Belleza

Cómo maquillarnos en tiempos de barbijo (¡cambia todo cambia!)

¿Te pusiste a pensar que el hecho de usar barbijo nos hace cambiar la manera de maquillarnos? Sí, dejaremos de usar el gloss y empezaremos a destacar el make up en los ojos.

Nicki Minaj nunca imaginó que el look que llevó en la gala de los premios MTV Video Music Awards de 2011, iba a ser un referente en la era coronavirus. Claro que tampoco imaginó que 9 años después estaríamos viviendo una pandemia que nos obligaría a todos a salir a calle con barbijo.

Nicki Minaj con barbijo y make up fuerte en la mirada, en la entrega de los MTV Video Music Awards 2011.

“Con la incorporación del barbijo, los labios pasan a ser historia y se van a destacar los ojos“, sentencia la maquilladora Luchi Numer, de Estudio Numer.

Y afirma: “Para las que les cuesta mucho incorporar el maquillaje de ojos con sombras y delineados, recomendamos que tengas las cejas muy bien perfiladas, de la forma en la que más se resalten sus ojos, sienes y pómulos. Ayudando con mascara de pestañas y maquillaje de cejas. Te destacás todo en minutos y con solo dos productos!”

Adiós al gloss

El gloss y la barra de labios tendrás que sacarlas de porta cosméticos. E incorporar los labiales intransferibles: son ideales porque no van a manchar la tela del barbijo.

El regreso del smokey eyes

“Para las que están un poco más avanzadas y se animan a algo más, lo ideal va a ser hacerse un esfumado con sombra sobre la línea de las pestañas. ¡Olvidense del delineado en lápiz! Con el calor que va a generar el barbijo, se va a derretir la grasa del delineador y se va a correr mucho más rápido que de costumbre. Así que sombra, máscara y unas buenas cejas“, señala Luchi.


“Si sos fan del maquillaje, podés satinarte bien los pómulos y las sienes, destacar esa zona mucho y animarte a un buen smokey eye. Acordate que esa técnica no es exclusiva de la sombra negra. Podés hacerte smokey bordó, cobre, verde, azul o el que tono que más te divierta. Y, como siempre unas buenas pestañas y las cejas bien cuidadas!”, concluye Luchi.

Notas relacionadas