Y un día habló la madre de Greta Thunberg… (y juntas escribieron el libro de su vida)

“La casa está ardiendo” es el título firmado por la activista climática sueca de 17 años junto con su familia que acaba de publicarse en nuestro país. Recientemente, su mamá, Malena Ernman, había contado detalles sobre la dura infancia de la joven símbolo del movimiento “Fridays For Future”. Ahora ella toma la palabra de esta “biografía” de “una familia y un planeta en crisis”
Greta Thunberg sufrió trastornos alimenticios y fue víctima de acoso escolar. Foto. Instagram.

“Dejó de hablar y comer a los 11 años”, cuenta Malena Ernman sobre los desórdenes alimenticios de su hija, Greta Thunberg, en un libro en el que también revela que su hija –emblema del movimiento estudiantil contra la crisis climática “Fridays For Future”– fue víctima de acoso escolar.

Se llama “Nuestra casa está ardiendo: una familia y un planeta en crisis” (en nuestro país lo acaba de publicar Lumen) y si bien se presenta como un libro coral, escrito por Greta Thundberg, junto con sus padres y su hermana, es su mamá, Malena Ernman, la que toma la palabra y narra la vida de una familia extraordinaria por donde se la mire.

Greta Thunberg, la joven activista ambiental sueca durante una marcha, para exigir una política climática más ambiciosa de la Unión Europea.
Greta Thunberg, emblema del movimiento estudiantil contra la crisis climática “Fridays For Future”. Foto: Fotonoticias.

Y el libro exhibe el otro lado de uno de los íconos más poderosos de los últimos años y desde la perspectiva más íntima: una madre hablando de su hija, que “dejó de tocar el piano, dejó de reír, dejó de hablar y dejó de comer (…) Lloraba de noche cuando debería estar durmiendo. Lloraba camino a la escuela. Lloraba en sus clases y durante sus descansos, y los maestros llamaban a casa casi todos los días”, revela Ernman sobre Greta, luego diagnosticada con síndrome de Asperger.

Nace una activista

“Nuestra casa está ardiendo” se remonta al día en el que Greta vio en el colegio un documental sobre la basura en los océanos. “Greta lloró durante toda la película”, contó Ernman para explicar el despertar de la consciencia medioambiental de su hija.

Y el resto (y ya sin spoilear más el libro) es historia reciente conocida.

“Nuestra casa está ardiendo: una familia y un planeta en crisis” (Lumen), escrito por Greta Thundberg, junto con sus padres y su hermana. Foto: gentileza Lumen.

Había una vez… una familia y un planeta en crisis

Así escribió Malena Ernman –en noviembre de 2018- las primeras páginas de “Nuestra casa está ardiendo: una familia y un planeta en crisis)” que acá reproducimos:

Esta podría ser mi historia. Casi como una autobiografía, si hubiera querido escribir algo así.

Pero las autobiografías no me interesan demasiado.

Para mí, las cosas importantes son otras.

Esta historia la hemos escrito Svante y yo en colaboración con nuestras hijas,  y trata de la crisis por la que pasó nuestra familia.

Trata de Greta y Beata.

Pero sobre todo es el relato de una crisis que nos envuelve y nos afecta a todos. Una crisis que hemos generado con nuestra forma de vivir: de espaldas a la sostenibilidad, lejos de la naturaleza de la que todos formamos parte.

Algunos lo llaman consumo desenfrenado, otros hablan de crisis climática. La mayoría de la gente parece creer que esta crisis se está produciendo en algún lugar muy alejado de nosotros y que tardará muchos años en afectarnos.

No es así.

Greta Thunberg, la joven activista ambiental sueca durante una marcha, para exigir una política climática más ambiciosa de la Unión Europea.
Greta Thunberg, la joven activista ambiental sueca ícono de la época. Foto: Fotonoticias.

Porque ya está aquí y crece sin cesar a nuestro alrededor, de muchas maneras distintas. En la mesa del desayuno, en los pasillos de los colegios, en las calles, en las casas y en los pisos. En el árbol que ves desde la ventana, en el viento que te alborota el pelo.

Después de muchas dudas, Svante, las niñas y yo decidimos contar algunas cosas de las que quizá no deberíamos hablar hasta un poco más adelante.

Cuando hubiéramos tomado mayor distancia.

No por nosotros, sino por vosotros.

Seguramente se habría considerado más agradable. Menos incómodo.

Pero no disponemos de ese tiempo. Si queremos tener una posibilidad, no nos queda más remedio que empezar ya a hacer visible esta crisis.

Pocos días antes de que este libro se publicara, en agosto de 2018, nuestra hija Greta Thunberg se sentó delante del Parlamento sueco y comenzó su huelga escolar por el cambio climático; una huelga que todavía dura, tanto en la plaza de Mynttorget de Gamla Stan, en Estocolmo, como en muchos otros lugares de todo el mundo.

Infinidad de cosas han cambiado desde entonces. No solo para ella, sino también para nosotros como familia.

Hay días en que casi tengo la sensación de estar viviendo una historia propia de un libro de cuentos.

Esta nueva edición es un relato ampliado que incluye más escenas del verano de 2018 y lo que sucedió al principio de la huelga de Greta.

P. S.: Antes de que se publicara la primera versión de este libro, declaramos que el dinero que ganáramos con él se donaría a Greenpeace, WWF, Lära med Djur [Aprende con Animales], Fältbiologerna [Biólogos de Campo], Kung över Livet [Rey de la Vida], Naturskyddsföreningen [Asociación Sueca de Protección de la Naturaleza], Barni Behov [Niños con Necesidades] y Djurens Rätt [El Derecho de los Animales], todo por medio de una fundación que hemos creado.

Y así ha sido. Porque eso fue lo que Greta y Beata decidieron.

Beata Ernman y Greta Thungerg.
Beata Ernman y Greta Thungerg. Foto: Instagram.

Más sobre Greta Thunberg: Greta Thunberg es la persona del año 2019 según Time

Ir Arriba