Dime cómo son tus manos y te diré de qué forma tenés que cortarte las uñas

Saber limar las uñas forma parte de una buena manicura, de ello depende si tus manos se ven favorecidas o no. ¿Querés saber cuál es el estilo que mejor se adapta a las tuyas? Leé con atención.

Pensaste alguna vez qué influye a la hora de elegir las formas de tus uñas? Expertos afirman que mientras más largas las tengas, más cuidados necesitan. Por eso de acuerdo a su longitud también estarán expuestas a sufrir roturas.

Tener las uñas impecables forma parte de una rutina de belleza, las manos hoy son un punto de mira y es fundamental tener en cuenta, en función de tus dedos, cuál es la forma perfecta que debe tener tu manicura.

¿Dedos cortos? ¿Delgados? ¿Gruesos? Eso es lo que importa más allá de tus gustos y lo que está de moda. Observá cómo es tu mano y tomá nota:

Si tu mano posee dedos cortos, la forma de tus uñas debe ser ovalada, de esta manera se produce un efecto visual que simula alargarlos. Eso sí: la longitud no tiene que ser exagerada sino las uñas se verán en desequilibrio con tus manos.

Ahora bien… si tus dedos son delgados, las uñas ideales son cuadradas. Esta forma estilizará tu mano y además potenciará la finura. Consejo: no deben exceder la yema de los dedos.

Pero qué ocurre cuando tus dedos son gruesos o “rellenitos”, en este caso, lo mejor para tus uñas es limarlas con forma redondeada y siguiendo el aspecto natural del mismo. Solo así se consigue engañar a la vista, ópticamente las manos se verán más delgadas. Con respecto a la longitud, favorece que sean ligeramente largas.

¡Ya no tenés excusas! Las manos son una fuente de información, cuidalas.

Ir Arriba