La dramática y resiliente historia de Raquel Mancini: fue la chica de tapa de los 80 que impuso su estilo pero tuvo reiterados problemas de salud que la pusieron al borde de la muerte – Revista Para Ti
 

La dramática y resiliente historia de Raquel Mancini: fue la chica de tapa de los 80 que impuso su estilo pero tuvo reiterados problemas de salud que la pusieron al borde de la muerte

Su nombre es uno de los que suena primero al recordar a las modelos más buscadas de los 80: sus ojos celestes, sus cejas pobladas y su melena rubia marcaron una época y la transformaron en dueña de su propio estilo.  A los 57 años se dedica al diseño de accesorios y disfruta de su vida tras haber superado varios problemas de salud.
News
News

Raquel Mancini es hoy una mujer plena, según se puede apreciar en sus activas redes sociales. Está al frente de su propia marca, con la que diseña carteras, bandoleras y otros accesorios. Y disfruta mucho de su familia, compuesta por su mamá, sus hermanos y también sus adorados sobrinos.

Su nombre es sinónimo de un estilo propio, que supo imponer en la década del 80 y principios de los 90, cuando su look se volvió icónico: ojos celestes cristalinos, melena rubia platinada y unas cejas oscuras y pobladas (que hoy son tendencia) pero que la tienen como la primera referente.

Siendo solo una adolescente, posó por primera vez para la revista Gente y a partir de entonces, se convirtió en una de las mujeres más populares de Argentina. Su rostro aparecía en un sinfín de publicidades y producciones fotográficas, mientras participaba como invitada en los programas de televisión de mayor audiencia.

Tiempo después se sabría, a través de su propio testimonio, que detrás de esa mujer joven y bella que todos veían había una persona insegura que no estaba conforme con su apariencia. "A mí me podían decir que era la más linda del mundo y salir en tapas de todas las revistas y, sin embargo, no me sentía de esa forma". Además, admite que sufrió "mucho bullying" por la operación de sus labios: "Fue una etapa durísima. Estuve doce años con la boca así".

En el auge de su carrera, la entonces modelo decidió agregarse busto y operarse los labios, pero la cirugía en la boca se complicó: “Tuve un coágulo de estupidez. Me quise rellenar los labios, porque vi a una mujer que se había hecho eso y me encantó. Cuando volví de rellenarme y le mostré a mi pareja de ese momento, le agarró un ataque de celos y me pegó. Encima yo tenía brackets. Ahí fue que se deformó todo”, contó en 2013 en Intrusos.

Su vida personal no ayudaba y Raquel confesó, años más tarde, que había sufrido violencia física por parte de una ex-pareja: “Un día dije basta y fui a hacer la denuncia. Él se vengó y un día me esperó en el estacionamiento de mi edificio, escondido y cuando llegué a mi camioneta salió de la nada, me tiró contra el capot y me quemó con un cigarrillo tres veces, una por cada diez mil dólares que tuvo que pagar de honorarios a sus abogados por la denuncia que le hice”.

Unos años antes, la salud de Mancini había sufrido otro inconveniente, esta vez fortuito. En 2008, preparando su debut en Patinando por un sueño se fracturó la tibia y el peroné, además de romperse los ligamentos. La movilidad de uno de sus pies quedó afectada desde entonces.

En marzo de 2016, Raquel Mancini volvió a ser noticia, luego de sufrir varios desmayos. Si bien no se supo oficialmente qué le había sucedido, hubo diversas versiones: un posible desorden alimenticio, abuso de antidepresivos y hasta una nueva intervención estética con el polémico y cuestionado cirujano plástico, Aníbal Lotocki, quien tiene en su haber numerosas denuncias por mala praxis.

En cuanto a su vida amorosa, se conoció que Raquel tuvo un affaire que duró 11 años con Enrique "Coti" Nosiglia. También estuvo con el empresario y representante futbolístico Gustavo Mascardi y durante 5 años, pareja de Fabián Rodríguez, el fallecido ex marido de Nazarena Vélez.

 “En los labios me había puesto colágeno y una ex pareja me pegó una piña en ese momento. Yo tenía los brackets puestos, se me incrustaron los aparatos en la boca y se me infectó todo. Fue un caos todo”.

Al borde de la muerte

En 2016, Raquel contrajo Gripe A, por la que estuvo internada en terapia intensiva debatiéndose entre la vida y la muerte. "Yo podría haberme quedado en la cama después de la gripe, pero opté por levantarme y seguir adelante. Esta es la segunda vez que Dios me la deja pasar y pienso vivir a pleno, feliz con lo que tengo y lo que soy", dijo en una entrevista con Hola!

Este episodio que, afortunadamente pudo superar, no fue el primero en el que corrió riesgo su vida: en 1996, cuando quiso realizarse una liposucción le dieron una sobredosis de anestesia que tuvo a toda su familia en vilo durante cuatro horas. Desde entonces, su carrera estuvo marcada por las críticas hacia su afición por las cirugías (se hizo las lolas y los labios).

"A mí lo que me marcó fue lo que pasó con la liposucción, la televisión se agarró de eso para decir que me hice mil operaciones y no es así. Hoy te digo que no estoy en contra de las cirugías, pero aprendí que la felicidad hay que buscarla en el alma y no afuera. No sirve de nada operarte si estás mal, porque no hay nada que te ayude a salir adelante si no empezás por reparar tu interior".

Otro duro golpe lo recibió cuando era muy joven: a los 18 años, le dijeron que no podía ser madre por un problema en un ovario. Tiempo después, aunque congeló sus óvulos, los médicos le confirmaron que no puede embarazarse. En algunas entrevistas mencionó que no descartaba la posibilidad de adoptar pero, por ahora, no concretó ese deseo.

A principios de este año, s sus problemas habituales de salud, ahora se sumó su contagio de coronavirus, que transitó con duros síntomas que perduraron mucho tiempo después de que los hisopados le daban negativo: disfónica, con dolor de cabeza, chuchos de frío, algo de fiebre, sin apetito, dolor corporal y en los ojos, y además tiene laringitis que le provocó una prolongada disfonía. "Ya no me acuerdo ni cómo era mi voz", le dijo a La Nación en aquella oportunidad.

Cómo vive hoy

Raquel se mantiene muy activa en sus redes sociales, en las que comparte su día a día. Muchos encuentros con su familia y amigos, fotos en las que se la ve disfrutando de un día de sol y también cuando saca algún nuevo producto de su marca, con la que diseña bolsos, bandoleras, riñoneras y carteras en coloridos diseños.

Pese a los reveses que intentó darle la vida, ella supo sobreponerse y salir adelante, como toda una guerrera.

Te puede interesar:

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig