Fiorella Alvarenga: “La mejor amiga que tenemos somos nosotras mismas”

En una columna sobre motivación y cambio de hábitos, Fiorella Alvarenga -periodista, odontóloga y creadora del blog “Yo, la ex gorda”- pregunta: ¿quién vas a ser?¿tu amiga o tu enemiga? Y reflexiona sobre la manera más sana de relacionarnos con nosotras mismas, con nuestro ser auténtico, nuestras metas y sueños.

Fiorella Alvarenga es periodista, odontóloga y creadora del blog “Yo, la ex gorda”. Foto: gentileza Fiorella Alvarenga.

Mirarse frente al espejo y buscar, cual si fueses una inspectora o algún adulto que te juzgó cuando eras niña, algo para criticarte. Sufrir por cada fotografía en la que fuiste captada. Anhelar ser como las personas que se ven tan felices en su piel con características que si esas mismas estuvieran en tu piel serían defectos. Soñar con hacer actividad física o ponerte un vestido sin miedo a lo que el resto pensará.

Criticarnos es una de las prácticas, lamentablemente, más normalizadas en el mundo. Y es que no lo hacemos para construir. No, lo hacemos para destruir. Y ese es un aprendizaje dañino.

Yo, mi mejor amiga

En algún momento de nuestra vida nos convertimos en nuestra peor enemiga y olvidamos que la mejor amiga que tenemos somos nosotras mismas. Porque nadie conoce el camino recorrido, los temores acumulados, las emociones vividas y los anhelos con los que soñamos como nuestro ser lo hace.

Todas esas veces que intentaste cambiar tus hábitos, que abandonaste un deporte o que te negaste dar un paso tiene un origen. Y vos, como tu mejor amiga, tenés que encontrarlo para poder cambiar. Porque cambiar es parte natural del ser humano. Es la gran lección de la vida y es la forma de perdonarnos por no haber logrado antes nuestras metas y el secreto para alentarnos a alcanzarlas.

No hay relación más íntima que la que llevás con vos misma. Y esa cercanía puede llegar a ser un arma de doble filo. Porque vos sabés con cuáles palabras te podés alentar y con cuáles lastimar. Porque recordás todo lo que te ha hecho feliz y también lo que te ha hecho llorar. Porque sabés qué parte de tu cuerpo te genera más inseguridad y por qué lo hace.

“Cambiar es parte natural del ser humano (…) Es la forma de perdonarnos por no haber logrado antes nuestras metas y el secreto para alentarnos a alcanzarlas”, escribe Fiorella en esta columna exclusiva para Para Ti. Foto: gentileza Fiorella Alvarenga.

Dejá de pelearte con vos misma. Olvidate de ponerte una etiqueta. Renunciá a ser lo que alguien más te dijo que eras y que una parte tuya creyó aunque eso significó romper muchos sueños. Vos decidís quién sos.

Sos lo que hacés, lo que creés y lo que lográs

No te autodefinas por cómo luce tu cuerpo, ni dejes que eso establezca tus límites o te niegue oportunidades. Porque no sos como lucís… sos lo que hacés, lo que creés y lo que lográs. Y eso solo lo conocés a fondo vos misma.

Alejate del “yo soy así” como un obstáculo o para reencontrarte con tus temores. Porque si ese “yo soy así” te aleja de tu felicidad, de los que querés y de tus metas, es muy probable que en el fondo no seas así.

Retate cada vez que te encuentres maltratándote. Exigí tu lugar y aprendé a defenderte como lo hace una verdadera amiga.

“Retate cada vez que te encuentres maltratándote. Exigí tu lugar y aprendé a defenderte como lo hace una verdadera amiga”. Foto: gentileza Fiorella Alvarenga.

Aprendé a cuestionarte “¿por qué no?” cuando aparezca una inquietud en tu vida. Proponete un plan y disfrutá del camino. Así, no volverás a ver la tristeza en algo que no se dio, sino valorarás la alegría que significó intentarlo.

“Vos podés”. Repetilo todos los días, cuantas veces sea necesario. No arrastres toda tu vida con una carga. Reinventate. Definí quién no quisieras ser más y dejá ir a eso que no te deja avanzar.

Dejá de compararte porque cada persona tiene su propio camino, su antes y después que no siempre será evidente al lente de una cámara, sus luchas y sus fracasos.

Puede interesarte

Pero no olvidés que para lograr todo eso, tenés que conocerte, comprenderte, tratarte con cariño, alentarte y perdonarte. Porque, así como sucede en las amistades, cuando dejamos un sentimiento escondido, siempre va a hacer ruido.

Y convertite en tu propia inspiración porque cuando las cosas se hacen para encajar, se necesita de la famosa fuerza de voluntad… pero cuando se hacen para disfrutar, solo se necesitan ganas.

Fiorella Alvarenga creó “Yo, la ex gorda” para seguir contando su historia. Foto: gentileza Fiorella Alvarenga.

Autorretrato de la autora: Fiorella Alvarenga

Mi nombre es Fiorella Alvarenga. Soy periodista, odontóloga y la creadora del blog “Yo, la ex gorda” que cuenta con lectoras de toda América Latina. La experiencia me ha enseñado que las limitaciones que imponen e imponemos sobre nuestra vida y cuerpo no conoce de nacionalidades. Escribo desde el “¿por qué no quitarse una etiqueta?” como algo que podemos preguntarnos a diario para cambiar nuestra vida.

Los links a mis redes son: https://www.facebook.com/laXgorda y en Instagram: @laxgorda

Más Para Ti Energía Fit: 5 hábitos saludables y ejercicios para adoptar y hacer ya mismo

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba