Lifestyle

Psicología de enlace: esa “ayuda” que necesitás ante un diagnóstico difícil

Es un nuevo paradigma, el eslabón necesario cuando hay una situación patológica complicada. La psicóloga María Celina Somoza explica de qué se trata.
Contener al paciente y su familia es la clave de la psicología de enlace. Foto: 123 RF.

Hace unos años, María Celina Somoza se sintió desamparada y sin saber bien cómo manejarse cuando a sus padres les diagnosticaron cáncer. “Sentía que faltaba un eslabón que uniera el diagnóstico con el paciente y el paciente con el tratamiento y con la familia”, cuenta María Celina que en ese momento no trabajaba como psicóloga.

Capitalizó aquella experiencia que vivió con sus padres y hoy se dedica a la psicología de enlace, llamada así porque en Estados Unidos se la relaciona con el término “link”.

En Argentina, si bien hay una rama de la psiquiatría que se dedica a este aspecto, no lo hay en la psicología, terreno que quiso incursionar María Celina. “Investigué el tema y coincidió que en la cátedra de salud mental de la UBA Diana Zalzman estaba dando esta disciplina y es quien me asesora”, cuenta la especialista.

Ayudar a la familia también es parte de esta disciplina. Foto: 123RF.

“Tomé este modelo de la psiquiatría. Me derivan pacientes de equipos de profesionales. No tengo muchos pacientes porque prefiero dedicarme a pocos. Requiere poner mucho de uno. Mi función es entender y acompañar la aceptación de diagnóstico del paciente”, asegura María Celina.

Y continúa contando: “Muchas veces cuando dan un diagnóstico, cuando la gente no sabe qué hacer, ahí estoy yo. Recomiendo tratamientos posibles, veo cómo se tiene que adaptar la casa si al paciente le dan el alta y cómo estructurar su proyecto de vida. Voy acompañando al paciente y a su familia, incluso con las cuestiones de las obras sociales. Éste es un nuevo paradigma dentro de la medicina”.

Además, hizo el curso de acompañamiento terapeútico. “Me brindo herramientas para no involucrarme mucho en la situación, me marcó los límites. Porque en definitiva mi rol es contener al paciente y a la familia. Y enlazar las distintas disciplinas y ayudar con las obras sociales. Cada familia es un mundo. Nunca hay un caso igual al otro. Cada persona es un ser diferente en su composición. Trato de ser una herramienta humana. “Humanizar” las situaciones que muchas veces son difíciles de atravesar”.

NUESTRA ESPECIALISTA

María Celina Somoza, psicóloga (MN 33205), egresado de la USAL. Estudió psicoanálisis y se especializó en trastornos de ansiedad, en formación de psicóloga de enlace y acompañante teraupeútico.
Celina@giler.com.ar

Notas relacionadas

Bitnami