News

Sabemos cuál es el secreto del jardín y la huerta de Juliana Awada: ¡esta compostera!

Juliana Awada compartió fotos trabajando en su compostera. Averiguamos dónde la compró y hablamos el dueño de la marca sobre las ventajas y beneficios de hacer nuestro propio compost en casa.
Juliana Awada trabajando en la compostera. Foto: IG

El jardín y la huerta de Juliana Awada son la envidia de muchos. Ahora descubrimos su secreto para mantenerlos así: una compostera de madera. Pudimos averiguar que la compró en Terranova Composteras y que ella tiene el modelo más chico de las tres medidas que ofrece esta marca. Hablamos con Alejandro, el dueño, quién nos contó todos los detalles para incursionar en la práctica de fabricar nuestro propio compost y por qué es tan importante hacerlo nosotras mismas.

Esta es la foto de la compostera que compartió Juliana con motivo del Día del Medioambiente. Foto: IG

La importancia de fabricar nuestro propio compost

Nuestras composteras están diseñadas para garantizar el máximo aprovechamiento de la materia orgánica sin ningún mecanismo, motor o gasto de mantenimiento y sin generar olores.Una compostera es un reciclador de residuos orgánicos. Adentro se depositan todos los restos de origen vegetal que se generan en la cocina, los restos de frutas y verduras, los saquitos de té, la yerba, la borra del café, restos de poda, materiales secos como hojas y ramas. En forma controlada, se transforman en compost, en abono para las plantas“, nos explica Alejandro de Terranova Composteras.

Este es el modelo de compostera que compró Juliana Awada. Foto: gentileza Teranova Composteras.

“El proceso demora entre 60 a 120 días aproximadamente y de eso se extrae un abono que es excelente para las plantas en el cual tenemos mucho control sobre el contenido porque se desprende de los restos y residuos de nuestra propia alimentación. Si comemos mucha banana vamos a tener un abono rico en potasio. En general, el compost que generamos es un reflejo directo de nuestra alimentación, por eso tiene esa doble ventaja que nos da un abono excelente sino que es muy fácil tener un registro de cómo venimos comiendo”, continúa diciendo Alejandro.

Restos que podemos tirar en la compostera

• Todos los restos, peladuras y cáscaras de
frutas y verduras. Cuanto más pequeños, más
fácil será su descomposición, por eso conviene
cortarlos. Pueden incluirse semillas y carozos.

• Cítricos, nunca más del 10% del total de
orgánicos (en especial si se utilizan lombrices).

• Cáscaras de huevo, fósforos usados.

• Hojas de plantas y árboles (preferentemente
secas), ramitas y pasto fresco.

• Saquitos de té, yerba y borra de café.

• Huesos de choclo cortados (ya que son de
muy lenta descomposición).

• Cenizas de madera no tratada y carbón
vegetal (cuidando que no contenga restos de
carne o grasa).

• Servilletas de papel, cartón de papel higiénico
y de envases de huevos.

Restos que NO podemos tirar en la compostera


• Restos de carne de ningún tipo
(ni vacuna, ni aviar, ni porcina, ni
pescados).

• Restos de comida con aceite o
grasa.

• Restos de fideos, arroz,
empanadas, tartas o pizzas.

• Restos de comidas con
lácteos.

• Heces de animales como
perros, gatos o aves.

• Corchos de vinos.

• Colillas de cigarrillos.

• Pañales, algodones y toallitas.

• Cenizas de madera tratadas.

• Restos de cítricos en grandes
cantidades.

Paso a paso cómo fabricar nuestro propio compost

Paso 1. Foto: gentileza Terranova Composteras.
  1. Activá la compostera: Ubicá la compostera preferentemente al reparo de la lluvia y del sol directo. Disponé dos o tres hojas de papel de diario sobre la base del módulo Nº1 como lo indica la imagen. Depositá, sobre esta capa de papel, cuatro o cinco tazas del material de activación (compost); esto activará la compostera y la dejará lista para recibir tus primeros orgánicos en su etapa inicial. Para incorporar lombrices te recomendamos esperar al menos 45 días.
Paso 2. Foto: gentileza Terranova Composteras.

