Quién es la puericultora y cuál es su rol en la maternidad – Revista Para Ti
 

Quién es la puericultora y cuál es su rol en la maternidad

Sol Argüelles es puericultora y explica cuál es la función de su rol durante la gestación, preparación para el parto y la lactancia, puerperio, la vuelta al trabajo remunerado de la madre y su stock de leche, hasta el momento del destete.
Lifestyle
Lifestyle


Posiblemente muchas de ustedes se deben estar preguntando, ¿qué es una Puericultora? pero, ¿de qué se trata? La palabra Puericultura viene del latín “Pueri, niño”, y “cultura, cuidado, cultivo” y significa “cuidado de la niñez”.


Desde nuestro rol, no solamente tenemos cuidado en el niño, sino en el binomio mamá-bebe, priorizando un vínculo amoroso y respetuoso. Acompañamos desde la gestación, preparación para el parto y la lactancia, puerperio, la vuelta al trabajo remunerado de la madre y su stock de leche, hasta el momento del destete, con una mirada basada en la crianza respetuosa.


Nuestro foco está puesto en brindar información valiosa y actualizada, para que las familias, encuentren cuál es su mejor forma de mapaternar. No hay una manera, cada familia va a ir descubriendo con qué se siente más a gusto y ahí estaremos nosotras para acompañar su deseo, siempre con respuestas desde la evidencia científica, nunca desde el prejuicio personal.


Si me preguntan ¿Qué hacemos? Mi respuesta es muy simple, acompañamos el deseo desde el respeto y la empatía, apoyando y promoviendo la lactancia materna. ¿Ahora si una familia decide no amamantar puede contactar a una puericultora? Absolutamente sí, que tengamos a la lactancia materna como bandera y promovamos a la lactancia como el alimento de oro, no implica que no atendamos las necesidades de aquellas familias que no amamantan.


Dar un biberón es un acto de cuidado y amor, que también merece sostén y acompañamiento. Nadie nace sabiendo cómo mapaternar, la crianza respetuosa no es dar la teta, hacer colecho y portear, entonces más allá de con que estemos alimentado nutricionalmente a nuestros hijos, la prioridad es el vínculo y el amor que es el alimento transversal a lo que come.

Las Puericultoras trabajamos de forma complementaria a sus pediatras, nuestra labor aporta al trabajo médico una mirada más allegada a la familia, generalmente sienten que hay otra cercanía con nosotras, una escucha activa y un tiempo más amplio de atención que generalmente en el consultorio no se da. Muchas de nosotras vamos a sus domicilios, las consultas se hacen con un tiempo amplio y tranquilo, respetando los tiempos de la mamá y su bebe, la puesta al pecho, la escucha, observando un todo.


Hoy en día la tecnología nos permite atender a todo el mundo, familias del otro lado del hemisferio nos conectan y se generan situaciones muy bellas, de acompañamiento y sostén. Muchas argentinas en el mundo buscan nuestros servicios, sabiendo que hay una calidez en las raíces que no se encuentra en otro lado.


Desde hace años nosotras ya formamos parte de algunos equipos de salud de Hospitales o clínicas privadas, aunque aún no se reconozca de manera formal nuestra profesión. Esto implica que sólo unas pocas pueden acceder a nuestros servicios, o porque se atienden en estas instituciones o porque pueden abonar una consulta particular. Ni las Obras Sociales, ni las prepagas nos tienen en sus cartillas por este motivo también, hace aún más elitista nuestro
acompañamiento. También hay algunas escuelas de puericultura que ofrecen consultas gratuitas como práctica de sus estudiantes o sus pasantes.


Nosotras apuntamos al trabajo transdisciplinario de equipo, de ida y vuelta con todos los profesionales que intervienen en el acompañamiento, así encontramos los mejores resultados. En el día a día, compartimos consultantes con pediatras, odontopediatras, fonoaudiólogas, otorrinolaringólogos y muchos más en pos del beneficio de las familias.


Si, hablamos de consultantes y no de pacientes. Las familias que llegan a nosotras tienen un rol principal y activo, si pensamos en pacientes pensamos en alguien que acata indicaciones. Nosotras guiamos a las familias para que encuentren la mejor forma, su forma. Por supuesto que siempre con un aval científico, explicando cuales son los riesgos y beneficios de tal o cual práctica, pero la familia es quien tiene protagonismo en la consulta.

Los profesionales de salud estamos cambiando y los acompañamientos también, es fundamental sacar la mirada del profesional y ponerla en la familia, en sus necesidades, dinámicas y rituales. Escuchar y empatizar son la mejor forma de lograr buenos resultados.


¿Cuándo es el mejor momento para contactar a una puericultora? Nuestro trabajo se caracteriza principalmente por la prevención, entonces recomiendo comenzar con una consulta prenatal una vez entrado el tercer trimestre de gestación, para ir conociéndose (así como sucede con la partera), poder charlar de cuestiones relacionadas con el parto, la hora sagrada, la lactancia y necesidades del recién nacido, entre otros temas importantes.

Una vez nacido el bebe podríamos volver a encontrarnos, o no. Esto depende de la necesidad de cada familia. Lo bueno es que la familia ya tiene una persona referente para contactar las veces que necesite con dudas que vayan surgiendo en la crianza. Sabemos que el puerperio no es fácil, necesitamos sobre todo apoyo, acompañamiento, sostén e información para poder atravesarlo de la mejor forma posible.


Mi recomendación a aquellas mujeres que están embarazadas, con bebés pequeños o en la primera infancia, pidan ayuda, busquen acompañamiento profesional. Hay muchos mitos dando vueltas que no ayudan y generan complicaciones donde no las hay. ¡La información es poder!


Fuente: Sol Argüelles, Puericultora (@solarguelles.puericultora)

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig