Cómo fue el trato que hizo Susana Giménez con Lucía Celasco, su nieta, para que se vaya de su casa de Miami – Revista Para Ti
 

Cómo fue el trato que hizo Susana Giménez con Lucía Celasco, su nieta, para que se vaya de su casa de Miami

Cansada de que su nieta le arruine la casa -le quemó un pava francesa, arruinó las alfombras y sigue teniendo el cuarto desordenado-, la diva reveló que hace un año hizo un trato con Lucía, su nieta, que la joven aún no cumple.
News
News

En la emisión de este viernes de Por el mundo, el programa de Telefe, Marley y Susana Giménez, invitada de la primera semana, visitaron el local de ropa de Lucía Celasco, la nieta de la diva, en Miami.

Y, como no podía ser de otra manera, siguieron hablando del tema que ya se mencionó en estos días, acerca de las razones por las cuales Susana echó a Lucía de su casa de Miami. En otra de las emisiones del programa, se había mencionado que la joven de 28 años le había roto la pava francesa. Ahora, la diva dio más detalles.

Primero, el conductor y la invitada entraron al local de ropa Lovely Denim, inaugurado este viernes, y se encontraron con Lucía, que fingió sorpresa. "¡Hola Lucía! ¿Estás trabajando? ¡Me va a dar una cosa en el corazón!", le dijo muy divertida Susana a su nieta, que vestía de negro, con jean y top, más zapatillas.

"La única en la familia que trabaja!", agregó la diva, a lo que Marley la corrigió: "¡Además de vos! ¡Y de Manuel (Celasco, hermano de Lucía)!". "Si, si, Manuel trabaja, pobrecito", asintió Susana. Y añadió que a Lucía no le gustan las cámaras y que enseguida se pone nerviosa: "Mirá tiene las manos heladas", dijo.

Susana dice que a su nieta no le gustan las cámaras. Foto captura.

Luego, la diva dijo que su nieta tenía algo de Victoria Beckham, ya que nunca sonreía. Fue al ver la gráfica de la campaña de la marca, que Lucía protagonizó. "Parece Victoria Bekham, nunca sonríe", dijo Susana. "Cuando vimos la vida de Victoria y de Bekham, su marido, vimos que ella nunca sonríe porque dice que le queda mal".

El trato de Susana con su nieta

Luego Marley le preguntó a la joven dónde estaba viviendo y muy divertida, Lucía contestó: "Estoy durmiendo acá con un colchón porque me echaron". "No, yo jamás la echaría... hicimos un trato", intervino rápidamente Susana.

"Yo le compré un departamento en Buenos Aires hace un año, que no terminó de decorar, no es un departamento enorme, es normal, y además necesitaba capital para poner todo esto. Entonces le dije 'yo te doy todo esto pero en casa no vivís más', y ella aceptó el trato", contó. "Acabo de cambiar unas alfombras blancas que ella me arruinó con sus amigas... ¡Y a pava francesa!...", añadió la diva.

Susana y Marley entrando al local de Lucía en Miami. Foto captura.

"¡La pava más fea que vi en mi vida!", intervino Lucía. "¿Sabés lo que vale una pava francesa? La puso 50 minutos para calentar como en Buenos Aires y acá hace zum y ya se calentó...!", explicó Susana.

El desorden del cuarto

Luego, la conductora agregó que su descontento con Lucía, que aún vive en su casa, es por el desorden de la habitación. "No cuelga nada, la valija es como su placard, va sacando, sacando y todo tirado...", aseguró. Picante, Lucía se justificó: "Como no tengo casa, porque me tengo que mudar todo el tiempo..."

Luego, le preguntaron a la joven si había hecho un asado en el jardín para 20 personas, a lo que contestó: "¡Para 50!". Inmediatamente, la diva se puso a ver ropa y terminó comprando un pantalón que pagó 80 dólares en una divertida secuencia que casi fue un sketch, cuando Susana se dio cuenta que todo estaba siendo televisado en vivo.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig