Lo que vivió en los últimos días, su relación con sus ex, su necesidad de ser libre… La entrevista completa de la China Suárez con Alejandro Fantino – Revista Para Ti
 

Lo que vivió en los últimos días, su relación con sus ex, su necesidad de ser libre... La entrevista completa de la China Suárez con Alejandro Fantino

Si no pudiste ver la entrevista completa de la China Suárez que le dio a Alejandro Fantino por Star Plus, acá transcribimos todas sus frases. Todo lo que tenés que saber para estar al tanto de todo lo que se va a seguir hablando en estos días.
News
News

¿No tenés Star Plus y morís por saber qué dijo la China Suárez en su entrevista con Alejandro Fantino? Acá te transcribimos sus respuestas:

"Te elegí a vos para esta entrevista porque hicimos una nota hace muchos años, en Animales Sueltos. Fue en 2015, mi hija tenía dos años, y fuiste muy bueno y no me olvido de la gente que fue buena conmigo... Soy muy vergonzosa aunque no parezca, con muchas cosas".

"Por ahí las entrevista que he dado han sido más por trabajo y eso. Pero me cuesta abrirme tanto. Por eso fue tan raro cuando me entrevistaste vos... Mis amigas de toda la vida, mi familia me decían "era como verte a vos en el living, nunca te vimos tan vos en una nota"... Porque en general me pongo muy nerviosa, porque cuando hablo, la cago generalmente. Tengo que estar midiendo porque soy muy yo".

"Arranqué a los 10 a trabajar con Cris Morena. Mis papás no querían saber nada porque en mi familia no había nadie que se dedicara a nada parecido... Yo nunca fui de esos niños que los veías de chiquito y decías "¡qué talentosos!... Como esos que cantan muy bien o bailan muy bien. Pero sí es cierto que estaba todo el día cantando, bailando, agarrando bebés... Todo lo que soy hoy. A mí me preguntaban qué quería ser de grande y yo decía mamá, por ejemplo. No decía ni actriz, ni veterinaria, ni modelo..."

"Lo único que quería en la vida era tener hijos. Después, el resto era un detalle. Ni siquiera una familia porque yo no era que decía "me quiero casar y tener hijos": yo quería bebés".

"Yo sé que es raro. Y jugaba que vivía sola. La primera vez que pudieron comprar un lavarropas, la caja era gigante, me la llevé a la terraza, me llevé comida, agua y mis bebés de plástico y me pasé un día entero jugando a que vivía sola. Sigo siendo muy solitaria, a mi esas cosas me gustan".

"Mi papá nació en Villa Pueyrredón, era de familia de clase baja, laburante. Mi mamá estaba mejor acomodada, era de Belgrano, hija única. Era como las novelas de Pol-ka. El tipo con más calle... Hiper laburante, pero de padres muy presentes. Mi mamá se dedicó a cuidarnos a mi hermano y a mí toda la vida. Se lo agradezco".

"No tengo papá. Se murió a los 60. Fue un golpe muy duro, que le ha pasado a mucha gente. Yo tenía 18 años. Ellos se separaron cuando yo tenía 8 años. Pero no lo viví como un trauma. Tengo el recuerdo de charla de "nos vamos a separar", y le pregunté por qué se separaban. Mi mamá me dijo "porque no estamos más enamorados" y a mí me pareció bien".

"Siempre fui muy de entender y me pasaba desde muy chiquitita, que tenía 10 años y de repente había una persona de 16 que me estaba contando a mí y yo le daba consejos. Era muy intuitiva. Veía a la gente y sentía que algo le pasaba, y entonces le preguntaba... Lo sigo haciendo hoy en día".

"Los chicos no nacen con prejuicios ni con configuraciones de familia. Eso lo hacen los adultos conforme pasan los años. Mis padres me comunicaron la separación de una manera tan relajada que yo lo recibí de esa manera".

"La separación de mis padre me dio alas. Nunca tuve esa cosa de hay que estar juntos por los hijos. No lo viví. Nunca presencié una pelea de mis papás. A mí el regalo más grande que me dieron mis padres fue haberse separado. Lo hablo con muchas amigas que me decían tener el recuerdo de ver a sus papás como se peleaban, o los gritos".

"Yo sí peleo pero no soy de gritar. Soy picantísima. Me pongo mala... Me puedo poner muy mala"

"Siempre fui un desastre con la plata. No ahorro. Por suerte, estoy trabajando desde los 10, me fue bien, me pude comprar mi propia casa que se que es un privilegio porque hay gente que por ahí se la pasa trabajando toda su vida y no puede tener una casa propia. Soy demasiado desprendida. Y eso viene de mi papá. Para mí la plata está para gastarla y no te digo lujos, ni nada. Veía que en Casi Ángeles los chicos ahorraban, iban por el segundo departamento. Yo iba de vacaciones, viajaba. Iba a Pinamar e invitaba a toda mi familia y a mis amigos., alquilaba una casa... A mí la plata me gusta gastarla con mis amigos o con mis hijos. Para mí la plata está para eso. Es como la vida. Pienso que me puedo morir mañana y para qué quiero la plata".

"Rufina tiene 8 años. Magnolia 3 y Amancio, año y medio. Rufi va y viene. Ahora Magnolia y Amancio también. Tengo contratada una niñera, sino no podría trabajar. Reconozco que me gusta el caos con los chicos. Lo que a muchos les da dolor de cabeza es lo que siempre soñé. Me encanta el griterío, llegar a casa, a veces me agota y lloro de cansancio, pero lo veo y digo "esto es lo lo que yo quería". Rufi, con 8 años, no sabés lo que me ayuda. Es el único ruido que me gusta, el de mis hijos, que soporto".

"En mi casa todo el día hay música y a todo volumen, desde que te despertás. Mis hijos bailan, cantan. Después tengo mis momentos, pero me divierte. Y me lo dicen mis amigas y mi familia, que son chicos felices y eso no es tan fácil. No tiene que ver solo conmigo, eh?. Me parece que el ambiente es muy importante, la energía, lo que uno le transmite a los hijos, cómo le comunica las cosas. Yo trabajo mucho pero mi prioridad son ellos y estoy mucho con ellos. Cuando tengo viajes de trabajo, la gente ya sabe, los productores no sé como me siguen contratando porque somos los Campanelli".

"En la tele siempre está puesto el canal de dibujitos. Rufi me cuenta mucho todo. Tiene mucha confianza porque sabe que puede confiar en mí. Ahora está con que quiere ser partera, se le metió en la cabeza que quiere hacer nacer bebés. Y me preguntó a mí para que le pregunte a la partera si ella puede estar en algún parto. Yo le dije: "Rufi, yo no creo que tenga más hijos..." Pero bueno. podemos googlearlo y le fascina ver videos de cómo nacen los bebes por ejemplo".

"A Rufi cuando era hija unica no le gustaba nada que se me acercara la gente. Le daba celos. Yo creo que hasta un pco le gusta. Porque ve que la gente es amable y me dice por qué te quiere si no te conoce. Creo que para mis hijos todos los padres son actores. Porque los dos padres son actores. La novia de Nico también es actriz. Están rodeados de eso. Les parece normal. Lo raro para ellos es que no te pidan una foto en la calle".

"Me llevo bien con mis ex. Para mí esa es condición sine qua non. Es una responsabilidad muy grande traer un hijo al mundo. Es una vida. Los chicos no pueden pagar las peleas de los grandes o las diferencias. Además tengo el ejemplo de mis papás. Eso es clave".

"Soy muy rara. Tengo épocas en las que estoy más fuerte emocionalmente, o más estable. Tengo épocas como en el último embarazo que todo me afectaba más. Cualquier cosa, por más chiquita que fuera, me provocaba taquicardia, se me iba el mundo... Ahora estoy más grande, sí, sufro".

"Entendí que siempre se va a hablar. Yo ya lo tengo como un poco aceptado. No es el precio de la fama porque siempre odié esa frase. Pero sí el precio de vivir con la libertad que vivo yo desde muy chica. Entiendo que haya gente que le de más miedo el qué dirán. A mí nunca me importó ni en el colegio, ni en el trabajo... Y es lo que te digo tiene que ver con tener los pies sobre la tierra".

"Mirar con perspectiva. ¿Qué es lo que está pasando? ¿Estoy en el medio de un terremoto?: Sí. ¿Mis hijos tienen salud?: Sí. ¿Mis amigas me quieren?: Sí. Trato de ver todo como si fuera desde arriba, como si saliera de mi cuerpo para ver todo lo que está pasando. Lo más importante que es la salud, lo tenemos. Lo otro se puede arreglar. Tengo autocrítica y a la noche pienso qué podría cambiar... O me escucho hablar y digo "sueno muy soberbia". Yo no soy así. Pienso que es un método de defensa. Pero tengo momentos, en algunos lo pienso mejor y en otros, sufro más".

"Lo que se dice, se publica, te llega evidentemente por cualquier lado. Por más que tomes la decisión de no ver. Pero ya cuando hay tanto ruido es como, suelo decirle a mis amigos, no quiero saber, porque muchas de las cosas no son verdad".

"Estoy siemrpe informada. Estaba en Madrid grabando, cumpliendo un sueño. Y filmar en España estaba entre mis sueños y no pensé que me iba a llegar tan joven, pensé que lo iba a hacer más adelante. Y fue especial porque me costó mucho porque tuve que hacer muchos casting, muchas pruebas. Eran muchas las chicas que estaban preseleccionadas. Y me acuerdo que me llamaron el día de mi cumpleaños y dije "ojalá no sea un no porque me van a arruinar el día"... Y me llamaron para decirme que había quedado. Entonces decía: "Estoy en España, cumpliendo un sueño, filmando una película, con mis hijos, con mi mamá... Tengo demasiado para ser feliz".

"¿Sabés lo que pasa? Nunca sentí que tenía que dar explicaciones. A lo mejor suene soberbio o rebelde... El día que mis hijos me pregunten lo que quieran saber, a los únicos que le voy a dar explicaciones es a ellos. Yo ni a un novio me banco que vengan a pedirme explicaciones. No me lo banco. ¿Dónde saliste? ¿Con quién estuviste?... No tengo tolerancia para esas cosas. No por hacerme la superada... No tengo ganas. Hay algo que tiene que ver con la intimidad y la privacidad que quiero mantener a lo largo de mi vida... No soy un personaje. Yo soy yo. Ojalá me haya salido armar un personaje. Me quieren y me odian por mi personalidad, por como soy yo, porque no muestro otra cosa".

"Lo de la grieta es muy de Argentina. No hay persona menos política que yo... Estamos todos muy susceptibles, muy hostiles. Está el tema de la cancelación. Cancelan a todo el mundo. La pasé mal. No tan mal como pensaron. Había gente que me escribía dándome el pésame".

"Aprendí que no es personal. No me lo tomo personal. Antes sí, ahora no. Tengo mucha paciencia. muchísima. Creo que a partir de la maternidad. Antes me decían mecha corta porque a la primera saltaba. Entiendo que las redes sociales es como un tacho de basura para mucha gente que escupe su odio. No tuve una situación en la calle que viniera alguien y me putera en la calle. La gente que me conoce, me quiere, y eso es lo que me importa".

"Para mí lo importante es la gente que me quiere. Mis amigos no me preguntan qué paso. Hubo gente que me defraudó. Cuando alguien te defrauda es porque evidentemente no lo esperás. Que vos puedas pensar que puede haber amigos que te banquen más o menos, es otra cosa. Tengo a mi mejor amiga, Agus, desde los dos años, tengo la misma gentee de hace mucho tiempo y no me interesa hacer amigos nuevos".

"Reconozco que soy muy pasional. A mí no me importa nada. A mis amigos los banco donde sea, como sea. A mí me importa más la vida real. La persona que me defraudó no era de mi círculo más íntimo por eso no puedo decir que me haya afectado tanto. Por eso tengo a mis amigos y mis familia".

"Mi mamá ya esta curada de espanto conmigo. Sufre porque soy su hija y me conoce. Sabe todo de mí porque le cuento todo. Me acuerdo mi papá que era mucho más duro y me dijo "yo ya entendí, Coquito (me decía así por el personaje Coco Miel del dibujito animado de la vaquita de San Antonio) que con vos no voy a poder". Me tenía cagando a mí y a mi hermano. Mi hermano siempre hizo las cosas bien, tuvo una carerra, una novia, se casó. Y llegué yo, con tatuajes..."

"Tengo pocos amigos. Cinco. Muy buenos. Hombres y mujeres. Me abro totalmente mucho, tengo los mejores. Si hay algo que hice bien en la vida, es que se hayan presentado estos amigos que sé que matan por mí".

"La mamá de mamá era japonesa, vinieron en barco y se conoció con mi abuelo, Raúl. Estuve a punto de ir a Japón, nunca fui. Magnolia tenía tres meses y la internaron, por suerte no tenía nada grave. Iba a ir con mis hijos, mi mamá... Cancelé el viaje porque me dio miedo con Magnolia si le pasaba algo. Es una asignatura pendiente".

"Es raro que diga esto porque siempre estuve de novia: me gusta la soledad. Pero me gusta también estar de novia. Soy enamoradiza. Confío y apuesto".

"Nunca tuve la aplicación que tienen todos mis amigos, que los veo ahí que van de un lado al otro, que me hace mucha gracia. Te imaginás el quilombo si yo la tuviera. "¿Con quién se garchó?" (se rie) ¡No me hagas hablar! Nunca lo tuve. Estoy bien. Fue demasiada sacudida todo. Cuando tenga que llegar (el amor), llegará".

"Yo no voy a un boliche acá, en Buenos Aires. Estuve siempre de novia. Ojalá conozca a alguien que no tenga nada que ver con el espectáculo. Estamos todo el día ahí metidos, trabajamos de esto y es siempre las mismas caras. Es inevitable... El actor es muy intenso y muy egocéntrico. Yo soy la anti-actriz porque no me gusta... No sé como explicarte"

"Mis novios fueron súper diferentes... Tiene que ver con la personalidad. En general me gustan introvertidos, no me gustan los hombres que hablan tanto. El que es el centro de atención en una reunión, no me gusta. Me gusta el que está apartado, calladito, me genera curiosidad porque no habla".

