Vitamina C: lo que tenés que saber (sobre lo que todos hablan)

La especialista en Medicina Orthomolecular Florencia Raele nos explica por qué es importante cubrir el consumo de esta vitamina, sus beneficios para el sistema inmunológico y características.
Vitamina C, un nutriente clave para evitar enfermedades. Foto: 123RF.

Desde chiquitos crecimos escuchando hablar de la Vitamina C como santo remedio para evitar gripes y resfríos.

Se trata de un nutriente esencial para, entre otras funciones, mantener el sistema inumonológico fuerte y preparar al organismo para defenderlo contra las enfermedades.

Pero… ¿Es realmente necesario suplementarse o será suficiente manteniendo una nutrición completa? “A pesar de que la Vitamina C sí puede obtenerse de alimentos, la calidad de los suelos de hoy en día no siempre nos aporta la cantidad que creemos que estamos ingiriendo”, explica Florencia Dafne Raele, la famosa médica (MN 149560) y autora del libro Nutrición Holística.

El acido ascórbico se consigue en farmacias magistrales. Foto: 123RF.

Para despejar dudas en un momento de tanta sobre información e incertidumbre, esta especialista en medicina orthomolecular explica que la Vitamina C está indicada para todas las personas, salvo quienes presenten reacciones alérgica a ella, gastritis, diarrea, síntomas gastrointestinales severos o cualquier enfermedad de base que requiera del consentimiento del profesional a cargo.

Puede interesarte

“La medicina orthomolecular recomienda entre 1 a 2 g diarios según la tolerancia y situación de base (si se trata de alguien sano, de alguien con una enfermedad de base, etc esto varia). Una cifra mucho mayor a la que dan los nutricionistas convencionales que ronda los 70-90 mg/dia. Se puede consumir durante todo el año o por periodos de 2 o 3 meses como prevención”, aclara @beautyfreak.room.

10 beneficios de la vitamina C

  1. Es crucial para mejorar el sistema inmune.
  2. Disminuye la producción de histamina (gran desencadenante de las reacciones alérgicas).
  3. Protege al ADN contra los radicales libres, por lo que previene contra las mutaciones cancerígenas.
  4. Disminuye la muerte por enfermedad cardíaca.
  5. Protege a los espermatozoides de los RL.
  6. Se encuentra implicada en la producción de colágeno; proteína clave para la belleza de la piel y la cicatrización de las heridas/quemaduras.
  7. Disminuye los niveles de colesterol en sangre.
  8. Interviene en la mejor absorción y almacenamiento del hierro.
  9. Favorece en los procesos de desintoxicación por metales pesados.
  10. Previene la peroxidación lipídica (al igual que la vitamina E). 
La Vitamina C también se puede conseguir en cápsulas. Foto: 123 RF.

Características para tener en cuenta

  • Es una vitamina hidrosoluble. Puede encontrarse en 3 formas químicas; ácido ascórbico, ascorbato de sodio y ascorbato de calcio, que se diferencian en sí por el pH (mencionadas en forma creciente: o sea de más a menos ácidas) y el porcentaje de forma activada. Estas características no son datos menores ya que deben ser tomados en cuenta al elegir la forma farmacéutica según el paciente y sus condiciones personales.
  • Puede administrarse por suplementos u obtenerse de los alimentos. Se encuentra naturalmente en verduras de hojas verdes, cítricos, fresas, kiwis, grosellas, papas, perejil, tomate, pimientos y en todos los coles. 
  • Es extremadamente sensible al calor, luz y oxígeno (por lo cual si se consume un jugo cítrico debe ser RECIÉN exprimido y los alimentos deben ser idealmente cocidos al vapor). 
  • Se la considera el eje de la red antioxidante ya que conecta a los antioxidantes hidrosolubles con los liposolubles.
  • Su mecanismo de absorción es saturable, por lo cual dosis extremadamente altas serán eliminadas por orina sin aportar beneficio alguno. Es por eso que se recomienda empezar con una dosis moderada e ir subiéndola según la tolerancia del paciente 
  • Efectos adversos: se han documentado casos de dolores abdominales, mal estar estomacal, diarrea, flatulencias y ardor al orinar o irritaciones en la piel. Ante estos síntomas se recomienda disminuir la dosis y ver si los síntomas persisten.
  • En nuestro país: en formato de acido ascórbico tenemos tabletas efervescentes que se adquieren en cualquier farmacia). La ventaja es que se consigue con descuento con prepagas. La desventaja es que esta forma farmacéutica trae efectos adversos gastrointestinales en pacientes sensibles debido a los excipientes que contiene.
  • Los comprimidos a base de acorbatos pueden adquirirse en farmacias magistrales (bajo receta médica: hechos a medida) o en cualquier casa de suplementos importados.
Ir Arriba