La vida a bordo con una bebé recién nacida (y en medio de la pandemia en Brasil)

Hace tiempo venimos siguiendo la historia de la familia del Barco Amarillo. Ellos son Constanza Coll, Juan Manuel Dordal, Ulises y la flamante integrante de la tripulación: Renata. Esta familia argentina decidió dejar todo en Buenos Aires y hacerse a la mar. La pandemia los sorprendió con el embarazo avanzado y anclaron frente a Río esperando el parto. Todo salió maravillosamente y bebé ya hace vida de a bordo.
Felices los cuatro. Con Renata ya a bordo. Foto: IG.

Constanza Coll y Juan Manuel Dordal fueron papás por segunda vez, y Renata ya hace 5 días que hace vida de a bordo. Ella cumplió una semana de vida y es la nueva adoración de su hermano Ulises (4).

Renata recién nacida. Foto: IG.

Ellos son argentinos pero hace año y medio que decidieron dejar todo en Buenos Aires para recorrer las costas del Brasil embarcados en su Barco Amarillo. Nunca imaginaron que la pandemia de coronavirus los iba a sorprender con el embarazo avanzado de Renata. Así que improvisaron y eligieron tenerla en la Maternidad San Francisco de Río de Janeiro que no trata a pacientes con covid 19. Así los últimos días del embarazo de Constanza los transcurrieron en cuarentena a bordo, frente a la costa de Río.

Bebé a bordo

Constanza y Renata. Foto: IG

Renata nació por cesárea el 1° de junio, tal como estaba previsto. “El parto fue buenísimo. Hicieron una excepción con nosotros, y dejaron entrar a Uli a la habitación. Todo fue súper cuidado, los médicos que estaban en la cirugía se habían hecho antes el test de coronavirus y tienen como rutina hacérselo una vez por semana para asegurarse de estar en condiciones para los partos”, le contó a Para Ti Constanza.

La ropita de Renata colgada en el barco. Foto: IG.

Lo que nos causa más gracia es que cada vez que embarcamos o desembarcamos. Ya con un día de cesárea me subí al bote. Desembarcamos con la cachorra (adoptaron durante la travesía a una perrita), con Renata en el huevito, Ulises, y yo todavía con los puntos de la cesárea que me los sacan el viernes. Juan rema”, nos cuenta Constanza.

Primer desembarco de Renata en una isla sin gente. “Como Adán y Eva”, comentó Constanza. Foto: IG.

“Renata está bárbara. Nació con poco peso y perdió bastante. Ahora está tomando pecho todo el tiempo y ya recuperó los 300 gramos que había perdido”, señala Constanza.

Nueva tripulante en el Barco Amarillo

Renata en la playa. Foto: IG.

Constanza cuenta que fue una odisea el tema de la vacunación de Renata: “En Brasil, las vacunas se dan en puestos de salud públicos. Teníamos miedo por la pandemia. Tuvimos dos intentos fallidos, porque no la conseguíamos. Fuimos bien temprano para no cruzarnos con gente. Finalmente le pudimos dar las vacunas del calendario brasilero y hacerle los controles”.

Puede interesarte

Así fue Constanza a vacunar a Renata. Foto: IG.

“Ahora me quedan sacar los puntos el viernes y estaríamos listo para zarpar a Ilha Grande. En Angra Dos Reis vamos a pasar los primeros meses de Renata. Es una reserva de naturaleza, con nadie, porque el turismo se fue. Hay excepcionales casos de coronavirus allí“, aclara Constanza.

Renata en el camarote. Foto: IG.

Renata duerme prácticamente toda la noche, se despierta para comer nomás y Ulises la está recibiendo día a día mejor. Al principio fue un shock. Él sabía que venía una hermana, pero verla en vivo y en directo es distinto que en la panza de la mamá. Renis le trajo un regalo de Lego que es un favorito y de a pocos se van conociendo. Él está muy pendiente de Renis, de cuando llora, cuando tiene hambre…”, expresa orgullosa la mamá. Y concluye diciendo: “Creo que van a ser grandes compañeros de aventura“.

Ulises y Renata. Foto: IG.
En el camarote. Foto: IG
Renata ya disfruta la vida de a bordo. Foto: IG.
El desembarco con Renata, toda una aventura. Foto: IG.
Ir Arriba