Por qué la deficiencia de la Vitamina D puede ser nociva para la salud – Revista Para Ti
 

Por qué la deficiencia de la Vitamina D puede ser nociva para la salud

Tras dos años de poca exposición a la luz solar, resulta de vital importancia solicitar a tu médico de cabecera o ginecólogo, que incluya la pesquisa de la Vitamina D en tu análisis de sangre de rutina para conocer cuánta reserva tenés y sino, suplementar.
Lifestyle
Lifestyle

Hace rato que volvimos a salir a la calle pero los dos años de pandemia dejaron consecuencias en nuestro organismo. La licenciada en nutrición Daniela V. Repetto nos confirma que después de la cuarentena viene observando deficiencia de Vitamina D tanto en mujeres como en hombres.

"En los últimos años se esta viendo deficiencia de la misma por las restricciones de la exposición al sol en horarios no convenientes para nuestra piel. Cabe mencionar que la situación de encierro causado por la pandemia, casi dos años,  ha incrementado los casos de insuficiencia, al no permitir que nuestro cuerpo la fabrique.  Asimismo, muchas mujeres trabajan en oficinas con luz artificial, lo cual impide la exposición natural al sol", explica. En esta nota, nos habla de este tema que es clave para nuestra salud:

¿Qué es la Vitamina D?

La vitamina D es una de las llamadas tipo liposoluble antirraquítica: significa que se disuelve en grasa y evita el raquitismo. La piel de los seres humanos tiene la capacidad de fabricarla a través de la piel por la exposición a los rayos del sol ultravioleta (UVB);  otros órganos la almacenan como reserva. Es muy importante esta vitamina porque interviene en la absorción de calcio en el intestino y en los huesos.

¿Qué consecuencias trae su insuficiencia?

Si no está en cantidades adecuadas, afecta la formación ósea en niños provocando el raquitismo (huesos blandos y débiles, piernas arqueadas y caries dentales) y en el adulto desmineralización ósea produciéndose fracturas espontáneas (debilidad en los huesos principalmente de caderas y columna vertebral). La población de más edad es que la tiene más dificultad en producirla naturalmente.

¿Podemos incorporarla a través de los alimentos?

Podemos encontrarla en alimentos naturales como yema de huevo, pescados grasos (atún, salmón, sardinas), hongos y aceite de hígado de bacalao, pero este último no podemos considerarlo fuente al no ser un alimento de consumo habitual. Debido a la escasez de consumo de estos alimentos se enriquece la leche (alimento de consumo masivo) como medio más eficaz para prevenir el desarrollo de afecciones relacionadas a su déficit.

¿Qué deberíamos hacer para conocer cuál es nuestra reserva de Vitamina D?

Es un parámetro nutricional controlado por los médicos en los exámenes de rutina anual de hombres, mujeres y niños. A través de un examen de sangre se puede conocer el valor de vitamina D de cada individuo y saber si es suficiente o deficiente, para así proceder a la suplementación si lo necesitara. Se considera deficiente cuando los valores en sangre están por debajo de 20 ng/dl.

¿Cuáles son las recomendaciones diarias necesarias de Vitamina D?

Las recomendaciones para mantener una buena reserva de vitamina D son de 200 UI/día en hombres y mujeres; en mujeres embarazadas y en lactancia a 1000 UI/día y entre 400 y 600 UI /día en niños y adolescentes según la Sociedad Argentina de pediatría.

Estas cantidades recomendadas se obtienen:

  • Tomando 20 minutos de sol por día en horarios recomendados (antes de las 10 am y después de las 16 hs) exponiendo la mayor parte del cuerpo posible. Como es una indicación difícil de cumplir en época invernal, se indica la suplementación con vitamina sintética (Colecalciferol) en gotas o cápsulas de forma una sola toma mensual o estacional (ya que es una vitamina que tiene depósitos en nuestro cuerpo es suficiente esa frecuencia de administración) hasta regularizar la deficiencia.

En el resultado de los análisis de sangre aparecen éstos cuatro posibles resultados:

  • Deficiencia: menor a 20
  • Insuficiencia: 21-29
  • Suficiencia: 30-100
  • Toxicidad: mayor a 100

Por lo tanto, si este año todavía no te hiciste el chequeo anual, revisa con tu médico de cabecera o dermatólogo o ginecólogo,  si este parámetro está incluido en el control.

Asesoró: Daniela V. Repetto; Lic. en Nutrición .M.N.: 4769 M.P.: 1262. Instagram:  @dvrnutri

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig