Conocé todos los beneficios del té – Revista Para Ti
 

Conocé todos los beneficios del té

Es una infusión milenaria que aporta valiosos micronutrientes al organismo y está asociada con una sensación integral de buena salud, bienestar y equilibrio.
Lifestyle
Lifestyle

Frente a otras bebidas de consumo cotidiano, el se destaca por ser una infusión completamente natural que tiene efectos positivos en el cuerpo gracias a sus propiedades nutritivas. Además, en cualquiera de sus variedades, su ingesta provoca efectos relajantes y placenteros, por lo que está cada vez más conectada con el bienestar integral de nuestro ser entendiéndolo como el punto de encuentro entre el medioambiente, el cuerpo físico, los sentidos, las emociones y el alma.

Qué es el bienestar general

El cirujano indio Sushruta elaboró hace 3.000 años una poética definición de "salud" entendiendo que una persona es saludable cuando sus tendencias básicas físicas y emocionales están en balance y cuya mente, sentidos y alma están plenos de vitalidad y alegría. Para el médico oriental el bienestar general de un individuo es la ausencia de estrés, entendiendo a éste como el factor que afecta el funcionamiento de ese natural y espontáneo flujo de salud. Desde nuestra perspectiva occidental, sin embargo, consideramos que el estrés es una respuesta natural del organismo a determinados estímulos y que es ante todo una interpretación selectiva de la realidad. Siempre que no nos genere enfermedad y padecimiento, es una manera de corroborar que estamos vivos, una oportunidad de conocimiento y crecimiento personal.

Cómo ayuda el té a mantener el bienestar general

  • Las investigaciones científicas que se vienen realizando en relación a las propiedades saludables integrales del té aseguran que su ingesta regular reduce los niveles de ansiedad, que actúa como un sedante de baja intensidad y que es una sustancia que otorga un efecto positivo sobre el ánimo. Gracias a la L-teanina (sustancia que está presente en el té verde y en el té negro) se logra calma mental, se adquieren mayores niveles de concentración y de entendimiento cognitivo y se mejora la calidad del sueño, todos factores que ayudan a combatir los niveles de estrés.
  • En relación al valor agregado que aporta en el organismo se destaca por ser un hidratante corporal que ayuda en la incorporación de sales y minerales que el cuerpo necesita. De allí que en los establecimientos de educación primaria inicial y en los comedores escolares de Argentina, por ejemplo, sea la principal bebida que se ofrece a los niños. Las bondades que aporta al cuerpo se traducen en reducción del colesterol y de los triglicéridos, en el efecto hipotensivo que provoca y en cómo mejora la función cardíaca. También son sumamente importantes sus funciones astringentes y antioxidantes. El té es saciante, fortalece los huesos y reduce los riesgos de sufrir un infarto.
  • Como actividad agro industrial, el té también promueve el bienestar a través de la proliferación de una gran cantidad de sellos de sustentabilidad a los cuales cada vez más fábricas del mundo adhieren. Esto habilita la agricultura holística, integral y honesta con el medio ambiente minimizando el deterioro y potenciando la sanación, tanto del ecosistema como de los seres humanos que rigen esas acciones. Un claro ejemplo de esto es la permacultura y la agricultura biodinámica que, entre otros postulados, brega para que esta actividad sea un acto de sanación completo. Ello significa que si la intervención de una parcela de tierra es holística, el hombre sana a la tierra y ésta sana al hombre.
  • En la antigüedad, tanto en China como en Japón, el té fue considerado un camino para encontrar una forma de remediar las angustias emergentes de la existencia representando un escape hacia un mundo más allá de lo cotidiano. En las reuniones en torno al té se podía lograr, a través de la experiencia sensorial, una distancia u olvido de la realidad material próxima. El té se convirtió de este modo, en una forma de hacer la vida mejor. Los británicos, por su parte, instalaron la costumbre del afternoon tea (té de la tarde) que fue básicamente organizar una comida en torno al té en horas de la tarde que permitió a una buena parte de la población llegar a socializar y con ello potenciarse como seres humanos.

*Agradecemos a la Escuela Argentina de Té por brindar la información para la realización de esta nota

Te puede interesar:

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig