ella es Sanna Marin, la primera ministra de Finlandia, la más joven del mundo

Tiene 34 años y es la nueva máxima autoridad del gobierno finlandés.  Feminista, ecologista y defensora de los derechos de las minorías sexuales, es la cara visible de un creciente grupo de mujeres jóvenes que están tomando las riendas del poder en el país nórdico.

Sanna Marin acaba de suceder en la Jefatura del Gobierno de Finlandia a Antti Rinne, quien se vio forzado a renunciar tras perder el apoyo de sus socios políticos. Y hace historia.

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia a los 34 años, la más joven del mundo. Foto: Fb SM.

Con 34 años recién cumplidos acaba de convertirse en la primera ministra más joven de la historia del país nórdico y la más joven del mundo, por delante del primer ministro ucraniano Oleksiy Honcharuk (35) y de Jacinda Ardern de Nueva Zelanda, que tiene 39 años.

De breve pero vertiginosa carrera política Marin es, además, mamá de un hijo que cumplirá dos años en enero próximo.

Ecologista, feminista y defensora de minorías sexuales

Hasta hace algunos días, ella formaba parte del Poder Ejecutivo de Helsinki como responsable de Transporte y Comunicaciones. Pero apenas Rinne dimitió, Marin se postuló como la alternativa del Partido Social Demócrata (ella es la vicepresidenta de este espacio político) como una manera de salvar la coalición de centroizquierda y evitar elecciones anticipadas.

Nació en 1985, en Helsinki, se graduó en Administración Pública y representa al ala más progresista del partido.

Participó de las juventudes socialdemócratas desde muy joven y su gran despegue a la escena política grande sucedió en 2010, cuando entró a formar parte del comité nacional del SDP.

Sanna Marin hace historia desde la Jefatura de Gobierno de Finlandia. Foto: Fb SM.

Dos años más tarde, fue elegida concejal de Tampere, la tercera ciudad de Finlandia y el lugar donde se crió y trabajó como cajera y empleada en un local de dulces. En 2015 ocupó un lugar en el Parlamento finlandés, con apenas 29 años.

Sanna Marin es reconocida por su participación activa en causas ecologistas y también se identifica con el feminismo y la defensa de los derechos de las minorías sexuales.

“Vengo de una familia con pocos recursos y yo no hubiera tenido posibilidades de tener éxito y progresar si no tuviéramos un sólido estado de bienestar y un buen sistema educativo”, afirmó en una entrevista Sanna, criada por su madre lesbiana y su pareja, muchos años antes de que la ley finlandesa reconociera el matrimonio homosexual.

“Soy de una familia homoparental y eso sin duda me ha condicionado para que la igualdad, la paridad y los derechos humanos sean muy importantes para mí”, asegura esta joven política que desde sus inicios llamó la atención por su carácter, carisma y ambición.

Sanna Maris es reconocida como activista ecologista, feminista y defensora de los derechos de las minorías sexuales. Foto: Fb SM.

Una “receta de género”

Además de dirigir el Ejecutivo, Marin deberá recuperar el respaldo popular del SDP y frenar el ascenso del partido de extrema derecha Verdaderos Finlandeses. Y todo en el contexto del tramo final de la presidencia finlandesa de la Unión Europea (UE).

“Tenemos mucho trabajo por hacer para recuperar la confianza”, aseguró Marin, la cara visible de lo que los analistas denominan “una receta de género” para salir de la crisis política de Finlandia.

“Nunca he pensado en mi edad o género. Pienso en las razones por las que entré en política y en aquellas cosas por las cuales me he ganado la confianza del electorado”, aseguró a la prensa local Sanna Marin, desde ahora máximo exponente de un fenómeno de género que viene ocurriendo en Finlandia, país en el que en la actualidad mujeres jóvenes, casi todas sub35, ocupan relevantes posiciones políticas.

Otra historia de empoderamiento femenino: Roula Khalaf será la primera mujer en dirigir el Financial Times

Ir Arriba