"Me conocés y soy un pibe más. No soy una femme fatale... Hay una imagen de la comehombres... Y me ven con zapatillas y mis amigos, y me dicen "ésta no es la mina de Instagram".

"Me han dicho que al principio yo tenía mucha cara de orto. Me lo han dicho mucho. Les parecía antipatiquísima. Debe ser para que no crean que me los quiero levantar".

"Debería volver al psicólogo. Todos deberíamos psicoanalizarnos".

"Siempre se les pide explicaciones a las mujeres. Desde el colegio. En todo sentido, la mujer que decide no tener hijos, la que tiene muchos hijos, la que se separa, la que sale con más de uno, es puta. Está el machismo en mujeres que es tremendo. Es la mujer que juzga a otra mujer. Pasa mucho. Hay mujeres que hablan de un lugar moral, como de poca empatía. Eso es por como nos adoctrinaron y como debíaamos ser. Porque nos metieron en la cabeza la competencia".

"Si iba a un boliche y veía a una chica que miraba a mi novio, en vez de decirle a él, iba y le decía a ella "por qué mirás a mi chico"... Nos metieron eso en la cabeza. Así al hombre no se lo juzga, no tiene que dar explicaciones".

"Ahora no quiero saber más nada con nadie. Evidentemente me autoanalizo, me hago autocrítica y te queda un trauma. No estoy sola. Tengo tres hijos. Para mí, mi familia son ellos. No necesito un hombre al lado. Si elijo tener un hombre al lado es porque me va a sumar, no porque lo necesite. No necesito que me cambie la lamparita, ni que me haga el asado, porque lo hago todo yo".

"Tengo una parte libre, pero me gusta el cuentito, el romanticismo. Nunca me chapé a un tipo en un boliche. Hay que prestarle mucha atención a las nuevas generaciones. Los escucho y me quedo... Los pibes de 20 no tienen etiquetas, les gustan las mujeres, les gustan los hombres. ¡Qué bueno haber nacido en esa generación!".

"La monogamia no es natural. Tengo sentimientos encontrados. Siempre tuve relaciones monogámicas, pero no sé que va a pasar en el futuro. Si viniera alguien y me dijera... Pareja abierta, si me cuentan lo que hacen, no sé si me gusta tanto. Cada uno hace lo que quiera pero no nos enteramos. Siempre tuve parejas monogámicas. Pero no es natural. Unos años te podés bancar con una sola pareja y está todo bien. Pero no sé en el futuro".

"De chica me proyectaba más, ahora voy viendo. No doy muchas vueltas. Si me gusta un libro, digo que sí. Y a veces mi representate me quiere matar. Si no me gusta, digo "no" de entrada".

"Elijo vivir acá, en Argenitna, tengo a los padres de mis hijos... 25 padres"(se ríe).

"Me llevo muy bien con la novia de Nico y con Pampita también. Cuando hay chicos de por medio, hay una vida real que la gente no conoce".

"La palabra cancelación me da dolor de estómago porque me da vergüenza ajena. ¡Cómo quieren cancelar a alguien porque piensa distinto o porque hizo algo! ¿Sabés lo limpio que tenés que estar para cancelar a otra persona? Y aún así no tenés derecho a hacerlo".

"No estoy enojada con los periodistas... Entendí que no es personal".

"Hay cosas que me dan culpa. Me pasaba con ganar plata, me daba vergüenza llamar más la atención. Lo entendí más de grande. Reconozco que me daba culpa poder comprarme mi auto y mi hermano no".

"Soy híper impulsiva. Pido mucho perdón. Y voy creciendo. Uno tiene que ir creciendo y aprendiendo. No soy más la China de los 15 años".

"Con lo que me pasó en estos últimos días, aprendí y lo resolví en privado. No te voy a decir qué ni con quien. Me dejo tranquila".

"Yo soy esto: me tomás o me dejás. Nunca voy a hacer algo para agradar. Obvio que me equivoco y tengo mis errores".

"Mato y vivo por mis hijos. Soy feliz. Es un ejercicio que hay que hacer igual, eh? No doy por sentado nada. Ni la salud ni tener las dos piernas. Es lo que mejor hizo mi papá con mi hermano y conmigo. No doy sentado ni los embarazos, ni la salud de mis hijos, ni poder trabajar desde tan chica que es privilegio o de poder elegir lo que quiero comer todos los días. Parecen cosas que no tienen importancia, que uno se acostumbra... Estoy feliz".

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig