Qué es el método japonés de la toalla para tener la panza chata

Si querés que suene más pro, decile “método Fukutsudzi”, por el nombre del médico que detectó que la clave para reducir cintura y abdomen es la postura. Solo necesitás una toalla y ¡a ejercitar! Para estar mejor y contra la pancita de cuarentena.

Para enfrentar al rollito que “nos apareció” durante la cuarentena y acercarnos al ideal de la panza chata, hay un método japonés para reducir cintura y abdomen ideal para implementar en casa.

El método de estiramiento que logra la ansiada panza chata. Foto: Gentileza Alberto Brescia

Se trata de un ejercicio de estiramiento donde no necesitás ni aparatos, ni demasiado espacio, ¡tampoco saltar!

Una toalla y estiramiento: la fórmula del éxito

Es un método que permite reposicionar tu pelvis y tus vértebras de forma que la distribución de la grasa abdominal se modifique (o al menos se ve a de otra manera). En otras palabras: ¡no más pancita!

Fue ideado por el médico japonés Toshiki Fukutsudzi hace ya una década. y su creador asegura que, además de lograr una buena postura, vamos a poder reducir centímetros en la cintura.

Pero atención: este método japonés no hace milagros. No quema grasas pero sí ayuda (y mucho) a la elongación y alineación de la columna. Chau dolor de espalda.

Tan solo necesitas: una toalla. Sí, ¡una toalla!

Paso a paso: el método japonés de la toalla

Podés sujetar la toalla con una gomita para evitar que se desenrolle. Lo ideal de estos ejercicios es que no necesitás mucho. Lo resolvés con lo que tenés en casa:

Enrollá una toalla de mano -fijate que quede con forma de rodillo (y/o pionono) de unos 10 cm de diámetro y unos 40 cm de largo (calculá el largo de tus hombros).

PASO 1. Acostate boca arriba sobre un mat (o en una superficie donde no te patines). Ubicá la toalla justo en las lumbares, encima del sacro. Alineada ca la altura del ombligo.

Un ejercicio ideal para hacer en casa en cuarentana: solo necesitás una toalla. Foto: Gentileza Alberto Brescia

PASO 2. Estirá las piernas, ubicalas ligeramente separadas. Los talones deben estar separados unos 20 cm. y -es importante- colocá los pies mirando hacia dentro: que los talones queden separados y los dedos pulgares se toquen.

Debés lograr tocar los pulgares de los pies. Foto: Gentileza Alberto Brescia

PASO 3. Ahora estirá los brazos por encima de tu cabeza. Mantenelos ligeramente separados y con las palmas de las manos giradas, hacia el piso. Hacé que los meñiques se toquen.

Sentí cómo los músculos de tu cuerpo se estiran, Agus Dandri, editora de Para Ti Fit ¡nuestra mejor modelo! Foto: Gentileza Alberto Brescia

PASO 4. Aguantá en esta postura 5′.

Respirá profundo mientras los músculos de tu cuerpo se estiran, la columna se recoloca y la panza se endurece. Separá y juntá los dedos de los pies. Pasado el tiempo, relajá la postura.

Hacé tres series en total. Y, para levantarte, girá suavemente de costado.

Puede interesarte

Palmas hacia abajo y lográ que los meñiques de toquen.

Para que todo sea equilibrado y de paso obtener mejores resultados, además de los 15′ de esta forma, hacé otras tres series a la inversa.

Boca abajo. Tus brazos y piernas deben estar en la misma posición.

El método japonés Fukutsudzi permite mejorar la postura, ¡panza chata! Foto: gentileza Alberto Brescia.

También te puede gustar: Este es el ejercicio clave de Jennifer Lopez para tonificar los glúteos

Ir Arriba