2. Llená la compostera: A medida que generes restos
de frutas y verduras, saquitos de té usados, yerba, café, etc., depositálos a la vez con residuos orgánicos (como hojas secas, papel de diario,
cartón). Es recomendable que ubiques estos materiales de forma tal que retengan la humedad, permitiendo cierta circulación de aire y que
queden cubiertos por una capa de material seco. Repetí esta acción hasta llenar el módulo Nº 1.

Paso 3. Foto: gentileza Terranova Composteras.

3. Incorporá otro módulo: Una vez que el módulo Nº 1 se
encuentre totalmente lleno, ubicá sobre éste el módulo Nº 2. Para mantener la proporción de húmedos y secos iniciada en el módulo Nº 1 no hay necesidad de incorporar papel de diario ni de tierra nueva porque la
compostera ya se encuentra activada. Repetí este proceso con el
resto de los módulos hasta tener la compostera totalmente
llena. (Este proceso tomará entre 3 y 6 meses).
Importante: Los residuos húmedos de cocina cortados en trozos
pequeños, mezclados con los residuos secos te darán
óptimos niveles de humedad en la mezcla. Es clave que revuelvas con una
palita cada 2 semanas para oxigenar el material y que lo riegues si se encuentra seco.

Paso 4. Foto: gentileza Terranova Composteras.

4. Cosechá tu compost: Una vez transcurrido el tiempo
necesario remové uno por uno los módulos móviles hasta quedar solamente con el que se ubique más abajo (marcado con el Nº1).
Vas a encontrar un material negro y húmedo llamado compost:
¡el mejor abono que podés darle a tus plantas! Una vez que el módulo se
encuentre vacío, ubicalo al tope de tu compostera y continúa el ciclo.

Respuestas a preguntas que todas nos hacemos sobre las composteras

¿El compost huele mal?

No es cierto. Si hay malos olores es porque la mezcla no se ha
removido lo suficiente o se le han añadido restos no aptos. Ahora
bien, ¿por qué si los residuos huelen mal el compost no? Porque a
diferencia del compost, los residuos suelen estar mezclados con
otros elementos que al descomponerse producen mal olor (carnes,
aceites, comida procesada vencida, pañales, etc.); además, muchas
veces la descomposición se produce de manera anaeróbica (sin
oxígeno), permaneciendo en bolsas cerradas y generando mal olor.

¿El compost atrae roedores?

Falso. Siempre y cuando no se añadan restos de carne ni preparados
con harina, los roedores no estarán interesados en tus desechos
orgánicos.

¿El compost atrae mosquitas?

Las mosquitas no representan ningún problema: más bien al
contrario, contribuyen a la descomposición. Si colocamos material
seco sobre el húmedo reduciremos su cantidad.

¿Y qué puedo hacer con el compost?

Podés colocarlo en todo tipo de plantas o mezclarlo con tierra
abonada para que esta resulte más rica.

¿Qué hago con los líquidos que se filtran?

Los líquidos llamados lixiviados pueden utilizarse como fertilizante
líquido
. Conviene diluirlos en abundante agua ya que, por ser ácidos,
pueden quemar tus plantas.

¿Le pongo lombrices a mi compostera?

Recomendamos incorporar lombrices (del tipo roja o californiana)
pasados los 45 días de activación. Las lombrices aceleran el proceso
de descomposición y requieren de humedad constante. Pueden
adquirirse en algunos viveros, casas de pesca o a través de internet

La compostera que compró Juliana trae 4 módulos móviles, es de
64 litros y mide 50 cm x 50 cm x 60 cm ($ 4.600). Incluye guía de uso, recipiente de acopio de líquidos y material de activación. La marca ofrece dos medidas más.

Notas relacionadas