La verdad sobre la historia de Gambito de Dama: ¿real o ficción? – Para Ti
 

La verdad sobre la historia de Gambito de Dama: ¿real o ficción?

Los siete episodios de esta increíble miniserie siguen casi una década y media de la vida de Beth Harmon  -interpretada magistralmente por Anya Taylor Joy-, una prodigiosa ajedrecista norteamericana que se enfrenta con todo tipo de rivales en torneos mundiales. Pero la pregunta que todos nos hacemos, al ver la serie, es: ¿Beth Harmon existió o es sólo un personaje de ficción?
News
News

El viernes 23 de octubre se estrenó Gambito de Dama y se convirtió, en un mes, en el mayor éxito de Netflix hasta la fecha, llegando a 62 millones de hogares a nivel mundial y rankeando entre las 10 series más vistas en 92 países (incluyendo Sudáfrica, Argentina e Israel, entre muchos otros).

Pero, más allá del increible éxito de la serie -protagonizada por Anya Taylor Joy y creada por Scott Frank y Allan Scott- la pregunta que muchos se hacen es: ¿Gambito de dama está basada en un hecho real? ¿Beth Harmon existió? De ello hablaremos en esta nota.

La mente brillante de la protagonista de la serie

Anya Taylor Jo interpreta a Beth Harmon, una prodigiosa ajedrecista norteamericana. Foto: Instagram

Los siete episodios de la miniserie siguen casi una década y media de la vida de Beth Harmon, interpretada magistralmente por Anya Taylor Joy. Su historia comienza en un orfanato donde, todos los días, le dan tranquilizantes y pronto desarrolla una adicción a las drogas.

Pero también descubre un talento oculto mientras aprende a jugar al ajedrez con el conserje del estricto hogar en el que vive. Con el tiempo, debe lidiar con su adicción mientras persigue su sueño de convertirse en una gran maestra de ajedrez.

Gambito de Dama recibe ese nombre en honor a una clásica jugada de ajedrez que se basa en una apertura cerrada, un término técnico del deporte. Beth Harmon tiene una mente prodigiosa y es tan hábil en el juego que termina compitiendo con los hombres más destacados del ajedrez mundial en torneos internacionales.

¿Ficción o realidad?

Pero vayamos a la pregunta inicial: ¿existió Beth Harmon en la vida real? La respuesta es un poco ambigua: si bien no existió una ajedrecista con ese nombre y esa historia exacta de vida, Walter Tevis (el autor de la novela homónima) asegura que se inspiró en varios jugadores profesionales de la época para contar esta atrapante historia.

Un año antes de morir, en 1983, Walter Tevis publicó un artículo en The New York Times haciendo referencia a su novela y la catalogó como un tributo a todas las mujeres inteligentes del mundo. Explicó que se inspiró en varios jugadores profesionales de ajedrez de la época (todos ellos hombres) y también en su propia experiencia en el deporte, ya que él era un gran jugador de ajedrez

Los psicofármacos y su rol en el juego

La serie consta de 7 capítulos y se convirtió, en un mes, en la más vista de Netflix en muchos paises del mundo. Foto: Instagram

Sobre la dependencia a las drogas que presenta la protagonista -que suele tomar una o varias dosis de tranquilizantes antes de cada partida de ajedrez o, por las noches, antes de irse a dormir - Tevis también contó que eso también está inspirado en su experiencia personal.

“Cuando era joven, me diagnosticaron un corazón reumático y me administraron dosis elevadas de medicamentos en un hospital. De ahí es de donde proviene la dependencia de Beth a las drogas en la novela. Escribir sobre ella fue purgante. Hubo algo de dolor, soñé mucho mientras escribía esa parte de la historia. Pero artísticamente, no me permití ser autoindulgente”, aseguró Tevis en aquella ocasión.

Los traumas de un niño prodigio

La inteligencia de Beth Harmon, muy presente en ella desde niña, junto con la autodestrucción a causa de las drogas, son una clara representación de los problemas por los que suelen atravesar los niños genios. Es cierto que muchos terminan refugiándose en las drogas, como una vía de escape de la presión, pero la realidad es que no todos sufren las mismas consecuencias que Beth ni se trata de algo relacionado estrictamente con el ajedrez.

Bobby Fischer fue un gran maestro de ajedrez -campeón mundial entre 1972 y 1975- y el primer estadounidense (y el único hasta ahora) en lograr este título que siempre queda en manos de europeos y, específicamente, de ajedrecistas rusos. Por algo Beth Harmon siempre se muestra aterrorizada ante la idea de enfrentar a Vasily Borgov (interpretado por Marcin Dorocinski), su rival ruso.

Lo increible de la historia de Fischer es que terminó su carrera como ajedrecista en forma abrupta, luego de una competición y nunca dio una explicación oficial. No contaremos cómo termina la historia de Gambito de dama porque vale la pena que ustedes la descubran por sus propios medios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig